Marcas

¿Y nosotros para cuándo?

El Gobierno ecuatoriano invertirá 53 millones de dólares para el deporte de alto rendimiento en el periodo 2018-2020, según hizo conocer la semana pasada la Vicepresidencia de la República de ese país. Eso significa un promedio de más de 17 millones por año.

La Razón (Edición Impresa)

06:46 / 19 de marzo de 2018

El Gobierno ecuatoriano invertirá 53 millones de dólares para el deporte de alto rendimiento en el periodo 2018-2020, según hizo conocer la semana pasada la Vicepresidencia de la República de ese país. Eso significa un promedio de más de 17 millones por año.

¿Cuándo podrá conocerse una noticia así en Bolivia con la seriedad que amerita? Es decir, que importantes recursos del Estado —sumas adecuadas y no migajas— vayan a financiar el trabajo de los deportistas a largo plazo.

Durante ese periodo, la inversión en el sector deportivo en ese país superará en ocho millones a la del periodo precedente y solo para 2018 —que ya está en curso— destinará más de 11 millones de dólares.

Un país que de alguna manera se puede comparar con el nuestro, porque no está en la élite de los torneos multidisciplinarios (Juegos Bolivarianos, Sudamericanos, etc.) tiene un objetivo con la visión de desarrollar al máximo las capacidades de los deportistas de élite y su gobierno le asigna recursos.

Las comparaciones son odiosas, pero a veces hay que hacerlas: hace unos días, un equipo boliviano de ráquetbol no tenía ni pasajes para asistir a un torneo internacional. Lo mismo le pasaba a uno de marcha atlética. El esfuerzo de alguna Gobernación mediante el Servicio Departamental de Deportes, de alcaldías o el aporte de un banco y de las familias de los deportistas hizo posible la participación de ambas delegaciones. La lista es interminable de las quejas contra el Ministerio de Deportes debido a que el Gobierno central no da nada.

En Bolivia no hay un plan de alto rendimiento, un proceso que apuntale la preparación de los deportistas con posibilidades de pelear sitiales preponderantes a nivel internacional. Tampoco existe la idea de generar formación, eso ni soñar.

Puede parecer un disco rayado, pero ya se sabe que no hubo una adecuada —o ninguna— inversión para preparar a la delegación nacional que será local dentro de dos meses en los Juegos Sudamericanos Cochabamba 2018. No hay ni siquiera certeza sobre cuántos deportistas integrarán el equipo porque el dinero no alcanza para costear los gastos de los 700 inicialmente elegidos.

Ecuador, que también se había descuidado, se ha dado cuenta de que hay que apoyar al deporte y lo está haciendo con decisión, algo que debería imitar Bolivia mediante un plan bien elaborado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia