Marcas

Moscoso sueña con ser uno de los mejores del mundo

Campeón. Ganó el título mundial de  ráquetbol el sábado, en Sucre. El  apoyo de su familia, que gasta entre 300 y 400 dólares al mes, fue vital.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

00:00 / 28 de octubre de 2013

Mi objetivo principal es estar entre los diez mejores del mundo”, dice —al día siguiente de su hazaña— el raquetbolista chuquisaqueño Conrado Moscoso, quien el sábado se proclamó por primera vez campeón del mundo en singles, categoría 18 años.

Moscoso —que ayer tuvo un día agitado atendiendo a periodistas que lo bombardearon por su éxito— jugó en la final del Mundial Juvenil —que se celebró en Sucre— contra el mexicano Rodrigo Garay, a quien venció 10-15, 15-9 y 11-10.

Con este título logró su tercer campeonato a nivel internacional, pues en 2007 —en el torneo mundial 12 años, en Cochabamba— obtuvo el primer lugar en dobles junto con el también boliviano Sebastián Oña; y en marzo del año pasado, en Temuco, Chile, salió campeón del Panamericano Juvenil.

A estos certámenes pudo sumar uno más el sábado, pero en la final de dobles —haciendo pareja con Oña— perdió por 15-8 y 15-14 con el dúo mexicano integrado por Garay y Javier Mar.

Tras consagrarse campeón en Sucre, Moscoso cuenta que lo primero que pasó por su cabeza fue “todo el sacrificio que hice y pensé en mi familia. Dios, todo lo que he dejado, todo el esfuerzo que hice”.

El deportista nacional, que tiene 18 años y es integrante de la promoción 2013 del colegio Boliviano Alemán, de Sucre, confiesa que su sueño es llegar a ser profesional, aunque para ello necesita apoyo económico, que hoy no recibe, pues su familia es la única que cubre todos los gastos.

“Se necesita apoyo para entrenar, pero no sólo lo digo por mí, sino también por los demás deportistas para que salgan adelante en las diferentes disciplinas donde hay buenos valores”.

Su padre, Luis Moscoso, señala que al mes gastan entre 300 y 400 dólares sólo en su hijo mayor —junto con su esposa Ana tienen otros dos hijos, Carlos y Carla—, lo cual cubre la preparación, pelotas y alimentación.

“A partir de ahora comenzaremos a buscar apoyo en la empresa privada, quiero que mi hijo cumpla sus sueños. Dentro de un mes habrá un Open Tour en Cali, Colombia, allí estarán los mejores del mundo y quiero que vaya. También, el próximo año se realizará un Abierto en Estados Unidos”, dice el papá.

México obtiene el título mundial en la tabla  por equipos

México se proclamó campeón en la clasificación general por equipos del Mundial Juvenil de Ráquetbol, que se desarrolló en el estadio Patria de Sucre, donde Bolivia consiguió el segundo puesto.

El primer lugar fue gracias a un total combinado (damas y varones, 14, 16 y 18 años) de 2.624 puntos, seguido por el anfitrión con 1.904, y cerró el podio Estados Unidos, con 900 unidades.

Los deportistas mexicanos fueron los mejores  gracias a la mayor cantidad de triunfos. En varones 14, Cristian Longoria ganó 15-2 y 15-12 a Juan Loreto (ambos de México); en 16 años la definición también fue entre raquetbolistas de ese país, Andree Parrilla superó a Rodrigo Montoya, por 15-9 y 15-11; mientras que en 18 obtuvo el subcampeonato con Rodrigo Garay, quien  perdió 15-10, 9-15 y 10-11 con Conrado Moscoso.

En la rama femenina, México también tuvo una buena participación. En 14 años se quedó con el segundo puesto, ya que la guatemalteca Ana Martínez venció a Erin Rivera por 15-9 y 15-8; en 16, Diana Aguilar derrotó a la boliviana Natalia Méndez por 15-13, 7-15 y 11-2; y en 18, Luciana González ganó a la venezolana Mariana Tobon (15-5 y 15-8).   

Estos resultados dieron el triunfo al país norteamericano en la clasificación general por equipos y quedó nuevamente demostrado por qué México es una de las potencias mundiales en esta disciplina, junto con Estados Unidos, Bolivia y Canadá, que fueron protagonistas del torneo.  Se entrena contra dos jugadores a la vez

Conrado Moscoso se entrena contra dos raquetbolistas a la vez para poder subir de nivel, ya que en estos momentos “no tiene rivales” en el país, cuenta su padre, Luis.

“Mi hijo tiene una gran complicación, no puede subir de nivel porque no tiene rivales, por eso hace aproximadamente un año y medio comenzó a entrenar contra dos al mismo tiempo para que así se le complique más”.

Moscoso sabe de las limitaciones que tiene en Bolivia, por ello su padre quiere que en un futuro ingrese a “un club profesional” para que “no se estanque”, porque en 2014 debe defender su título mundial en Colombia.  

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia