Marcas

Cambio o más de lo mismo

Es una misión difícil. Entre otras cosas, hay que desterrar a la mala dirigencia, apartarla definitivamente, y la que está y lo eligió justamente a él no parece ser el mejor inicio para emprender otro camino.

La Razón (Edición Impresa)

10:58 / 06 de julio de 2016

El nuevo presidente de la Liga, Marco Peredo, ni bien asumió la semana pasada hizo énfasis en la necesidad de promover un verdadero cambio en el fútbol boliviano. “Si no le damos contenido a la palabra cambio, ésta quedará hueca, vacía y nada habrá cambiado”, dijo.

Es una misión difícil. Entre otras cosas, hay que desterrar a la mala dirigencia, apartarla definitivamente, y la que está y lo eligió justamente a él no parece ser el mejor inicio para emprender otro camino.

No, si lo primero que hace es pisotear los estatutos, saltarse éstos, hacerlos a un lado y, una vez cometido el error, desentenderse, hacerse el de la vista gorda.

Hay indicios claros de que una parte de los nuevos miembros del Comité Ejecutivo liguero, además del tesorero que la Liga eligió para que la represente en el directorio de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), no cumplen la totalidad de los requisitos: algunos no tendrían la antigüedad dirigencial exigida, de uno está comprobado que no llega a la edad mínima.

Descubierto el “error” en el que incurrió todo el Consejo Superior y suponiendo que mínimamente sus integrantes no leyeron lo que manda la norma, lo que han hecho los responsables de este mal paso que se ha dado es mirar para otro lado. Lo peor es que lejos de enmendarlo, la respuesta oficial ofrecida ha sido que solo se va a revisar el caso de cualquiera de los dirigentes si hay una observación oficial que emerja de las propias instancias ligueras. En otras palabras, los mismos que avalaron la elección deberían dar un paso atrás e impugnar. Si no lo han hecho hasta ahora, difícil que lo hagan después.

Más allá de ese detalle que parece que quedará sin revisar, las elecciones ligueras fueron más de lo mismo: noche antes había un cuasi ganador, horas después era el perdedor. Hubo clubes que claramente en un abrir y cerrar de ojos se saltaron de bando, entre gallos y medianoche se decidieron cosas.

Peredo fue un buen dirigente. Puede que lo siga siendo, pero hay que ver cómo lo hace ahora. No da buena espina que no le importe estar rodeado de gente que ni siquiera cumple con el estatuto. Lo que es peor, él tampoco lo hace. Si ese es el cambio, estamos muy mal.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia