Marcas

Joaquín botero: ‘No me pasa por la cabeza el dejar de jugar’

Goleador A sus 35 años ya no es el mismo. Las lesiones no le han permitido jugar seguido esta temporada. Sin embargo, cree que aún tiene cuerda

Joaquín Botero

Joaquín Botero

La Razón / Jaime Ayllón

03:18 / 25 de noviembre de 2013

Joaquín Botero es hoy por hoy el máximo goleador histórico de la selección. Además, es el segundo anotador en actividad en la historia de la Liga, detrás de José Alfredo Castillo. Pero en la actualidad, luciendo la camiseta del “benjamín” Sport Boys, lleva en el torneo Apertura sólo un tanto, convertido —de penal— la semana pasada, y ha jugado menos de 100 minutos en 17 jornadas.

— ¿Por qué un jugador de tu talla no ha podido aparecer en este torneo liguero?

— Las lesiones me impidieron tener regularidad a lo largo de este semestre y del torneo en sí; un desgarro en el muslo me alejó de las canchas. Tras cumplir con el periodo de rehabilitación volví, pero también sucede que uno trabaja para jugar, aunque la decisión es del técnico, que evalúa qué jugador le va a servir para un determinado partido, así que me toca tener paciencia. Cuando me tocó jugar siempre busqué hacerlo de la mejor forma posible .

— ¿Las lesiones tendrán que ver con la edad?

—  No sé. Ahora me están llegando como no había ocurrido antes. Un desgarro me trajo a maltraer, no me dejó jugar como quería, pero ahora estoy totalmente recuperado y quiero terminar de la mejor  forma este semestre, que ha sido complicado precisamente por los problemas físicos, los que casi nunca me persiguieron anteriormente. Pero son cosas que pasan en el fútbol, y sí, no tengo 23 años sino 35 y es más difícil a esta edad.

— ¿Lo que te ha pasado te ha hecho pensar en el retiro?

— No. Sigo siendo feliz, contento con lo que hago, me gusta jugar. Más allá decidiré cuándo voy a dejar el fútbol. Hoy me gusta entrenar al máximo, por lo que mi continuidad no está en duda. Seguramente analizaré qué va a pasar más adelante. Mientras tanto en la parte física estoy bien y seguiré mejorando. No me pasa por la cabeza el dejar de jugar.

— ¿Cuándo te retires del fútbol será para entrenar?

— No me veo como técnico, la verdad para nada, porque soy una persona que no habla mucho y para ser entrenador  tienes que hablar bastante, es un factor principal para poder llegarle al jugador y hacerle entender tu forma de pensar en lo futbolístico, transmitirle tus ideas y convencer al grupo de lo que quieres como conductor. Si no tienes ese don es complicado que puedas dirigir. Yo no lo voy a hacer.

— ¿Cómo es la experiencia de jugar en un equipo recién ascendido como Sport Boys?

— Es que en este campeonato tuvimos mala suerte. Si te das cuenta no hubo equipos superiores al nuestro, quizás uno que otro. Queremos terminar de la mejor forma y luego apostar con todo para permanecer en la Liga y buscar algún premio en el próximo campeonato. Una cosa debemos reconocer: los partidos se ganan con goles y ahí tuvimos problemas.

— ¿Así como está armado el equipo puede dar más?

— Sí, y creo que en el siguiente campeonato vamos a mejorar y ser protagonistas, porque tenemos un buen grupo humano, excelentes compañeros, buen equipo. Por ser la primera vez fallamos en algunas cosas, pero nos estamos encaminando bien para afrontar lo que vendrá en la temporada que se avecina.

— Un hombre de tu experiencia, ¿cómo ve al fútbol boliviano, hay evolución?

— No podemos decir que no haya renovación, sí la hay. Por ejemplo aparecieron nuevos delanteros, de buen nivel y con buen futuro. Lo que pasa es que hay que continuar dándoles oportunidad a esos jóvenes para el bienestar y el futuro de nuestro balompié. Veo futbolistas con mucho talento.

— ¿Qué crees que pasó con la selección y su nueva eliminación?

— Eso no es de hoy, está desde hace mucho tiempo, de manera que ya no sorprende. Efectivamente es tiempo de cambiar y darle otra expectativa a la gente. Para ello es importante darles a los jóvenes la posibilidad de que jueguen una buena cantidad de partidos internacionales y que vayan ganando un poco más de experiencia de cara a la siguiente eliminatoria. Creo que se debe aprovechar al máximo la próxima edición de la Copa América, que puede constituirse en un banco de pruebas, y que sea una ventaja para observar a esa nueva camada.

— ¿Qué cosas hay que cambiar?

— No sé por qué los dirigentes se aferran tanto a sus cargos, no sé cuál es su interés, hay muchos que ya están bastante tiempo y no ganaron nada, no clasificaron a un Mundial a la selección, entonces no tienen en qué respaldarse; por lo tanto deberían irse y dar oportunidad a otra gente que pueda manejar los diferentes estamentos de nuestro fútbol de la mejor manera.

— ¿Qué clase de Mundial  vamos a ver el próximo año?

— Sin duda alguna será un torneo donde observaremos en lo individual a jugadores de gran talento y capacidad. Van a estar Messi y Cristiano Ronaldo, los dos mejores, entre otros. Y veremos un gran juego de conjunto, con diferentes propuestas en lo táctico. Buscar un favorito entre las 32 selecciones clasificadas va a ser complicado, yo creo que el desarrollo de la primera fase nos dará una buena idea, y esperemos que el fútbol sudamericano sea protagonista. Yo creo que las selecciones de este lado pueden pelear por las situaciones de privilegio.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia