Marcas

Loyola, un rápido ascenso

AFLP El club acaba de ascender a la Primera A paceña. Está integrado sólo por estudiantes de la universidad

Loyola. Foto: Loyola

Loyola. Foto: Loyola

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 08 de julio de 2013

La Asociación de Fútbol de La Paz (AFLP) tiene un nuevo integrante en su principal categoría, la Primera A. Se trata del equipo de Universidad Loyola, que acaba de ascender desde la “B” con una particularidad: tiene un plantel enteramente amateur, que está integrado sólo por estudiantes de esa casa superior de estudios.

Comenzó a participar en las competiciones futbolísticas en 2006, en la liga Adesu, y luego saltó al Inter Universidades. Ahí se generó la idea de buscar mayor competitividad y Loyola optó por inscribirse en la AFLP.

Su vertiginosa trayectoria comenzó en la división de ascenso —entonces el equipo era dirigido por Germán Salamanca, director técnico y también periodista deportivo— y no paró hasta llegar a la Primera “B”, donde estuvo cerca de ascender en dos ocasiones.

En 2010 perdió el título con Ayuda País, por un punto; y en 2011 su verdugo fue Fibracon, por diferencia de goles.

La tercera fue la vencida: Universidad Loyola —con la conducción técnica de Marco Nava— acaba de conquistar el ascenso después de superar a Litoral, que por su parte dejó la “A” para caer un peldaño.

El presidente del club es el ingeniero Erwin Mendizábal: “Nos sentimos satisfechos y felices porque el equipo está conformado sólo por estudiantes de la universidad, en ese propósito estamos contentos porque también alcanzamos logros deportivos al margen de que los alumnos tengan la formación correspondiente en las diferentes carreras. Es una conjunción de estudios y deporte, lo que se logra con la ayuda de la Fundación Loyola, que es la que provee todos los recursos para el club”.

De esa manera el plantel de fútbol está respaldado y puede cubrir todas sus necesidades, desde indumentaria deportiva, atención médica, balones, alquiler de canchas, etcétera.

“El haber logrado el ascenso nos motiva más y ahora queremos ser protagonistas en el mayor torneo de la Asociación. La primera meta será mantenernos en la categoría y creemos que lo podemos hacer porque contamos con una buena base de jugadores para afrontar el campeonato que viene”.

El sueño, desde ya, es conseguir el título paceño, más allá de que no sea de manera inmediata. Según Mendizábal, por qué no pensar desde ahora en representar a La Paz en el Nacional “B” Simón Bolívar, que es el torneo de ascenso a la Liga.

El director de Deportes de la Universidad Loyola, Germán Salamanca, fue en su momento director técnico del plantel. Su trabajo tuvo mucho que ver para que el equipo fuera en ascenso…

“La historia se inició cuando empezamos a participar en el torneo Inter Universidades, donde conduje al equipo a lograr el título; posteriormente ingresamos a la Asociación hasta lograr llegar a la Primera ‘B’, ahí ya no me permitieron dirigir pese a que tengo el diploma de entrenador obtenido en Chile, y no me lo convalidaron; por ello recurrimos a Marco Nava, que era mi asistente en la primera etapa y luego asumió la conducción del plantel. Siempre estamos trabajando en forma conjunta, tanto con los directivos como con el entrenador”, según Salamanca.

Ayrton Ergueta, Jesús Quispe, Jorge Áñez, Ignacio Roca, Bryan Flores, Marcelo Jiménez, Edson Muñoz, Juan Morales, Charly Iriondo, Jorge Egüez, César Mamani, Wílder Colque, Henry Román, Armando Salinas, Wilson Quispe, Néstor Sejas y Johnny Flores, fueron los jugadores de la campaña que logró el ascenso.

Al margen, la Fundación Universidad Loyola también apoya a divisiones inferiores. Salamanca informó que tiene una categoría Sub-17, “que ahora se ha convertido en el club White Star, pero todos sus jugadores pasaron por nuestras filas, y ahora estamos abocándonos a la Sub-15”.La idea es formar futbolistas que en el futuro también apoyen al primer plantel de Universidad Loyola en la categoría en la que le toque estar.

“El futbolista que llega también puede estudiar y alcanzar otra profesión. Aquí buscamos esas metas”.

Además, la universidad tiene equipos de básquetbol, vóleibol y fútbol de salón, que intervienen en diversos torneos, por ahora a nivel de universidades.

Una beca a cambio de jugar al fútbol

El plantel de Loyola está integrado enteramente por estudiantes de la universidad. A cambio de jugar por la institución reciben una beca completa de estudios en cualquiera de las carreras que ofrece ese centro de formación.

Su presidente, Erwin Mendizábal (foto), explicó que para dar la beca completa “exigimos ciertos requisitos y el principal es que (los futbolistas y alumnos) cumplan también a nivel de estudios. Durante todo el tiempo que dure la carrera tiene que tener un buen rendimiento”.

El club no cancela salarios, indirectamente son las becas las que cubren ese ítem, pero les da a los futbolistas la posibilidad de, al mismo tiempo que juegan, obtener una profesión en otra área. Con ese método, la idea es reforzar al plantel para lo que viene.

“Tenemos la meta de hacer un gran campeonato, de manera que vamos a reforzar el equipo  con tres jugadores que participaron en clubes de la Liga y la selección nacional, quienes están muy interesados en ser parte del club Universidad Loyola a cambio de empezar a estudiar una carrera universitaria”, según Germán Salamanca. En ese sentido, “las gestiones están bien encaminadas y esperemos cerrarlas lo antes posible, porque el objetivo de la dirigencia, de la Fundación Loyola bajo la conducción de  Humberto Mendizábal, es llegar en algún momento a la Liga del Fútbol Profesional”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia