Marcas

Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano: ‘En estas condiciones, no hay éxito’

Los Juegos de Cochabamba no van a ser exitosos si es que no tenemos la posibilidad cierta de hacer podio en varias disciplinas y para eso, sin lugar a dudas, sin entrenamiento se avizora un panorama muy complicado.

Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano

Marco Arze, presidente del Comité Olímpico Boliviano Foto: La Razón-archivo

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:35 / 25 de enero de 2017

— El ministro de Deportes, Tito Montaño, conminó a que las federaciones se registraran para ser apoyadas, ¿cómo va esta situación?

— Es un tema complejo, no tenemos un reglamento de la Ley (Nacional del Deporte) y definitivamente las federaciones no saben a qué atenerse.

La implementación de su ley obviamente necesita el trabajo de todos, pero queremos conocer el reglamento de esa ley, esperamos a la misma y hasta el día de hoy no se cristaliza.

Sin embargo, el ministro ya está tres años, no desde la ley, que fue dictada el 11 de mayo del año pasado, y en esos tres años el deporte de alto rendimiento ha sido discriminado, no ha recibido dinero por parte del ministro y es tiempo de hacerlo porque hay una gran responsabilidad en vísperas de hacer los Juegos Sudamericanos.

Queda un año y cuatro meses y no tendremos la posibilidad de ser grandes campeones, pero cuando menos hay que intentar dejar el doceavo lugar que se obtuvo en Santiago (2014), para eso se necesita trabajar ya nomás con el equipo boliviano en 35 deportes, así que seguramente hay que elaborar un plan inmediato para arrancar como equipo Bolivia.

— En el Ministerio dicen que, con base en la ley, las federaciones ya pueden comenzar a registrarse…

— No puedo abogar por las demás federaciones, pero en el caso del básquetbol necesitamos el reglamento. Dentro de nuestra federación tenemos 23 asociaciones afiliadas. No sabemos si hay autonomía de gestión, no sabemos si podemos seguir con las 23 o tenemos que ser 9 departamentales, eso nos crea un revuelo en la interna.

— El ministro también indicó que si las federaciones no se afilian no tendrán representación nacional, es decir, no podrán competir fuera del país a nombre de Bolivia…

— No sé cómo hará para cambiar el sistema olímpico para determinar eso. Si él puede cambiar eso del Comité Olímpico Internacional (COI), que lo cambie. Felizmente el COI ha permitido en estos años los refugiados como una alternativa, pero por supuesto que eso es catastrófico pensar.

— La entidad gubernamental maneja un nuevo proyecto parecido a los Tunkas que beneficie a más atletas, ¿le comentaron del tema?

— Siguen en plan, pero nosotros presentamos en 2015 un proyecto de algo menos de 11 millones (de dólares) y, reitero, jamás pedimos un centavo, no queremos manejarlo noso-tros, que lo maneje el Ministerio, para la contratación de entrenadores, becas, un equipo multidisciplinario y hasta el día de hoy no tenemos respuesta y es altamente preocupante.

Los Juegos de Cochabamba no van a ser exitosos si es que no tenemos la posibilidad cierta de hacer podio en varias disciplinas y para eso, sin lugar a dudas, sin entrenamiento se avizora un panorama muy complicado.

— Más allá de pedir apoyo, ¿el Comité Olímpico Boliviano qué hace para subsanar este problema?

— El COB ha estado durante este cuatrienio cosechando los mejores resultados de su historia en 80 años de olimpismo. En los Juegos Olímpicos (de Río 2016) hubo la participación de los Tunkas y hemos obtenido 7 clasificados (por mérito propio) y ha sido una de las delegaciones más poderosas de nuestra historia.

Pero eso es absolutamente insuficiente, nosotros no podemos, con el presupuesto que tenemos, mantener toda la población deportiva del país.

En todos los rincones del mundo, el Estado es el principal impulsor.

— Aparte de proponer proyectos, ¿tienen planes que realicen para la preparación de atletas?

— Tenemos nuestros propios proyectos. Sacamos atletas todos los años en todas las competencias y distribuimos recursos a todas las federaciones para que puedan competir internacionalmente.

Hay becados olímpicos, estamos hablando de 6, ahora seguramente ampliaremos a 12, ese es el interés. Acaba de empezar el cuatrienio, pero con 6 o 12 atletas que podamos preparar no vamos a hacerle frente a Brasil, Argentina, Colombia, Venezuela, porque vienen con procesos de formación de atletas de alto rendimiento en dos o tres cuatrienios.

Estamos en una situación alarmante porque estos Juegos no van a ser exitosos por la participación del equipo nacional en estas condiciones.

— ¿Qué sucedió con el proyecto que presentó el COB?

— En noviembre de 2015 lo presentamos después de hacer un trabajo con todas las federaciones. Reitero, no necesitamos dinero en efectivo porque el Gobierno nos ve como si fuéramos cuasi delincuentes y lo que necesitamos es entrenadores, pasajes, participación internacional, todo el personal, médicos, exámenes antidopaje pagados por el Estado y administrado por ellos.

Lo cierto es que se denota que no existe una voluntad real de poder trabajar con los atletas en el país con miras a estos Juegos.

— En el Ministerio dicen que sí apoyan a los atletas de élite con los becados a China o los proyectos Tunkas y Suma Anatiri…

— Eso es muy importante, pero hay que hablar con los atletas. Pregúntales cómo los han tratado, si les pusieron entrenadores. La información tiene que ser completa. Nos alegra que puedan ir afuera, pero si no hay un control, una metodología de trabajo, los resultados van a ser nulos.

— Tras la propuesta que presentó se reunieron equipos técnicos del Ministerio de Deportes y el COB, ¿en qué quedó aquello?

— Seguimos con que se reunieron o que se siguen reuniendo. Cada día que pierde un atleta no se puede rescatar, entonces se van a seguir reuniendo seguramente, porque hace unos días visitamos al ministro y nos ha dicho que trabajemos con el viceministro del área. Se han vuelto a reunir y seguimos reuniéndonos.

Seguramente habrá una reunión previa a la inauguración de los Juegos y la catástrofe vendrá.

— ¿Ya es tarde para la preparación de los atletas?

— Hay que ser positivos en todo momento. Es tardísimo, no es tarde. Nuestros atletas van a competir con deportistas olímpicos, que se preparan dos o tres cuatrienios con becas, equipos multidisciplinarios y entrenadores de primer nivel.

A nuestros chicos vamos a meterlos a la jaula de leones, se los van a tragar, no se los van a comer. Obviamente la preparación es distante, no es que los nuestros tengan alguna deficiencia, la deficiencia es falta de inversión, ideas claras con relación a la preparación de los mismos.

Espero que Brasil, Argentina, manden a su equipo B o C para que las diferencias no sean tan grandes, pero estoy seguro de que si necesitan y van a pelear el medallero, van a traer a su equipo A para estar arriba, consecuentemente ahí vamos a ver la diferencia que hay en cada uno de los deportes, exceptuando algunos en los que sobresale Bolivia.

— ¿Qué pensó en hacer usted?, ¿y las demás federaciones?

— Creo que debemos empezar a pensar en un Consejo Nacional del Deporte, que vamos a tener que tomar la iniciativa nosotros. Esa ley es monolítica. Tenemos un ministro que no da dinero, que no aporta soluciones y cómo podemos estar ahí si lo único que nos dice es “inscríbanse”.

No da un solo centavo, los chicos son nacionales, no son de otro país, son bolivianos, que necesitan apoyo y realmente estoy preocupado porque estoy viendo lo que se viene, el pueblo nos va a recriminar desde

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia