Marcas

Sábado de súper acción con un Cristiano en blanco

De un salto nos fuimos a Italia, pues resultaba obligatorio casi, ver el estreno de Cristiano Ronaldo en Juventus. Sensaciones raras. El miércoles, el Madrid lo extrañó a él, el sábado el de Madeira añoró seguramente el marco que rodea a todo encuentro del equipo merengue.

Lucas Moura festeja su gol, el primero del Tottenham contra el Fulham por la Liga Premier de Inglaterra.

Lucas Moura festeja su gol, el primero del Tottenham contra el Fulham por la Liga Premier de Inglaterra. Foto: AFP

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza

06:53 / 20 de agosto de 2018

Sábado de campanillas. La pasión (que uno creía se iba a extinguir con el tiempo) nos lleva a pasar de un canal a otro, de un país a otro. Arrancamos con Tottenham 3 - Fulham 1. Un no clásico que lo es en parte por la grandeza del primero y la tradición del segundo, vuelto a Primera este año. Y por ser ambos londinenses. Traducido al fútbol argentino sería un San Lorenzo-Ferro. Por primera vez desde la creación de la Premier League un equipo no contrata jugadores en el mercado veraniego: es el Tottenham de Mauricio Pochettino. ¿Por qué aceptó…? Lo contó Maradona: “Primero, porque gana una fortuna allí, y segundo porque les dejó bien claro a los dirigentes que si lo iban a buscar de Argentina él solo se quedaba si no le vendían ningún jugador. Y le dejaron todo el equipo”.

Hay más: Tottenham tiene un plantel calificado; tuvo 12 jugadores en el Mundial entre las selecciones de Inglaterra (5), Bélgica (3), Francia, Colombia, Corea del Sur y Dinamarca (uno cada una). Lloris, Trippier, que el sábado hizo otro golazo de tiro libre como en el Mundial, Harry Kane, Vertonghen, Dele Alli, Eriksen, mucho fútbol. De modo que tiene cómo afrontar el torneo con aspiraciones. Ya suma 6 puntos. Venció al Newcastle en la primera fecha y en la segunda al recién ascendido Fulham. Harry Kane, cañonero del Mundial, hizo su primer gol de la temporada en brillante definición. Le viene bien, no estaba fino. Hay otro tema relacionado con las incorporaciones: Tottenham orientó toda su fortaleza económica hacia su nuevo White Hart Lane, en el que invirtió 900 millones de euros.

Será un estadio exquisito para 61.000 espectadores sentados. Parece una nave espacial. Lo estrenarán el sábado 15 de septiembre cuando reciban al Liverpool. La nueva casa llega en un momento feliz del club de Jimmy Greaves. Tottenham y Liverpool asoman como los dos grandes retadores al título que pretende revalidar el Manchester United, ultracandidato.

De un salto nos fuimos a Italia, pues resultaba obligatorio casi, ver el estreno de Cristiano Ronaldo en Juventus. Sensaciones raras. El miércoles, el Madrid lo extrañó a él, el sábado el de Madeira añoró seguramente el marco que rodea a todo encuentro del equipo merengue. El Mar Antonio Bentegodi de Verona apenas habrá hospedado 30.000 personas, todas muy pacíficas y poco efusivas. No hubo fiesta ni manifestaciones exultantes por el debut del quíntuple Balón de Oro. Todo muy sereno. Parecía un partido de Segunda de España. O uno entre el Getafe y el Levante. O bien un amistoso de pretemporada. Muy superior la Juventus, que busca su octavo Scudetto consecutivo. Ganó el cuadro de la Fiat 3 a 2 en el minuto 93. Muy justo, había sido más y buscado el triunfo todo el tiempo.

El VAR salvó una injusticia. El juez Fabrizio Pasqua había convalidado un gol de Mandzukic tras un tremendo choque de Cristiano con el arquero Sorrentino, casual, pero muy duro, que acabó con Sorrentino en el hospital. Tras ver el video anuló el fallo y sancionó falta contra el portero. Ninguno de los casi 30.000 se indignó por este ataque a la “esencia” del fútbol. Todo el mundo celebró que se reparaba una injusticia. El guardameta del Chievo había recibido un rodillazo en la cabeza (totalmente casual, vale aclararlo), pero el juez no lo advirtió por la velocidad de la jugada. Gracias al VAR corrigió su error. Millones celebramos, unos cuantos lo lamentaron.

  • Cristiano Ronaldo (izq.)  debutó el sábado en Juventus, pero no hizo goles. En la foto un  saludo con Mandzukic. Foto: AFP

Cómo fue lo de Cristiano…? No marcó (goles de Khedira, Bonucci y Bernardeschi). Y ya sabemos que, sin gol, Cristiano es como la comida de hospital, sin sal, sin salsa, sin gracia. Le faltó suerte, probó varias veces, una pudo llegar a la red y se lo impidió el infortunado Sorrentino (a la bolognesa) en una volada espectacular. No le fue ni bien ni mal. No participó mucho del juego del equipo, el armado pasa por Pjanic, Cuadrado y Dybala. Tampoco tuvo que ver en los goles; él remató seis veces al arco, cuatro desviadas y dos tapadas por el arquero. En una tarde más afortunada, pudo haber convertido. Nadie se desesperó, el triunfo llegó, el gol ya lo hará.

La Juve ganó, pero esa no es noticia en Italia. El Calcio se ha convertido en un torneo de uno, igual que la Bundesliga con Bayern de Múnich, que acaba de servirse a León Goretzka, el mejor proyecto futbolístico de Alemania. Goretzka jugaba en el Schalke. Es muy simpático, todos los clubes alemanes sirven de semillero al que deberían intentar derrotar.

“Prefirió dejar su zona de confort e ir a buscar un nuevo desafío en Italia”, han comentado muchos en las redes refiriéndose a Ronaldo. No coincidimos: más bien parece que, con su fichaje por la Juve, el portugués mató una bandada de pájaros: no debe verle más la cara a Florentino Pérez, con quien mantenía una relación tirantísima, se quita de encima el problema de la Hacienda española (no menor), se cobra los 30 millones de euros limpios por temporada que el Madrid le negaba y, de paso, va a una liga de menos exigencia. Porque no hay duda que, hoy, tiene menos nivel el Calcio que el campeonato español. La liga, que le fue bastante esquiva en España (solo ganó dos en nueve temporadas) es casi una garantía con esa camiseta. Y aparte vive una nueva luna de miel. Ya no existía el amor en el matrimonio con el Madrid. A sus 33 años y medio, la revolución que su figura ha causado en Italia, los mimos recibidos de toda la península, son una caricia muy gratificante.

El último turno lo dejamos para Barcelona-Alavés en el arranque del curso 2018-2019 en España. La novedad hispana es que ya no tendrá el contrapunto Messi-Cristiano, el más extraordinario que registre la historia del fútbol. Lo que uno lograba un sábado era como obligatorio de superar por el otro el domingo.

Así fue durante nueve años. Y se benefició todo el fútbol. También ellos mismos. Tras su opaco Mundial con la caótica selección argentina, Messi volvió a deslumbrar como el año anterior, en que fue determinante para conquistar Liga y Copa del Rey. Está físicamente asombroso, velocísimo, y saca una genialidad detrás de otra. Dos goles, dos tiros en los palos, varios pases-gol, sus toques y controles únicos… Con la pelota está como siempre. A los 31 años va por su décimo campeonato de España. Eso es más que sorprendente, es insólito.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia