Marcas

Ícono del catolicismo y del fútbol

El santo padre, Jorge Mario Bergoglio, como buen argentino es un apasionado por el rey de los deportes. Es un conocido hincha del club argentino San Lorenzo

SanLorencista. El Papa, en medio de una multitud, saludado con una bandera de su club.

SanLorencista. El Papa, en medio de una multitud, saludado con una bandera de su club. 24.media.tumblr.com

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:05 / 08 de julio de 2015

Francisco llega hoy a Bolivia. También el deporte nacional y en especial el fútbol le dan la bienvenida. Es un Papa apasionado por el más popular de los deportes y no oculta el amor que siente por una camiseta en particular, la del club San Lorenzo de su país natal Argentina. “Es un Papa sudamericano, muy cercano a nosotros. Francisco, como buen argentino, es muy futbolero”, dijo ayer Guido Loayza,  presidente del Bolívar, el club de fútbol más laureado de Bolivia.

El año pasado, justamente Bolívar fue rival de San Lorenzo en la semifinal de la Copa Libertadores de América, que a la postre ganó el equipo argentino “teniendo ya como refuerzo al Papa”, se bromeaba.

Desde chico, Jorge Bergoglio —ése es el nombre del papa Francisco— disfrutaba de los partidos con sus amigos en un terreno ubicado en la Iglesia Medalla Milagrosa, en su barrio natal de Flores. Y fue su padre, Mario Bergoglio, quien lo inició en este camino y le contagió la pasión por su equipo favorito, San Lorenzo de Almagro, que fue fundado en 1908 por Lorenzo Mazza, un cura salesiano también argentino, para rescatar a los niños que vivían en las calles, expuestos a las drogas, los vicios y el odio a la Iglesia.

“Yo soy católico y creo en Dios. La visita del Papa es un privilegio que debemos saber aprovechar para bien de todos. Nos sirve como un impulso anímico para ver la vida con mayor fe en Dios y ver con mucho más positivismo”, opinó el presidente de The Strongest, César Salinas.

El inicio del papado de Francisco coincidió con el momento más dulce de la historia de su San Lorenzo, que encadenó el título del Inicial de 2013 en Argentina con el de la Copa Libertadores, el único de su historia en el gran torneo sudamericano. Y con ello, su clasificación para el Mundial de Clubes que disputó en Marruecos, aunque ya no lo pudo ganar.

El estadio actual de San Lorenzo, el Nuevo Gasómetro, está situado en el distrito donde nació y vivió el actual Pontífice hasta los 20 años. Desde muy joven su afición al fútbol y al San Lorenzo dejaron huella en su carácter y a medida que iba escalando en la jerarquía de la Iglesia Católica esa pasión se hacía más pública.

Fue él el elegido para bendecir la capilla del club y allí afirmó que su segunda Biblia era “El Libro de Oro de la Historia de San Lorenzo”, una anécdota que los hinchas recordaban con orgullo cuando la fumata blanca anunció al Papa que iba a sustituir a Benedicto XVI tras su renuncia, un argentino desconocido para muchos en el mundo pero que desde entonces es el mejor embajador del club.

Apenas unos días después de su elección como Papa, San Lorenzo jugaba un partido en el estadio de Colón en la ciudad de Santa Fe, a unos 500 kilómetros al norte de Buenos Aires. Allí hinchas del equipo acudieron con sotanas y los jugadores del equipo lucieron camisetas especiales, con el nombre “Papa Francisco”.

El Papa, que según San Lorenzo paga “religiosamente” su cuota social al club y que tiene el número de socio 88.235, ha podido, desde su despacho en el Vaticano, disfrutar con los últimos éxitos del equipo, empezando por el torneo Inicial de 2013. “¡Qué alegría!”, exclamó Jorge Bergoglio cuando le informaron del éxito del Ciclón, tras un empate 0-0 ante Vélez Sarsfield. Pero en agosto de 2014, San Lorenzo tocó el cielo con su primera Copa Libertadores y Francisco disfrutó de nuevo desde la distancia, esa vez en un viaje a Asia.

“San Lorenzo es el club de mi familia. Mi padre jugó en su equipo de básquet. Y cuando éramos niños, íbamos con mi madre” al estadio, explicó entonces, regresando desde Seúl. Días más tarde pudo recibir en audiencia en el Vaticano al club de sus amores.

“Saludo a los campeones de América, el equipo de San Lorenzo, aquí presente. Es parte de mi identidad cultural”, dijo el Papa en español en una audiencia general, antes de saludar uno por uno a los futbolistas y directivos del club, que le regalaron una camiseta y le presentaron el trofeo. La relación Francisco-San Lorenzo ha sido por lo tanto en estos últimos años muy estrecha, hasta el punto de que el club anunció que su nuevo estadio, en el barrio de Boedo, llevará el nombre de “Papa Francisco”.

Los datos

Un deportista

El primer Papa que visitó Bolivia fue Juan Pablo II. “Era un Papa deportista”, recordó el presidente de Bolívar, Guido Loayza, en alusión a Karol Józef Wojtyła, quien practicó fútbol, esquí, natación y montañismo.

Un futbolero

Francisco jugaba fútbol de joven en el barrio de Flores, donde está hoy el estadio Nuevo Gasómetro de su club San Lorenzo.

Clubes saludan la ilustre visita papal

‘Es un papa muy cercano’: Guido Loayza, presidente de Bolívar 

“Es un Papa sudamericano, muy cercano a nosotros. Si alguna vez se da la oportunidad de visitarlo en el Vaticano, con gusto le llevaría un presente, la camiseta del Bolívar”.

‘Le pediría mucha bendición’: César Salinas, presidente de The Strongest

“La visita del Papa es un privilegio para todos. Si pudiera le pediría mucha bendición para todos los bolivianos, para absolutamente todos los que vivimos en este país”.

‘Hay que escuchar sus enseñanzas’: Ernesto Álvarez, presidente de Oriente

“La visita del Papa es algo ilustre, se trata de una personalidad latina, sudamericana. A estos hombres no hay que pedirles nada, simplemente escuchar de ellos sus enseñanzas”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia