Marcas

Papelón en vez de impugnación

Me imagino la incomodidad de César Salinas el viernes en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) cuando se entrevistó con Alejandro Domínguez, el mandamás de esa entidad, en una visita protocolar relacionada con su candidatura a la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles

07:07 / 14 de agosto de 2017

Me imagino la incomodidad de César Salinas el viernes en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) cuando se entrevistó con Alejandro Domínguez, el mandamás de esa entidad, en una visita protocolar relacionada con su candidatura a la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

“Soy el presidente de The Strongest, el club que acaba de protagonizar un papelón ante la Conmebol enviando una nota con el rótulo de impugnación que no tiene ni pies ni cabeza. Disculpe, señor Domínguez”, tendría que haber dicho Salinas al presentarse.

Con seguridad que por esa nota Salinas y los suyos no quedaron nada bien. Capaz que Domínguez y compañía —conocedores a profundidad del fútbol y todo lo que rodea a este deporte para su manejo— hayan pensado: “Que este señor de buenas intenciones se rodee de mejores asesores si va a dirigir a la FBF”.

Es que esa nota firmada por René Villegas, secretario general de The Strongest, era un verdadero mamarracho. Quitemos lo mal redactaba que estaba y vayamos al fondo. De entrada llevaba el término “impugnación”, pero en ese aspecto no aportaba nada, ni una simple prueba de que el jugador Lautaro Acosta, de Lanús, hubiera actuado mal habilitado, como para hacer semejante observación, en el partido contra el Tigre que supuso la eliminación aurinegra de la Copa Libertadores.

Solicitaba luego una revisión para verificar si el proceso de habilitación del futbolista en cuestión había sido el correcto. O sea, el impugnador estaba buscando que fuera la Conmebol la que le diera algún elemento para validar la impugnación. Por supuesto que ésta, con la altura que le caracteriza, respondió poco después que todo estaba correcto y mandó el asunto al canasto de basura.

En verdad: Salinas está jugando para ser el próximo presidente de la FBF y si lo logra no será poca cosa, en buenas cuentas mucho del futuro del fútbol boliviano se va a jugar en este nuevo proceso que apunta al cambio. Pero, más allá de las muestras que avalan su exitosa gestión en The Strongest, él solo no va a poder, menos si se rodea de gente que en vez de hacerlo más fuerte le hace meter la pata como ocurrió apenas unos días después de soportar una desilusión copera.

(*) Ramiro Siles es editor de Marcas Plus.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia