Marcas

Juan Antonio Loayza: ‘Podemos alcanzar nuestros sueños’

Nació sin capacidad visual. A los cinco años  comenzó a jugar y hoy es campeón americano

El ajedrecista Juan Antonio Loayza.

El ajedrecista Juan Antonio Loayza. etniasbolivianas.com

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

01:41 / 11 de noviembre de 2013

Desde que nació, Juan Antonio Loayza Velasco padece una ceguera casi absoluta. Apenas distingue algunas sombras, pero que no ayuda en nada. Y a pesar de esa discapacidad, se dejó capturar por el ajedrez a los cinco años y compite desde los 14 años. Hoy, este boliviano es campeón Americano de Ajedrez para personas con limitación visual.

Es un ejemplo. Para él no hay discapacidad que valga y se plantea objetivos como todos en la vida, hasta alcanzarlos. Uno de ellos tiene que ver con la disciplina deportiva que lo apasiona. Su desarrollado tacto y la escritura Braille le ayudan perfectamente a ponerse detrás de un tablero y a enfrentar a rivales de su misma condición.

“Pienso que las personas con discapacidad no deberíamos sentir que tenemos limitaciones. Hay que evitar compadecernos, más bien hacer todo contrario, seguir en la lucha por alcanzar conocimientos y aplicar todo lo que aprendemos. No tenemos que ser nosotros mismos los que nos pongamos trabas”, dice Loayza, que es un pensador reconocido en el ámbito del ajedrez boliviano.

Para él, la vida “es como un torneo de ajedrez, así como se comparte con la gente se combate y uno va siempre con el objetivo de salir adelante”. Mediante el deporte ha encontrado “nuevas rutas y la idea es seguir adelante. Los discapacitados, cualquiera sea el mal que tengamos, debemos soñar y alcanzar esos sueños”.

Es un agradecido con su abuela Pastora y su tío Mario Velasco, las dos personas que lo criaron y con quienes vive. También le agradece a su mamá Gladys que le hubiera apoyado en varias operaciones con la finalidad de devolverle la vista, aunque finalmente fue imposible lograr la visión.

“No me importó saber que no iba a ver nunca, me dedico, me esfuerzo y salgo adelante igual”. Su tío le inculcó el ajedrez. Él consiguió un tablero con fichas especiales y le enseñó a jugar.

El ajedrez es un deporte de larga tradición entre las personas ciegas, quienes sólo necesitan algunas adaptaciones en el material de juego para jugar. El tablero tiene los cuadros negros ligeramente más altos (“como un altorrelieve”, sostiene) que los blancos, para hacerlos diferenciables al tacto. Además la forma entre las fichas blancas y   negras también difiere.

“Mi tío consiguió un tablero de ajedrez y unos tornillos para sujetarlo. Las fichas negras son peinadas; mientras las blancas son calvas y esa es la diferencia”. Las partidas entre ajedrecistas ciegos se juegan en dos tableros.

Considera que la posición inicial de uno frente al tablero es decisiva. A partir de ahí, las reglas son iguales, solamente que el tablero está adaptado (cada casilla tiene un orificio en el centro. En él se insertan las piezas, que disponen, en su parte inferior, de un pequeño vástago. Mediante este sistema, las manos del jugador pueden tocar todas las piezas sin derribarlas.).

Loayza cuenta que con el tiempo fue perfeccionando su método de juego, que le permitió decidirse a competir a los 14 años y desde entonces sorprende a propios y extraños. “Es un método especial de ajedrez para ciegos, en el que el elemento principal es el tacto. Yo lo tengo bien desarrollado y por eso he logrado muchos éxitos”.

Alguna vez jugó al fútbol entre no videntes y también hizo natación, sin embargo sólo para relajarse, porque el ajedrez es su verdadera pasión. Con el programa Jaus de audio aprendió muchas cosas del ajedrez, y ha memorizado algunas de las más de cinco millones de partidas que hay en él.

“Desde pequeño estuve muy metido en el ajedrez, tuve como compañero a Osvaldo Zambrana (Gran Maestro boliviano). Me tocó estar en el ambiente y conocer a otras personas interesadas en el programa, quizá buscando mejores horizontes a su discapacidad”.

Nació en Sucre hace 37 años

Sus datos

Juan Antonio Loayza Velasco nació en Sucre, el 4 de septiembre de 1976.

Familia

Francisca Pastora (abuela), Epifanio y Gladys (padres), Mario (tío), son sus familiares más cercanos.

Licenciado

Salió bachiller del colegio Fe y Alegría. Es titulado en Comunicación Social de la Universidad San Francisco Xavier. Hizo una maestría de Comunicación para el Desarollo.

Desempleado

Actualmente no trabaja y por eso se dedica de lleno al ajedrez y estudia el Braille.

‘Luz de América’ y campeón americano

Al cerrarse octubre y comenzar noviembre, Juan Antonio Loayza se consagró campeón individual masculino en Santa Martha, Colombia, donde logró el título Americano de Ajedrez para no videntes. Durante el certamen, jugado a siete rondas, terminó invicto: ganó seis y empató una.

Esta victoria internacional le ha permitido ser rankeado a nivel mundial, y ha logrado clasificarse para participar en el Campeonato Mundial de Grecia, en mayo de 2014. Durante otro encuentro fuera del país, una gran participación en Quito le permitió ser nombrado “Luz de América” por la Alcaldía de esa ciudad ecuatoriana, después de obtener el segundo lugar en el certamen para pensadores.

A nivel nacional y departamental tiene varias victorias. “He salido campeón invicto de ajedrez muchas veces”. Hoy, así como ya participó en torneos locales, su sueño es hacerlo con más frecuencia a nivel internacional y poner en alto el nombre del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia