Marcas

Lorgio Álvarez: ‘Es momento de decirle basta a la selección’

Trayectoria. Jugó eliminatorias y torneos de Copa América con la Verde. En el fútbol piensa estar dos años más, pero da un paso al costado en el equipo nacional.

‘Bolívar te da todo y marca diferencia’

‘Bolívar te da todo y marca diferencia’ Víctor Gutiérrez.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

02:02 / 15 de abril de 2013

Lorgio Álvarez comenzó a jugar fútbol a nivel profesional hace 17 años (1995). Durante ese tiempo actuó en clubes de Bolivia y el exterior, y además fue un aporte para la selección nacional. Hoy, aunque todavía está activo, jugando en Bolívar, parece un convencido de que su ciclo con la Verde ha terminado.

— ¿Llegó el momento de decirle adiós a la selección?

— Yo creo que sí. Hay que darles la oportunidad a otros chicos, que sean parte de un proceso y que sean protagonistas. Darles la posibilidad de defender los colores del país como yo lo hice en su momento. Yo lo di todo por la selección, ahora que esos chicos lo hagan bien sabiendo que pueden dar lo mejor de ellos.

— ¿Cómo un jugador se da cuenta de que es el momento de dejar la selección?

— Obvio que uno lo siente,    es consciente de que tuvo su oportunidad y lo aprovecho al máximo. Hoy por hoy hay una camada de futbolistas que han aparecido y saben ganarse un puesto, por ello en mi caso particular es el momento de decir basta.

— ¿Qué le dio la selección mientras la defendió?

— A mí me dio todo, me dio prestigio, la posibilidad de ir a jugar al exterior en clubes como Independiente, Cerro Porteño, Libertad; me dio la oportunidad de conocer muchos lugares, de lograr nuevas amistades y sobre todo de crecer afuera.

— Si se tiene que hacer un recuento de su paso por la selección, ¿con qué se queda?

— Lo más importante fue la Copa América en Argentina, cuando en la inauguración le empatamos a pesar de que el rival era un equipo con todas sus estrellas, incluso creo que pudimos haber ganado. También recuerdo la Copa América en Perú, fue también ante la selección anfitriona a la que le anoté uno de los mejores goles que hice en mi carrera.

— ¿Dejar la selección significa que el adiós al fútbol también está cerca?

— Para que eso suceda falta algún tiempo más. Quiero jugar por lo menos un par de años y después ser entrenador.

— ¿Qué tipo de entrenador?

— Un ganador, un técnico frontal, quiero enseñarles a mis dirigidos a pensar siempre de forma positiva. Pero para ello hace falta que los directivos den las armas necesarias, desde cómo manejar un grupo, que a uno le den las condiciones.

— ¿El Bolívar actual está para ser campeón?

— Hay que reconocer que Bolívar, primero, es un club económicamente estable, una institución que a nivel de infraestructura, concentraciones, alimentación e indumentaria te da todo y marca diferencia en ese aspecto. Soy un convencido de que pelearemos por el título con Oriente Petrolero. Si bien perder el clásico fue un golpe duro, anímicamente ese golpe duro nos ayudará a reaccionar para levantarnos. Quedan muchas fechas todavía y no debemos relajarnos, ese golpe nos dará ese empujón anímico que necesitamos.

— Dijo usted que piensa jugar unos dos años más, pero en medio se cruza la conclusión, en junio, del contrato con Bolívar. ¿Qué hará después?

— Bueno, por el momento los dirigentes no han hablado del tema, de manera que asumo que quedaré en libertad de acción. En todo caso, en el grupo lo que más importa hoy es lograr el campeonato, porque  ser campeones nos ayudaría mucho, los jugadores se revalorizarían, aparecerían otros clubes interesados y las negociaciones se pueden hacer con mayor tranquilidad. Por supuesto que uno quiere quedarse y continuar, yo estoy cómodo, mi familia se encuentra acostumbrada.

— Si tendría que hacer un balance de 17 años como profesional, ¿qué asuntos tocaría principalmente?

— Bueno, tengo que agradecer al profesor Carlos Aragonés, él fue mi padre futbolístico, me enseñó desde disciplina hasta pararme en la cancha, me dio las herramientas de trabajo táctico, porque no tuve una escuela, a mí me largaron a los 16 años a jugar en una cancha y listo. De afuera tengo que agradecer bastante a Javier Torrente, quien me enseñó bastante en Cerro Porteño, y también, una vez que volví al país, tengo que agradecerle a Ángel Guillermo Hoyos (el anterior DT de Bolívar) porque pensé que a mis 33 años ya sabía todo, pero él me hizo dar cuenta de que estaba equivocado.

Perfil

Nombre: Lorgio  Álvarez

Nacimiento: Santa Cruz, 29 de septiembre de 1978

Familia: Casado con Eva Antelo, con quien tiene tres hijos: Luis  Alberto, María Fernanda y Matías Ezequiel 

En Bolivia, debutó en el profesionalismo en filas de Blooming; también actuó en Oriente Petrolero y hoy lo hace en Bolívar. En el exterior, jugó en Independiente (ARG), Cerro Porteño y Libertad (PAR).

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia