Marcas

Murió un apasionado por el relato

Se apagó ayer la voz de Remberto Echavarría, uno de los fundadores de RadioDeporte

Relator. Remberto en la cabina de RadioDeporte, en el estadio Hernando Siles.

Relator. Remberto en la cabina de RadioDeporte, en el estadio Hernando Siles.

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

01:42 / 19 de septiembre de 2012

El periodista y abogado Remberto Echavarría Pozo, fundador del programa RadioDeporte, murió ayer en La Paz a los 79 años de edad.  Nacido en Potosí el 2 de octubre de 1932, fue uno de los más reconocidos relatores y comentaristas de fútbol, de una voz inigualable desde que en 1963, después del Campeonato Sudamericano que ganó Bolivia, fundó la organización deportiva junto con su hermano Grover.

Con Cucho Vargas, Lorenzo Carri y Luis Lazarte compartieron ese año 'La Verdad desde la Cancha', el programa que mediante las ondas de radio emocionó a todo el país con la narración de los goles bolivianos y la obtención del único título que logró la selección nacional a nivel internacional. Poco después, el 5 de mayo de 1963, Remberto y Grover crearon RadioDeporte y con ese programa radial, que ganó un alto prestigio en la radiodifusión boliviana, impusieron una marca registrada.

Capturaron una audiencia que les sigue siendo fiel en gran medida y siguieron, a su manera, las enseñanzas de Fioravanti, inolvidable narrador nacido en Uruguay pero argentino de casi toda su vida. “Mi pasión siempre ha sido el relato. Relaté durante 40 años. Me gustaba cantar el gol antes de que el balón entrara en el arco, era una satisfacción”, dijo Remberto Echavarría en una de las últimas entrevistas que concedió a La Razón.

Durante su larga trayectoria en el periodismo, Remberto Echavarría Pozo fue, en 1990, presidente del Círculo de Periodistas Deportivos de Bolivia (CPDB).  Asimismo, combinó su actividad en el relato con la de abogado, profesión que abrazó tan fuerte como al periodismo. “Remberto fue un noble amigo y un sereno observador de las cosas del deporte y en particular del fútbol”, dijo Carri.

Llegó a La Paz antes que su hermano Grover para tramitar su título de abogado, tras culminar sus estudios de Derecho en la Universidad Tomás Frías, y empezó su labor en radio El Cóndor, junto con Saúl Abdelnur, Heriberto Aramayo, Miguel Velarde y Lorenzo Carri.

Después de 40 años de relato se apartó temporalmente de la radio. Pero no tardó mucho en regresar y lo hizo para comentar los partidos de fútbol al lado de su hermano Grover. Una enfermedad lo alejó definitivamente de su pasión y ayer esa notable voz se apagó para siempre.

Los datos

Potosino

Remberto Echavarría Pozo nació en Potosí el 2 de octubre de 1932. Además de periodista fue abogado. En los años 60 se vino a radicar a La Paz.

Su familia

Su esposa Luisa Tapia falleció hace cuatro años. Sus hijas son Virginia, Mirtha y Silvia.

Abogado

Su primer trabajo como abogado fue en la Alcaldía de La Paz. Fue fiscal y también vocal de la Corte de Justicia.

Comenzó cuando tenía 14 años

Remberto Echavarría comenzó a relatar fútbol cuando tenía 14 años, aún era estudiante del colegio Sagrado Corazón de Sucre, un internado donde los domingos le permitían escuchar —mediante la onda corta— la radio El Mundo de Buenos Aires. De esa manera empezó a seguir el relato de Fioravanti (Joaquín Carballo Serantes, 1911-1989).

Con una especie de megáfono fabricado por él mismo amplificaba su voz y desde la terraza del colegio transmitía los torneos intercursos de fútbol. Así fueron sus inicios. Para terminar la secundaria volvió a Potosí, al colegio Franciscano, y el primer partido que relató fue entre 10 de Noviembre e Independiente, desde una cabina improvisada del estadio departamental.

En 1952 pasó a Radio Indoamérica, donde se hizo más conocido. En una nota con La Razón contó que le tocó relatar un partido del club Argentinos Juniors. Su voz se escuchó a través de los parlantes del estadio y los jugadores argentinos se preguntaban si había llegado Fioravanti para transmitir ese encuentro.

Después de trabajar en ‘La Verdad desde la Cancha’, con su hermano decidieron fundar RadioDeporte y sumaron al equipo la extraordinaria voz de Jorge Hochman (+). Los tres fundaron el programa en Radio Méndez.

Remberto Echavarría no fue solamente un apasionado del fútbol, también del básquetbol, que lo practicó desde niño, en colegio. En Potosí tenía un equipo con un grupo de muchachos, con quienes le puso el nombre de Fortius. Cuando llegó a La Paz siguió la práctica y jugó en Ingavi, cuando estaban Rodolfo Aliaga, René Chuncho Verduguez y otros que fueron notables basquetbolistas.

‘Uno de los grandes  de la radiofonía’: Cucho Vargas / Periodista

“Fue uno de los grandes de la radiofonía boliviana. Mi corazón está destrozado. Se nos fue un relator y comentarista de todos los tiempos. Era un hombre que manejaba el lenguaje a carta cabal”.

‘Su estilo era de un lenguaje preciso’: Tito de la Viña / Periodista

“Fue un personaje notable del periodismo radial, un apasionado por el relato. Su estilo era de un lenguaje florido, preciso y de gran nivel cultural. La verdad que fue una gran personalidad”.

‘Junto Con su hermano marcaron una época’: Juan Carlos Costas / Periodista

“Sin duda, junto a su hermano Grover marcaron una época histórica en la radiofonía boliviana, cuando pusieron al éter a RadioDeporte. Y como persona fue un verdadero ejemplo, de una conducta intachable”.

‘Estuvo al lado de la selección del 63’: Willy Camacho / Exfutbolista  

“Hizo mucho por el periodismo deportivo boliviano. Y estuvo al lado de la selección del 63. Nosotros viajábamos, él y su hermano también. Convivió mucho con esa selección nacional”.

‘Un hombre de mucho valor humano’: Mario Marañón / Periodista

“Remberto Echavarría le dio jerarquía a la profesión, un hombre de mucho valor humano en el campo radial deportivo, un puritano para manejar el idioma. Su aporte al fútbol fue positivo”.

‘Juntos velamos armas varias veces’: Mario Paz Zamora / Exdirigente

“Juntos hemos velado armas en varias circunstancias, por ejemplo en Copa Libertadores de América, en el exterior. Esos años se formaban verdaderas familias entre dirigentes, periodistas, técnicos y plantel de jugadores”.

‘Fue una persona constructiva’: Guido Loayza / Pdte. de Bolívar

“Como Bolívar nos sentimos muy acongojados porque Remberto Echavarría fue un ejemplo como periodista, una persona constructiva, por lo que es una gran pérdida. Su contribución siempre era de manera positiva”.

‘Un profesional que formó a mucha gente’: Alfonso Arévalo / Periodista 

“Fue un profesional que contribuyó bastante al periodismo, también formó a mucha gente; fue uno de los grandes representantes a nivel internacional. Además, ha sido una persona ejemplar desde todo punto de vista”.

‘Fue un comentarista de lujo en China’: Bismarck Kreidler / Periodista

“Lo siento en el alma. Fue un gran periodista. Recuerdo que tuve en él a un comentarista de lujo cuando con la Tahuichi viajamos a China, al Mundial de fines de junio de 1985, desde donde transmitimos los tres partidos para Bolivia”.

‘Un gran relator y  una gran persona’: Eduardo Flores / Estadio Siles

“El doctor no sólo fue un gran relator, también fue una gran persona. A muchos trabajadores del estadio nos ayudó infinidad de veces, incluso como abogado. Siempre nos decía que sigamos adelante, que no desmayemos”.

‘Fue maestro, hermano, amigo y colega’

“Fue mi maestro, mi ejemplo, mi hermano, mi amigo, mi colega. Tuve el privilegio de disfrutarlo en todas esas facetas”, dijo ayer Grover Echavarría, recordando a su hermano Remberto. En la década de los años 60 los dos emprendieron el reto de conquistar la radiodifusión a través del programa RadioDeporte, que fundaron el 5 de mayo de 1963. Desde entonces trabajaron juntos, alternando el relato de los partidos de fútbol.

“Fue un ejemplo en todo aspecto, un ejemplo de vida. Creo que fue el permanente maestro, con un don humano por su trato amable y afectuoso. Siempre encontraba soluciones cuando se presentaban los problemas que nunca faltan. Sin duda que para mí es una gran pérdida y aunque sabemos que todos transitaremos por ese camino, siempre está el deseo de tener hombres de bien como él”.

Grover Echavarría recordó que desde que fundaron el programa, Remberto fue “sin duda, el motor de RadioDeporte. Juntos visitamos tantos pero tantos escenarios. Y en los primeros 10 años nos dividíamos las tareas, uno viajaba y el otro se quedaba en la central de La Paz y luego viceversa”.

Hubo muy pequeños intervalos en los que Remberto Echavarría dejó temporalmente RadioDeporte, cuando asumió cargos importantes debido a su profesión de abogado, “pero en constante contacto con el programa”.

Contó que su hermano “ya era un relator calificado en Potosí, desde que estaba en colegio. Él estaba en secundaría y yo en primaria, nos gustaba estar en las cabinas de transmisión y es ahí donde nació este afecto por el relato. Aunque nunca me dio lecciones especiales, con su ejemplo creo que tuve las mejores enseñanzas que he recibido, y eso se prolongó a lo largo de toda la vida”.

La carrera de los hermanos Echavarría fue marcada con la transmisión del Sudamericano de 1963. “En ese certamen formaron el trío de oro Cucho Vargas, Lorenzo Carri y Remberto. Yo los acompañé haciendo mis primeras armas, pero ellos fueron los grandes relatores de ese torneo”.  Grover Echavarría dijo que a su hermano habría que recordarlo “como un hombre de bien, un ejemplo, un disciplinado innato y querendón del trabajo. Fue un maestro para quienes estamos y estuvieron en RadioDeporte”.

Una voz, un estilo, un amigo - Lorenzo Carri

Fueron tan inseparables Remberto y Grover, desde 1963 hasta este 18 de septiembre de la mala noticia, que los oyentes llegaron a creerlos dos personas en una. “Los Echavarría”, decían y decíamos. Más que nada por tantos años de alternancia en el relato que (lo he manifestado más de una vez) tuvo la jerarquía de no copiar. Ambos habían sentido la influencia de Fioravanti —aquel narrador de leyenda que traía la radio de onda corta— pero crearon un estilo diferente, al de Fioravanti y al de Cucho Vargas, Tito de la Viña y otros colegas que los precedieron en la fama nacional.

Remberto era el mayor de los hermanos, y la profesión de abogado lo dotó de un lenguaje casi propio: por otra parte, más de una vez creí adivinar un toque de humor, pero muy sutil, en su narración del juego. Remberto y Grover han sido fanáticos del respeto (entre sí, al eludir el tuteo), con sus seguidores en la radio y con los protagonistas del espectáculo. Nunca un epíteto inadecuado, jamás una descalificación caprichosa.

Remberto nos ha dejado y esto es lo más triste que he escrito en varios años. Porque hemos perdido un periodista, un relator, parte de un estilo —que Grover mantendrá, por suerte— y, en mi caso, lo más amargo, un amigo fiel al que ya no podré retribuirle más de un gesto maravilloso. Pero como tenía amigos al por mayor, miles, centenares de miles, muchísimos que no lo conocían pero necesitaban su voz, haremos de cuenta, usted y yo, y todos ellos, que no se ha ido, y que todavía, un día de éstos, podremos abrazarlo y escucharlo en silencio.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia