Marcas

Vienen más fracasos

En Bolivarianos y Sudamericanos, tradicionalmente Bolivia ocupa puestos de retaguardia, no existen en el país políticas de verdadero apoyo al deportista para su preparación, nunca las hubo, y por ende la probabilidad de obtener medallas es mínima.

La Razón (Edición Impresa)

07:45 / 20 de febrero de 2017

Bolivia está condenado como equipo a tener una pobre representación deportiva en los eventos que vienen del ciclo olímpico, este año —en noviembre— con los Juegos Bolivarianos de Colombia y el próximo —en mayo— con los Sudamericanos de Cochabamba.

Para asistir al primero de esos certámenes solo faltan ocho meses; para el segundo, un poco más de un año; en ambos casos el tiempo ya es insuficiente para preparar como se debe a los deportistas nacionales que asistirán a esas citas.

En Bolivarianos y Sudamericanos, tradicionalmente Bolivia ocupa puestos de retaguardia, no existen en el país políticas de verdadero apoyo al deportista para su preparación, nunca las hubo, y por ende la probabilidad de obtener medallas es mínima, salvo contadas excepciones que emergen por esfuerzos individuales. Como ese panorama no cambia, no hay mucho más que esperar.

Lo lamentable es que las instancias que corresponden no han tomado en cuenta que en los Sudamericanos del próximo año Bolivia será local, ni siquiera por ello se han adoptado medidas como para que el país —que aparte tiene una obligación como organizador— tenga una buena representación, no para pelear por el título sino mínimamente para dejar atrás su histórico bajo rendimiento.

Hace unas semanas el presidente del Comité Olímpico Boliviano (COB), Marco Arze, hizo notar justamente el atraso que hay y que con respecto a Cochabamba 2018 el descuido en el que se ha incurrido al no atender las demandas de las federaciones y los deportistas no tiene vuelta, porque los milagros en el deporte no existen.

El ministro de Deportes, Tito Montaño, considera que aún hay tiempo para la preparación, una respetable opinión que, sin embargo, no la hubiera vertido en la época en la que él, como jugador de fútbol, sabía que los resultados se asocian a los procesos y eso hoy por hoy no ha cambiado.

Distintas voces han solicitado de diversa manera atención para la preparación. Es evidente que la respuesta, con aislados programas de apoyo, no ha sido nula, pero está muy claro que todavía es insuficiente, sobre todo porque aún se cree que con parches se pueden solucionar las cosas, mientras las verdaderas políticas no aparecen.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia