Marcas

Méndez ‘rebota’ en el sitio que alguna vez lo respaldó

La decisión de cambio en la presidencia de la Liga fue de ocho clubes, que le quitaron su respaldo al máximo dirigente tras varios “amagos” de renuncia de éste  

Despedida. Méndez (der.) en la previa del Consejo en el que renunció. A la izquierda, el dirigente Osvaldo Paz.

Despedida. Méndez (der.) en la previa del Consejo en el que renunció. A la izquierda, el dirigente Osvaldo Paz. Fernando Cartagena.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:06 / 27 de diciembre de 2013

Mauricio Méndez dice que su renuncia a la presidencia de la Liga obedece a que en el fútbol no hay voluntad de cambio de todos los actores. Quiso dejar malparados a los dirigentes que, según él, no tenían la más mínima intención de mejorar las cosas. Pero encontró una fuerte respuesta durante el último Consejo Superior liguero, realizado en Cochabamba.

Un día antes de ese encuentro el asunto estaba decidido. Si Méndez no presentaba su renuncia irrevocable, ocho clubes iban a bajarle el pulgar y destituirlo. El dirigente se enteró de la “movida” en su contra y entró a la sala con el documento bajo el brazo.

Según Alberto Lozada, delegado de Blooming y también secretario ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), “Méndez no se fue por voluntad propia, sino porque ocho clubes le retiraron su apoyo”.

Cuando llegó el “día D” y después de varios gestos de renuncia que Méndez hizo antes, al conocer la postura mayoritaria de los clubes anunció su partida irrevocable, que se hará efectiva en la próxima reunión de Consejo, cuando deba presentar todos sus informes, incluida una auditoría.

En la anterior cita, el dirigente tuvo que escuchar a más de un delegado que le reprocharon “sus juegos permanentes bajo la mesa, su falta de consecuencia con el Comité Ejecutivo de la FBF”, al que él pertenecía como segundo y “las muchas cosas” que supuestamente hizo “a espaldas de la mayoría de los dirigentes”. “¡Mentira que quieres el cambio y que los demás no! Lo que quieres es atornillarte en la presidencia de la Liga, tú eres el primero en no querer la eliminación de las tres cabezas”, le enrostraron.

El dirigente fue acusado además por no sumarse a la unidad del fútbol nacional y por “jalar sólo a favor de algunos clubes”, en alusión a que estuvo permanentemente “apegado” tanto al titular de Bolívar, Guido Loayza, como al de Oriente, Miguel Ángel Antelo, los mayores opositores de la actual gestión encabezada por Carlos Chávez en la  FBF.

Pasos para cerrar un ciclo

Rechazo

Méndez dijo que presentó varias propuestas para la transformación del fútbol boliviano, y que no fue escuchado. En el Consejo Superior le hicieron notar que ninguna estaba sustentada. Entre otras cosas le dijeron: “No tienen ni pies ni cabeza”.

Un obstáculo

Fuentes que revelaron detalles de lo que fue la última reunión del Consejo Superior contaron que un grupo de dirigentes le pidió a Méndez su dimisión irrevocable “convencido de que en realidad era él un obstáculo para el cambio”.

¿Apegado?

También fue acusado de “apegarse” a Guido Loayza,  de Bolívar; algo menos a Miguel Antelo, de Oriente, y de “desnaturalizar y deslegitimizar” de esa manera “su rol de presidente rentado”, pues el resto de los clubes —por lo menos ocho de ellos— consideró que perdió el sentido del equilibrio y bien común.

Ejecutivo

Aunque compartió por varios años el Comité Ejecutivo de la FBF, encabezado por Chávez, Méndez al final “no tuvo consecuencia con él tratando de aparecer como el bueno de la película”. De hecho, Loayza llegó a declarar que Patato fue “el mejor dirigente” de todos los que estaban.

Delegado

Méndez, quien alguna vez fue presidente de Wilstermann, y probablemente vuelva a ser dirigente de ese club, podría retornar al seno del Consejo Superior de la Liga como delegado. Hace unos días, él declaró que ya se siente “fuera del fútbol”.

Un ‘chavista’ para la transición

La decisión de elegir al dirigente de Nacional Potosí Jorge Decormis como presidente de la Liga está tomada; solo falta llevar a cabo el procedimiento de rigor en el próximo Consejo Superior, previsto para enero.

Decormis es un dirigente de bajo perfil, pero que está en la línea de Carlos Chávez, y a pesar de su poca experiencia goza del respaldo de la mayoría —ocho— de los clubes ligueros para que sea el hombre de transición.

Tras conocerse la renuncia, en principio no irrevocable, presentada por Méndez, el dirigente  Wálter Zuleta, de Bolívar, hizo notar que siguiendo el orden jerárquico en el Comité Ejecutivo la presidencia le correspondía a él en caso de ausencia del titular. Sin embargo, la interpretación no parece ser la correcta, debido a que los vicepresidentes tienen la misma jerarquía y, por tanto, el elegido podría ser cualquiera de ellos.

Pero también la mayoría del Consejo Superior (dos tercios, es decir ocho de 12 clubes) interpreta que puede decidir la elección de no necesariamente un vicepresidente, y a eso es a lo que apunta poniendo como primera opción al directivo de Nacional. Desde la reunión realizada el miércoles de la semana pasada, nada ha cambiado.

“Nunca hay que dar nada por sentado hasta que suceda, pues el fútbol es de muchos cambios y todo puede ocurrir; sin embargo, hasta el momento el panorama no ha cambiado y hay consenso para que Decormis sea el presidente de la Liga”, sostuvo ayer Eduardo Salamanca, titular de Real Potosí.

Otros presidentes de la Liga, pero que no quisieron ser identificados, señalaron que “está cantada la designación”, pero prefieren esperar hasta la próxima reunión para emitir criterio. Está previsto que el próximo Consejo se realice durante la tercera semana de enero, días antes del inicio del torneo Clausura.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia