Marcas

Precios alejan a los brasileños pobres del Mundial 2014

Un boleto para ver la final cuesta lo mismo que medio salario mínimo que rige en Brasil

Brasileños. En su mayoría son futboleros y muchos no podrán ver el Mundial.

Brasileños. En su mayoría son futboleros y muchos no podrán ver el Mundial. AFP.

AFP / Río de Janeiro

23:59 / 20 de agosto de 2013

El sueño del brasileño de ver a su selección en la final del Mundial en el mítico estadio Maracaná se esfuma rápidamente al sacar cuentas: la entrada más barata cuesta medio salario mínimo, evidencia para muchos de la “elitización” que trae el torneo al país.

Más de un millón de las 3,72 millones de entradas para la Copa del Mundo comenzaron a ser vendidas ayer a través del portal de la FIFA. Esta es la primera de tres fases de venta y se extenderá hasta el 10 de octubre, cuando se adjudicarán los boletos.

Los precios de las entradas se dividen en categorías: de la 1 —la más cara— a la 3 —la más barata— para extranjeros que pagan en dólares, e igual de la 1 a la 3 para brasileños, más una cuarta creada con precios más económicos sólo para locales, todas ellas negociadas en reales.

El boleto más barato para un extranjero es de 90 dólares, para un partido de fase de grupos, y el más caro, la final en Río, por 990 dólares en la categoría 1. Para los brasileños, las mismas entradas costarían 60 reales (25 dólares), en categoría 4, y 1.980 reales (825 dólares).

“Hay que entender la Copa como parte de un proceso de estandarización y fundamentalmente elitización del fútbol” que pasa por “la expulsión de los pobres de los estadios”, considera Gustavo Mehl, del Comité Popular de la Copa, uno de los movimientos más críticos a la organización del torneo.

La selección brasileña sólo jugará en Río de Janeiro si llega a la final. Imposible repetir esa foto de 1950 con el Maracaná desbordado con 200.000 personas —la nueva capacidad es de 73.000—, muchos de los cuales asistieron al partido porque en determinado momento se abrieron los portones y se dio entrada franca.

“En la final de 1950 (en Brasil), la entrada equivalía a un poco más de 2% del salario mínimo de aquella época. En la final de hoy, haciendo la misma comparación, el boleto más barato sale 330 reales que corresponden a 50% del salario mínimo”, dice Mehl.

El salario mínimo en Brasil es de 678 reales (282,5 dólares). El 23,6% de la población vive con hasta un salario mínimo y 22,4% vive con entre uno y dos salarios mínimos, según datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE, estatal).

“Creo que las entradas son muy caras, es un valor muy alto, deberían bajarlo”, dice a la AFP Sergio, un carioca de 45 años que no da su apellido, mientras camina frente al reformado Maracaná. Joao Carlos Pereira, un taxista de 36 años, está dispuesto a pagar su entrada, pero tratará de comprarla en la categoría popular. “El fútbol es nuestra pasión y eso no tiene precio”, expresó.

Los datos

Con descuento

Por ley, estudiantes y mayores de 60 años tienen derecho en Brasil a pagar la mitad de la entrada en eventos culturales y deportivos, incluido el fútbol. Para la Copa, la FIFA accedió a la “media entrada”, pero limitada a un cierto número de personas y sólo en la categoría 4.

Para la final

Así, un boleto para asistir a la final podría llegar a 165 reales (68,75 dólares) con el descuento, en vez de 330 reales en tarifa común. Indígenas y beneficiarios de programas sociales para combatir la pobreza también tendrán derecho, igual que los mayores de 60 años en categorías 1 a 3.

Un millón en el primer día

Un poco más de un millón de entradas para los partidos del Mundial que Brasil organizará en 2014 fueron reservadas por 163.000 hinchas de todo el mundo en las primeras siete horas de ventas, informó ayer la FIFA. Las entradas para los 64 partidos del Mundial comenzaron a ser vendidas en el portal de la FIFA en internet a precios que varían entre 90 y 990 dólares para los no residentes en Brasil.

En esta primera fase de ventas, los hinchas pueden reservar una tercera parte de las 3 millones de entradas que serán ofrecidas al público y, en caso de que la demanda supere los billetes disponibles, un sorteo el 10 de octubre definirá a los que pueden confirmar la compra y hacer el respectivo pago.

Según un comunicado divulgado ayer por la FIFA, en las siete primeras horas de venta fueron reservadas 167.000 entradas para el partido inaugural del Mundial, que se disputará el 12 de junio de 2014 en la Arena de Sao Paulo, y otras 165.000 para la final, que tendrá lugar en el Maracaná de Río de Janeiro el 13 de julio. Fueron los dos partidos con mayor demanda. Por países, la mayor adquisición en el primer día de ventas provino de Brasil, Argentina, Estados Unidos, Chile e Inglaterra, en ese orden. La primera fase de este sistema concluirá el 10 de octubre.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia