Marcas

La Liga está partida, siete contra cinco

No hubo Consejo Superior. Bolívar, Aurora, Wilstermann, Oriente y Universitario no se presentaron e impidieron el quórum. El atigrado Cabrera es presidente interino

Sin quórum. Cinco clubes dejaron sus espacios vacíos. Por tanto, no hubo Consejo Superior en el valle.

Sin quórum. Cinco clubes dejaron sus espacios vacíos. Por tanto, no hubo Consejo Superior en el valle. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

03:23 / 17 de enero de 2014

El cambio de presidente generó una marcada división dirigencial en el seno de la Liga, que ayer saltó a la luz, debido a que el Consejo Superior, que debía elegir a Jorge Decormis en vez de Mauricio Méndez, no pudo hacerlo porque cinco clubes no asistieron, y provocaron la falta de quórum. Siete clubes que propiciaron la renuncia de Méndez apoyan a Decormis; pero cinco están en contra, incluido Universitario, que ayer pateó el tablero y echó por tierra lo que parecía decidido.

El Consejo Superior, que debía ser instalado en Cochabamba, fue postergado por una semana. Sin embargo, el Comité Ejecutivo sesionó y, tras recepcionar los informes de Méndez, eligió como presidente interino al dirigente de The Strongest Arnulfo Cabrera.

Bolívar, Oriente, Aurora, Wilstermann y la “U” no presentaron a sus delegados cuando iba a instalarse la sesión, y quebraron el acuerdo. Incluso Decormis estaba en sala, esperando ser elegido.

Antes de que se iniciara la reunión había el mínimo requerido, de dos tercios. Pero en una rápida movida, Benjamín Saucedo, delegado de Oriente, se marchó; lo mismo hizo minutos antes Cristian Copa, presidente interino de Universitario; mientras Bolívar, Aurora y Wilstermann no mandaron a nadie. Pero la intención del “grupo de los cinco” quedó a medias, al no poder evitar la salida de Méndez, que ya no es presidente.

El Ejecutivo actuó rápido y sesionó, recibió los informes auditados de Méndez, y éste terminó su gestión, que duró 11 años. Sin la presencia de uno de los vicepresidentes, el dirigente de Bolívar Wálter Zuleta, el Comité Ejecutivo nominó a Cabrera como presidente interino; éste será el mandamás mientras los clubes no se pongan de acuerdo para elegir a Decormis.

Universitario, que era parte del bloque cuando su presidente era Freddy Arízaga, cambió a partir de la llegada a ese cargo de Copa, quien aseguró que nadie se le acercó a proponerle un proyecto o pedirle su voto. Arízaga renunció a la “U” para buscar la reelección como rector de la Universidad San Francisco Xavier, de Sucre; si no vuelve a ser elegido, retomará la presidencia del club.

“La salida de Universitario de nuestro bloque dejó con siete a los que pretendían la elección de Decormis, ese número de delegados  no era suficiente para instalar el encuentro, así que quedó desierta la reunión y convocada de nuevo para dentro de siete días. Algo tendrá que suceder en ese tiempo para proceder a la elección”, manifestó Alberto Lozada, delegado de Blooming.

El también Secretario Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) dijo que como la Liga debe seguir funcionando, Cabrera fungirá como presidente provisional. “El Comité Ejecutivo se reunió y cumpliendo con el estatuto eligió a un presidente interino, después no se ha podido tratar ninguno de los temas que estaban en la agenda”. Para el jueves 23 está prevista la próxima reunión, también en Cochabamba.  Las diferencias entre dirigentes no ponen en peligro el inicio del torneo Clausura de la temporada 2013-14, que entrará en acción este fin de semana.

‘El chavismo se debe terminar’

Guido Loayza, presidente de Bolívar y principal opositor a la gestión de Carlos Chávez al mando de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), manifestó que lo sucedido ayer en Cochabamba fue una muestra de que hay una corriente de cinco clubes profesionales que quieren terminar con el “continuismo” y que pregona “que el chavismo debe terminar”.

La Academia no envió a su presidente al Consejo Superior, pues consideró que su asistencia era validar un acto con el que no está de acuerdo. “Por supuesto que no fuimos a la reunión. Ese (la elección de Decormis) era un plan del continuismo, de la línea de (Carlos) Chávez de seguir manejando el fútbol boliviano, a pesar de ocho años de fracasos”, dijo Loayza.

Consideró que la decisión de cinco clubes, Universitario, Wilstermann, Aurora, Oriente y el suyo, de no presentarse a la reunión, fue la mejor, pues refleja “el pedido de un diálogo para ver lo mejor para el fútbol boliviano. Solo había un interés electoral para consolidar en septiembre el continuismo por los próximos cuatro años; pero la mayoría de la gente, el pueblo y los hinchas del fútbol están en contra de eso”.

Señaló también que la renuncia de Mauricio Méndez a la Liga fue una buena señal, pero no es la definitiva, pues hay otros dirigentes que deben seguir por el mismo camino.

También admitió que hay una división en el fútbol profesional. “No entiendo por qué ese número de clubes (siete) apoya el continuismo, ellos creen que lo que ha hecho Chávez es lo mejor para el fútbol boliviano y que debemos seguir por ese camino. Nos preocupa, pero estamos haciendo un esfuerzo para tratar de concientizar que el chavismo debe acabar”. Los cinco clubes continuarán trabajando en procura de sumar votos a favor del cambio.

Méndez dice que deja 5.000.000 de bolivianos

La Liga tiene un patrimonio de unos 5.000.000 de bolivianos, según Mauricio Méndez, quien ayer presentó su informe al Comité Ejecutivo y puso punto final a su gestión de 11 años como presidente de la entidad. Debido a que el Consejo Superior no pudo ser instalado, Méndez dejó su informe de estados financieros debidamente auditados ante el Ejecutivo y luego se marchó.

“Muchas veces se recuerda lo malo, pero también hay que ver lo positivo y eso que hicimos gestión. Cuando entré, la Liga estaba quebrada, no tenía ni siquiera estados financieros de los últimos dos años, no tenía los impuestos pagados, no había nada. Hoy demostramos que dejamos un patrimonio de más de 5.000.000 de bolivianos a favor de la entidad, es una institución totalmente sustentable, saneada y diría, engrandecida”, sostuvo Méndez.

El presidente de la Liga “era un instrumento que dirigía las reuniones y su Comité Ejecutivo solo se encargaba de organizar campeonatos. Hoy esas cosas han cambiado y la entidad es muy fuerte”, remarcó.

El informe del extitular fue público

Crecimiento

Mauricio Méndez dirigió ayer su último Comité Ejecutivo, que fue abierto a la prensa, y dijo que cuando llegó a la presidencia los derechos de televisión se vendían en 300.000 dólares, hoy cuestan “más de 2.000.000 de dólares”.

Nuevo torneo

Señaló que en su gestión se creó la Copa de Verano, que hoy es de Invierno, y que desde su primera edición ha generado ingresos de $us 7.000.000 a los clubes. “Es un acierto de este Comité Ejecutivo”.

Torneos

Hasta hace algunos años, los campeonatos llevaban los nombres de  personalidades del fútbol fallecidas. Ahora la Liga vende el nombre de sus competencias en unos 100.000 dólares, que son distribuidos y les genera ingresos a los clubes.

Cambios

Destacó que en su gestión se descentralizó la administración de la justicia deportiva, que antes era manejada por dirigentes, ahora se encarga un consorcio privado. Se implementó el control antidopaje y los casos han sido reducidos a cero. La medida fue asumida para prevenir antes que castigar.

Proyectos

Dejó un Plan Operativo Anual “para que el nuevo presidente tenga una carta de navegación efectiva en sus labores”. Entregó el calendario del segundo semestre, que contempla el Torneo de Invierno y el inicio de la temporada 2014-15.

Canal de fútbol

Informó que Tigo, auspiciador de los torneos, y Sports TV Rights, que tiene los derechos de televisión de la Liga, están interesados en la creación del canal del fútbol liguero. “Ahora depende de la nueva gestión si se aplica o no”, dijo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia