Marcas

¿Deben regresar?

Solo horas después de confirmarse la decisión del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), de rescindir el contrato con el seleccionador nacional Julio César Baldivieso, el zaguero Ronald Raldes dejó sin efecto su despedida de la Verde y se puso a disposición.

La Razón (Edición Impresa)

07:15 / 11 de julio de 2016

Solo horas después de confirmarse la decisión del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), de rescindir el contrato con el seleccionador nacional Julio César Baldivieso, el zaguero Ronald Raldes dejó sin efecto su despedida de la Verde y se puso a disposición.

No hace falta preguntarle a Marcelo Martins si está dispuesto a volver al seleccionado porque el delantero renunció mientras Baldivieso fuera el entrenador; ahora que ya no lo es, se entiende que si lo llaman es un hecho que estará presente.

Baldivieso confundió a la gente con su versión de que el atigrado Pablo Escobar no quería jugar más en la selección; en realidad, fue el DT quien lo hizo a un lado, jamás lo llamó y el mediocampista optó por concentrarse en su club, y es un hecho que está presto a cualquier llamado.

En redes sociales, en medios de comunicación, en la calle, se ha instalado el debate sobre si estos jugadores merecen o no volver a defender la camiseta nacional. La gran mayoría considera que no, les achaca el haber tomado determinaciones de acuerdo con su conveniencia.

Para juzgarlos hay que llevar a la balanza también otras razones: a Martins le tomaron la palabra cuando anunció su renuncia, pero nadie atendió la razón principal, su denuncia contra Baldivieso por supuestos malos tratos.

Es normal que una persona no caiga bien a todos, pero en el caso de Baldivieso es un secreto a voces que no mide su trato con nadie, sean jugadores, dirigentes, entrenadores, hasta la afición. Así fue siempre Julio César.

Por él Raldes se despidió de la selección, tras ser despojado abruptamente de la capitanía de la Verde. Está bien que un DT tome ciertas determinaciones, es su derecho, pero hay formas y cómo manejó el caso del zaguero no fue la mejor.

En su época de jugador, Baldivieso tenía una palabra preferida para referirse a compañeros o rivales suyos que no habían nacido en el país, les decía “piratas”, aún los trata así, y nunca fueron santos de su devoción, ese fue el “pecado” de Escobar, más allá de sus años, que el DT también aludió con poco tino.

Lo normal es que todos los jugadores se mueran de ganas por defender la camiseta de su selección. No hay por qué dudar de que Martins, Raldes y Escobar sufrieron estos 10 meses en los que estuvieron fuera.

Tampoco hay razón para dejarlos a un lado si todo vuelve a la normalidad y, sobre todo, si aún están en condiciones de aportar futbolísticamente.

Además, debe quedar más que claro que no será una decisión de los futbolistas regresar a la Verde, eso lo tendrá que decir el próximo seleccionador. Ahí no hay por qué meterse.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia