Marcas

Miranda fue el héroe con su gol

Figura. Es habitual volante de marca y a veces en esa función pasa desapercibido. Ayer fue determinante.

Damir Miranda anota un golazo y lo grita a todo pulmón. Desahogo bolivarista en el estadio Hernando Siles.

Damir Miranda anota un golazo y lo grita a todo pulmón. Desahogo bolivarista en el estadio Hernando Siles.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

04:57 / 11 de mayo de 2015

Con alma, vida y corazón, Damir Miranda le pegó a la pelota. Fue un derechazo notable hacia el ángulo también derecho del arco de San José, imposible para que alcanzara el lungo arquero Carlos Lampe a pesar de su gran estirada.

Ese gol —convertido a los 24 minutos del segundo tiempo— vale un título, porque destrabó el sufrimiento bolivarista por el empate a cero que se daba hasta entonces en el cotejo, hizo respirar a todos los celestes y desató la fiesta por la corona número 20 en la historia de la Liga.

Fue, sin duda, la jugada más importante que le ha tocado protagonizar a este jugador-obrero, mediocampista de contención —una labor efectiva que a veces pasa desapercibida—, pero que además cada vez que pudo se convirtió en un aporte ofensivo.

“Me tocó a mí hacer el gol, hay que disfrutarlo como lo está haciendo la gente. (Juan Carlos) Arce me dio la pelota, me dí cuenta de que tuve espacio y le pegué con fe, felizmente salió un bonito gol. De un tiempo a esta parte me he acostumbrado a rematar de media y larga distancia”, narró el futbolista.

Fue su quinta anotación en el campeonato: antes les hizo goles a Real Potosí en la Villa Imperial, a Universitario de Pando en La Paz, a Sport Boys en Warnes y a Blooming y San José en el estadio Hernando Siles.

De todos ellos, otra muy importante conquista fue la del viernes 1 de mayo, en la gran remontada de la Academia cuando perdía frente a Blooming 0-3 en Miraflores. Miranda hizo el tercero, el del empate, ahí cerquita del final del partido, y con ese tanto se envalentonó Bolívar hasta conseguir el cuarto.

El cuerpo técnico de Bolívar en pleno celebra en la intimidad del vestuario.

“Todos hemos tratado de poner nuestro granito de arena. Las cosas nos han salido bien y creo que somos merecidos campeones porque fuimos los mejores”.El cotejo de ayer no fue fácil. San José “se puso fuerte, nos hizo sufrir. Pero fuimos superiores y sabíamos que en algún momento llegaría el gol”.

“Todos piensan que en muchos partidos el equipo no jugó bien, sin embargo considero que no es así porque los rivales también ante nosotros hicieron buenos encuentros, justamente eso ocurrió hoy (ayer)”.

Su contrato con Bolívar acaba luego de este torneo. “Veremos, hoy hay que festejar”.

La gente coreó su nombre, no era para menos. Miranda le dio el gol del triunfo y del campeonato a Bolívar. Él lo gritó como ameritaba y todos sus compañeros fueron a felicitarlo efusivamente. Es que se convirtió en el héroe del gran día.

La gente se impacientó, pero después celebró

Jaime Ayllón

Desde temprano, la afición bolivarista copó las graderías del estadio Hernando Siles, que por segunda vez consecutiva estuvo lleno.

El jueves, en el clásico paceño, había unas 35.000 personas, y algo así ocurrió también ayer. Claro que ese día además había aficionados stronguistas.

Ayer fue exclusiva de los celestes, que pintaron de ese color el escenario de Miraflores.

Una gran bandera fue colocada en la división de las bandejas de la curva norte, donde estaban pintados los años de todos los trofeos que ganó la Academia.

José Luis Sánchez Capdevila (izq.) y Francisco Rodríguez muerden la medalla de campeones.

Al final, cuando el árbitro Joaquín Antequera dio por concluido el compromiso, fue desplegada otra bandera anunciando la vigésima copa, conseguida tras la victoria apretada sobre San José.

Antes de que el presidente de la Liga, Fernando Humérez, entregara el trofeo, cuerpo técnico y jugadores académicos ya celebraban dentro del terreno de juego; pero cuando éste llegó a sus manos, primero a las del capitán Wálter Flores, la euforia fue más grande y todos quisieron tenerlo entre sus manos.

La fiesta no acabó ahí, sino que se extendió hacia las calles y avenidas del centro de La Paz. En un bus abierto, todo el plantel celeste se subió y fue saludado por la gente que se volcó sobre todo al paseo de El Prado.

Vienen tres copas internacionales

Todavía falta un partido que Bolívar lo va a encarar con toda la seriedad a pesar de que ya es campeón. El próximo domingo estrenará su título en Yacuiba frente a Petrolero.

Después de eso, la mayoría de los jugadores se irá de vacación, no así un grupo que será convocado a la selección para participar en la Copa América.Antes de marcharse, los futbolistas quieren tener la certeza sobre su futuro. Son varios los que, jugando la última jornada, terminarán sus contratos. Con algunos la dirigencia ya habló acerca de la renovación por lo menos por una temporada más.

 

Bolívar jugará los tres próximos campeonatos internacionales de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y para ello necesita tener un plantel que atienda todos ellos y además los certámenes de la Liga.

La Academia jugará en el segundo semestre de este año la Copa Sudamericana y en 2016 afrontará la Libertadores primero y la Sudamericana después, a los que se clasificó directamente por ser bicampeón nacional.

“Ahora tenemos un arduo trabajo por delante, debemos pensar primero en la Sudamericana, prepararnos bien porque tenemos que levantar  nuestro nivel”, dijo el presidente Guido Loayza.“Viene la tarea más difícil que es tratar de retener a la gente, tenemos que analizar y conjuncionar con el presupuesto que tenemos”, agregó. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia