Marcas

Mauricio Méndez: ‘Es fácil dar palo, lo difícil es solucionar’

Los dirigentes no sólo no viven del fútbol, sino que ponen su plata para el fútbol’

La Razón / J.A. / La Paz

00:36 / 12 de julio de 2013

— ¿Para qué la Liga decide convocar a un congreso del fútbol profesional?

— Para hablar de la problemática del fútbol, pues hay muchos temas que tienen que ser desmenuzados y socializados. Los primeros días son de capacitación y orientación hacia dos estamentos de los clubes que son los gerentes y comités técnicos. La problemática del fútbol se la analizará con nuestros abogados o asesores legales en las otras jornadas. Todo el mundo dice que hay que hacer un cambio en el fútbol boliviano, pero nadie dice cómo hacerlo y entonces se critica a quienes estamos a la cabeza.  Queremos saber cómo hacer una transición que sea viable y no traumática. 

— ¿Se hará un diagnóstico de nuestro fútbol?

—  Primero debemos tener un conocimiento pleno de la realidad del fútbol a través de sus estructuras y sus normas.  El fútbol ha evolucionado tanto en los últimos años y quien no se ha metido a leer y conocer el tema muchas veces peca al hablar sin conocimiento. Primero hay que conocer cómo se ha trabajado en los últimos años para que con las experiencias propias se pueda hacer un informe. La solución no la plantea el presidente de la Liga, sino los clubes.

— ¿Se anima a decir cuáles son los problemas urgentes que hay que abordar?

—  Son temas como el arbitraje, el Tribunal Superior de Disciplina Deportiva de la Federación Boliviana, que sigue en la actualidad con una estructura muy antigua, no moderna como el de la Liga que nos ha permitido realizar un trabajo más profesional. Qué hacemos con las divisiones menores, por eso hemos invitado a la dirigencia de la FBF. Cómo hacemos una sola cabeza en el fútbol. Los problemas los conocemos todos, pero queremos que todos vengan con ideas de cambio para ver las soluciones.

— ¿Cómo se quiere transparentar a la Liga?

— Muchas veces hasta el propio presidente Evo Morales dice que no hay que vivir del fútbol. En su gran mayoría, los presidentes no sólo no viven del fútbol, sino que ponen su plata para el fútbol. Muchas veces se repiten ciertas frases y se tergiversa en la opinión pública. Parece que los dirigentes ganan plata todo el día de no hacer nada y lo cierto es que los dirigentes ponen más bien cualquier cantidad de plata, algo que no comentan porque seguramente tendrán problemas en su casa. Hay que cambiar la imagen de la Liga, tenemos que trabajar y creo que un cambio necesario es ver lo que han hecho clubes de fútbol de Perú, Chile, Brasil o España, que definitivamente conlleva a pensar en que debe haber una nueva estructura de los clubes.

— ¿Cómo se cambia la estructura de éstos?

—  Se necesita una ley que permita la creación de sociedades anónimas deportivas, eso tendería a acabar de una vez por todas con un tema que lamentablemente es muy complicado y duro. Ahora los dirigentes que entran a un club se encuentran con una entidad totalmente endeudada y el que se va no tiene ninguna responsabilidad de sus actos. En cambio, si hay sociedades deportivas, donde los dirigentes que entren a una instancia se hacen cargo de contratos, deben tener la responsabilidad de cumplirlos y que cuando se vayan no dejen pasivos muy grandes. Hay que hallar la solución para eso, no la tengo yo, no soy mago ni dueño de la verdad. Lo que tiene que primar es la responsabilidad de nuestros actos y al mismo tiempo tener fortaleza para crear nuevas estructuras que nos permitan actuar con total seriedad.

— ¿BAISA es un ejemplo?

— Invitamos a Bolívar para que nos haga una exposición sobre su estructura. No podemos seguir dejando la solución para dentro de 30 años, los clubes deben tocar sus cosas y en algún momento dirán que hay que cambiar para que se acabe este tema, y lo tenemos que hacer con responsabilidad.

— ¿Considera la Liga pedir la ayuda del Estado?

—Parece que cuando decimos colaboración del Estado es que estamos mendigando. Estaríamos contentos si los impuestos que pagamos semana a semana volvieran para trabajar en divisiones menores. Lo que necesitamos es sentarnos a trabajar con el Gobierno en un diálogo de frente, sincero, franco, sin miramientos, sin temas de orden político. Al Estado le interesa que el fútbol ande bien y a nosotros lo propio. Hay que hablar con transparencia de lo que el fútbol necesita de parte del Estado y qué es lo que él quiere de nosotros.

— ¿Es necesario tener una relación con el Gobierno?

— Es imprescindible que el fútbol esté cerca del Estado hay quienes consideran que debemos estar lejos. Esta lejanía o enfriamiento no es buena porque el Estado tiene la capacidad y recursos como para ayudar y mejorar, encima tenemos un presidente que ama el fútbol. Lamentablemente hay gente, tanto en esferas del Gobierno y en el fútbol, a la que no le interesa una cercanía. Hay que intentar construir los puentes, aunque sabemos que no es fácil. El fútbol es importante cuando Bolivia pierde, pero en ningún momento alguien te llama para decir “haremos un proyecto”. Lo único es dar palo, es fácil dar palo; lo difícil es solucionar. Destruir es mucho más fácil que construir.

— ¿Qué quiere decir ‘el drama del empate catastrófico’?

—Lo tenemos desde 1977 y sigue así. Nadie dice cómo romper la paridad, cómo vamos a formar una sola cabeza en el fútbol, si igual vamos a tener la misma cantidad de delegados que la ANF. En Colombia y Chile, por ejemplo,  existen la asociación profesional y no profesional, pero la gran diferencia es que el fútbol profesional tiene mayor poder de decisión. Aquí primero hay que romper ese empate y alguien tendrá que decir eso.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia