Marcas

San José aplasta a Wilster y presiona al puntero

San José dio cátedra de efectividad para golear por 4-0 a Wilstermann, ayer en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro, llegó a 30 puntos y se puso sólo a uno de Bolívar, el puntero del torneo Apertura.

El atacante de San José Carlos Saucedo (izq.) domina el balón ante la defensa aviadora. Afka

El atacante de San José Carlos Saucedo (izq.) domina el balón ante la defensa aviadora. Afka

La Razón (Edición impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:19 / 18 de noviembre de 2013

San José dio cátedra de efectividad para golear por 4-0 a Wilstermann, ayer en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro, llegó a 30 puntos y se puso sólo a uno de Bolívar (31), el puntero del torneo Apertura.

Una destacada actuación del volante brasileño Marcelo Gomes le permitió conseguir un triplete goleador, muy bien asistido por Carlos Saucedo, autor del restante tanto santo.

Wilster tuvo un buen desempeño, generó ocasiones de gol, pero comenzó a perder el partido desde la expulsión de su DT, el argentino Néstor Clausen.

La primera parte fue atípica, porque el dominador fue Wilstermann, con un juego más impetuoso y ofensivo. En así que en los primeros minutos generó tres claras opciones de gol: Éric Aparicio (7’) , Rodrigo Ramallo (13’) y Gerardo García (17’).

Sin embargo, en la primera salida del local, Gomes, sin pensarlo, sacó un violento remate y abrió la cuenta a los 22’. Tan sorpresivo como injusto dirían los aviadores, porque el local golpeó cuando peor la pasaba.

Pese a ese contraste, el aviador persistió en su juego ofensivo y generó al menos un par de acciones más, sin convertir.

Otra vez se repitió la historia, porque cuando daba la impresión de que el local se descontrolaba, Saucedo anotó a los 40’.

El inicio del complemento fue lapidario para la visita, porque a los 3’ Gomes anotó otro golazo.

A partir de ahí el rojo ya no tuvo reacción, porque el golpe anímico fue demasiado duro, tanto que el cuarto gol supo a una puñalada que sentenció la muerte aviadora. El autor de esa conquista no era otro que Gomes, quien a los 6’ —aún temprano— cerró el cotejo.

De ahí en adelante bajó en intensidad porque el local se limitó a contragolpear y mantener a su rival en la mitad de la cancha; mientras que los visitantes quedaron desmoralizados anímicamente y hasta dieron la impresión de jugar con un hombre menos, porque no tuvieron la misma actitud del primer tiempo y dejaron dominar al rival.

Hinchas rojos ocasionan destrozos en las afueras

Por lo menos unos treinta hinchas de Wilstermann fueron detenidos ayer por la Policía de Oruro, en las afueras del estadio Jesús Bermúdez y otras calles aledañas, debido a que integrantes de la barra visitante, furiosos por el resultado, salieron del escenario y rompieron parabrisas de autos que estaban alrededor tirándoles piedras, y causando otros daños materiales en algunas casas de la zona.

Según un reporte extraoficial, al menos una docena de autos sufrió daños por el rompimiento de sus vidrios, tanto laterales como parabrisas, además del rayado de puertas. Asimismo, algunos transeúntes que se cruzaron con la muchedumbre de la barra aviadora sufrieron amedrentamientos, con insultos incluidos.

A falta de 10 minutos para el final del encuentro, la Policía ordenó a la barra visitante desalojar el escenario orureño, justamente para evitar incidentes con la barra local; pero mientras los aficionados se retiraban, su enfado por la derrota hizo que ocasionaran diversos destrozos.

Efectivos de la Policía que escoltaban a los hinchas procedieron a gasificarlos y dispersarlos,  al mismo tiempo que se registraron detenidos, sin que hasta anoche el Comando Departamental de Oruro hubiera dado una información oficial.

Enojo por el ‘mal’ arbitraje

Críticas

Al concluir el partido, los jugadores aviadores no quisieron hacer declaraciones. Algunos decían: “entrevisten al árbitro, él fue la figura”, dando a entender que “ayudó” a San José.

Coreado

El volante brasileño Marcelo Gomes, quien reapareció en el santo, salió coreado por la afición del cuadro local, que le reconoció su esfuerzo, además de los tres goles convertidos.

El árbitro

José Jordán tuvo una discreta actuación, se equivocó varias veces, aunque no influyó. Sin embargo, los visitantes lo señalaron como el causante de su derrota.

Masivo apoyo

Los aficionados rojos estuvieron desde la mañana por diversas calles de Oruro. Llegaron de Cochabamba 18 buses repletos de gente que fue a alentar a su equipo.

Fuera de sí

El técnico argentino Néstor Clausen ingresó al campo de juego para reclamarle al árbitro por su expulsión y otras cosas más. Fue retirado persuadido por gente de su banca.

Repleto

El estadio Jesús Bermúdez estuvo repleto, lo que no se veía hace tiempo. Hubo 28.000 aficionados, que dejaron pocos claros en las graderías, simplemente en la parte inferior.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia