Marcas

La nueva temporada

A fines de septiembre la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) dio el paso para modificar su calendario: en vez de que sus torneos sean uno en el primer semestre del año y otro en el segundo, desde 2017 tanto la Copa Libertadores como la Sudamericana se van a disputar durante todo el año y al mismo tiempo.

La Razón (Edición Impresa)

06:47 / 28 de noviembre de 2016

A fines de septiembre la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) dio el paso para modificar su calendario: en vez de que sus torneos sean uno en el primer semestre del año y otro en el segundo, desde 2017 tanto la Copa Libertadores como la Sudamericana se van a disputar durante todo el año y al mismo tiempo.

Dos meses después la Liga ha comenzado a analizar cómo adecuarse a esos certámenes internacionales, una tarea nada fácil considerando que está en ejecución, con el torneo Apertura, una temporada que, tras comenzar en agosto de este año, tendría que extenderse hasta mayo del próximo.

Pero la decisión de la Conmebol obliga a hacer cambios que, si por ahí resultan traumáticos, lo aconsejable es que sean inmediatos.

El fútbol boliviano debe regresar a lo de antes, es decir a que los dos torneos de una temporada se jueguen el mismo año. Eso implica no solo modificar el desarrollo de sus certámenes, sino también la distribución de los premios, la vigencia de contratos con los jugadores, la apertura y cierre del libro de pases y —sobre todo— la interrelación con la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) para los ascensos y descensos.

El Comité Técnico liguero ha presentado a los clubes cinco propuestas: la mayoría de ellas apunta a que el certamen actual sea el de la adecuación para que en 2017, de enero a diciembre, se realicen los torneos Apertura y Clausura de la nueva temporada.

Está bien, es viable. Además, se puede redistribuir premios, arreglar contratos y apertura y cierre de libros de pases, etcétera.

Lo que parece complicado es acordar ascensos y descensos. Lo lógico es que al cabo del torneo actual no los haya y que, en cambio, se los traslade hasta finales de 2017.

El problema es que a los clubes de la ANF que están jugando por el ascenso no se les puede imponer que esperen hasta 2018 para llegar a la Liga. En ese sentido, la solución más viable parece ser aumentar la cantidad de clubes en el seno liguero, o sea que para 2017 suban dos de las asociaciones y que jueguen 14 equipos en vez de 12.

No es sencillo. Las dificultades económicas actuales de por sí son difíciles y con dos equipos más, seguramente peor aún.

En todo caso, Liga y ANF tienen un fierro caliente que agarrar y necesitan capacidad de consenso para llegar a un acuerdo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia