Marcas

Jhasmani ‘Después quiero ir a Francia o Italia’

‘Embajador’ Bolívar lo transfirió al fútbol de Catar, donde jugará por una temporada (hasta mayo de 2014). El futbolista quiere dar luego el salto a Europa.

Jhasmani Campos. Foto: Pedro Laguna

Jhasmani Campos. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

02:23 / 15 de julio de 2013

Jhasmani Campos deja Bolívar después de dos temporadas. En su tercera oportunidad de marcharse al fútbol del exterior, eligió Catar, donde jugará en el Muaither SC, un equipo que acaba de ascender a la máxima categoría.

Vivirá en un mundo diferente, de costumbres extrañas; en un ambiente extremadamente caluroso y jugará en un fútbol que trata de hacerse conocer cada vez más y que alista la fiesta para ser sede del Mundial 2022.

—  ¿A qué cosas diferentes tienes que acostumbrarte en Catar?

— Me encontré con una ciudad (Doha) muy moderna, gente con costumbres muy diferentes a las nuestras e inclusive a Europa. También el idioma, ya que se habla el árabe y el inglés. Me va a tocar aprender, voy a tomar cursos, ya que voy a tener que sobrevivir en ese medio. Pienso contratar a una profesora particular, aunque por suerte en cuanto al plantel no voy a tener mucho inconveniente porque el técnico habla muy bien el español y me ayudará bastante. Con relación al clima, creo que lo sobrellevaré, a pesar de que las temperaturas son altas y llegan o sobrepasan los 40 grados  centígrados, es decir hace bastante calor, es por eso que por la tarde las actividades se inician recién a las 16.00 y los equipos se entrenan generalmente en horas de la noche.

— ¿Cómo es tu nuevo club?

— El Muaither SC es nuevo, pero tiene todas las comodidades para trabajar. El equipo recién ascendió de la Segunda División y tiene como objetivo mantenerse en Primera. Está haciendo los esfuerzos correspondientes para reforzar bien el plantel, donde hay africanos, también de Serbia e incluso se aguarda a un jugador uruguayo. Su cuerpo técnico está integrado por profesionales franceses.

— ¿Catar tiene una liga competitiva?

— Por lo poco que observé y me hicieron conocer, sin duda alguna será una liga muy difícil; de hecho hay jugadores de renombre como por ejemplo Raúl González, que estuvo en el Real Madrid español y el Shalke 04 de Alemania; también llegó Chucho Benítez, del América de México. Es decir, los clubes están contratando futbolistas de jerarquía para hacer una liga competitiva. Todos quieren potenciar sus equipos y seguir creciendo con el objetivo de ser conocidos, teniendo en cuenta que en 2022 el país será sede del Campeonato Mundial.

— ¿Se podría decir que   tu tercer intento de irte  al exterior fue finalmente  el de la vencida?

— Sí, felizmente se dio. Creo que el gerente de BAISA (SRL, la sociedad que administra a Bolívar), César Vento, manejó muy bien las gestiones, por eso le agradezco y me siento muy contento; además tranquilo porque creo que puedo rendir. Si bien no pudo ser en el Gremio de Brasil, porque era muy joven, y en Rusia no se dio la opción, esta será mi primera salida oficial y trataré de esforzarme al máximo. Además, ojalá pueda abrir espacios para que otros compañeros tengan la oportunidad de ir al Medio Oriente.

— ¿Hubo otras opciones esta vez?

— Sí, las que manejaba mi representante, Daniel González, pero salió la de Catar y, tras analizar con mi familia los pros y contras, optamos por aceptarla. La vi conveniente en todos los aspectos, pasé la revisión médica y firmé por una temporada, hasta el 31 de mayo del próximo año; en todo caso existe una cláusula de opción de compra, así que está en mis manos el poder demostrar mis condiciones y ganarme esa posibilidad.

— ¿Podrías quedar en libertad sin tener que retornar a Bolívar?

— Sí, se podría dar aquella situación: mi contrato con Bolívar concluye en junio de 2015 y si las cosas salen bien y se da la opción de compra, me quedaría en el club Muaither SC. Ahora, mi primer objetivo es precisamente ese y el segundo es ir a otro tipo de fútbol, que se pueda dar en Francia o Italia. Tengo que mostrar una gran producción individual y ser un aporte para mi equipo.

— Vivir en Catar solo no debe ser bonito, ¿tu familia se irá contigo?

— Por supuesto que me la quiero llevar. Es un país tranquilo, el ambiente es muy familiar, así que tener a mis seres queridos junto a mí sería importante. Primero voy a instalarme y luego llevar a mi esposa y mis hijos, ellos también van a ser un gran apoyo.

— ¿En lo económico la  diferencia es grande con Bolívar?

— La verdad es que son cifras bastante buenas las que voy a percibir, pero tampoco es algo que me vaya a salvar la vida o el futuro; es algo que debo aprovechar porque se da la posibilidad, y espero abrirme otras puertas para seguir mejorando.

— ¿No será más difícil ser tomado en cuenta para la selección nacional?

— Yo estaré siempre con la predisposición de serle útil a la selección, si el técnico me toma en cuenta. Si bien uno jugará en un lugar que muchos dicen que no es tan competitivo, yo voy con el objetivo de no perderme y de hacer una buena campaña para tener posibilidades de continuar en la selección. No es una liga desconocida, al contrario, la están jerarquizando con la llegada de jugadores de trayectoria.

— ¿Estar en la Academia te ayudó a dar el salto?

— En la Academia tuve momentos increíbles e inolvidables y eso que fue poco tiempo, sólo dos años. Estoy muy agradecido con la hinchada que desde el principio me apoyó, desde el momento de mi llegada lo hizo. También pasaron situaciones difíciles en su momento, que todo el mundo lo sabe (entre otras cosas una lesión en una mano por un accidente en el gimnasio): no pude jugar el primer torneo, pero después las cosas se dieron y empecé a marcar goles e incluso conseguimos el título. También le estoy muy agradecido a la misma gente del club, como don Marcelo Claure, Guido Loayza, Martín Claure, todos ellos hicieron posible mi salida.

— ¿Les mandarías un mensaje a tus excompañeros, de quienes no pudiste ni despedirte?

— Yo los considero mis compañeros y les agradezco porque si no hubiese sido por el apoyo de ellos, esto (su transferencia) no hubiera ocurrido. El fútbol es un juego de conjunto y el grupo tiene que ver mucho. Uno solo, ni el mismo Leo Messi, nadie puede decir que lo hace todo solo, sino que para lograr los objetivos aportan todos. Así que deseo que Bolívar tenga una linda temporada, que siga cosechando logros para el club, merece ganar muchas cosas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia