Marcas

Cara y cruz de la semana

La columna presente no está dedicada a un tema en exclusiva, sino a varios. Son situaciones que en la mayoría de los casos mínimamente obligan a reflexionar.

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles

06:54 / 27 de marzo de 2017

La columna presente no está dedicada a un tema en exclusiva, sino a varios. Son situaciones que en la mayoría de los casos mínimamente obligan a reflexionar.1. Cómo puede ser posible que un atleta tenga que pedir apoyo a través de las redes sociales para reunir el dinero que necesita a fin de viajar al exterior a representar a nuestro país. Roland Keller del ráquetbol —una de las disciplinas que mejor hace quedar al deporte boliviano— se animó a extender la mano y le fue bien, reunió lo que necesitaba gracias al apoyo desinteresado en muchos casos de extraños. Es que los deportistas en general siguen librados a su suerte, sin respaldo de las autoridades.2. Bolivia perdió “apenas” 1 a 0 frente a Colombia en Barranquilla por las eliminatorias y dolió que el gol hubiera llegado en los minutos finales. Más tendría que doler la pobre imagen dejada por un equipo que se colgó del travesaño, sin noción de otra cosa que no fuera alejar lo más posible de su área la pelota. El cambio y la renovación no van por ahí. Menos mal que el fútbol da revanchas y la de la Verde está a la vuelta de la esquina.3. Bien por Yacuiba. Esa provincia estrenará hoy un moderno estadio, uno de los mejores del país, gracias a una gestión gubernamental. La construcción de escenarios nunca está demás, como ocurre en Cochabamba de cara a los Juegos Sudamericanos 2018. La cuestión es que después no sean unos elefantes blancos.4 La afición nacional, la celeste en particular, recibió bien al Chapecoense. Bolívar tuvo el acierto de traer a un equipo de ese club brasileño que en noviembre del año pasado perdió a todo su primer plantel debido a una tragedia aérea. El estadio Hernando Siles fue escenario de algunos momentos emotivos. Lo que no estuvo bien fue que la Academia no dijera claramente que el que venía no era el renovado Chapecoense, sino un cuadro juvenil, de reserva. Fue como vender gato por liebre. Al final, el fondo no era contra quién, sino el homenaje que se le quería rendir y la solidaridad que se le pretendía dar.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia