Marcas

Sánchez Capdevila: ‘Jamás doy un balón por perdido’

“Emprender esta etapa de mi carrera es un reto, vengo a demostrar que el fútbol español continúa en alza y que por ello el jugador es valorado fuera de nuestras fronteras. Además, le quiero aportar al Bolívar y alcanzar objetivo, uno de ellos es sumar otro título a su largo historial”.

José Luis Sánchez Capdevil. Foto: Miguel Carrasco

José Luis Sánchez Capdevil. Foto: Miguel Carrasco

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:00 / 14 de julio de 2013

Llegó ayer por la madrugada el nuevo jugador de Bolívar, José Luis Sánchez Capdevila (32 años) dice que es un reto actuar en el fútbol boliviano. Aunque tiene una larga trayectoria, será la primera vez que juegue en un club que no es de su país. Entre otras cosas, lo animó venir lo que él considera que será una experiencia: el fútbol en la altura. Por supuesto uno de sus mayores objetivos es lograr el título de campeón con Bolívar y después tener una buena Copa Libertadores de América.

“Emprender esta etapa de mi carrera es un reto, vengo a demostrar que el fútbol español continúa en alza  y que por ello el jugador es valorado fuera de nuestras fronteras. Además, le quiero aportar al Bolívar y alcanzar objetivo, uno de ellos es sumar otro título a su largo historial”.

Son las primeras palabras de José Luis Sánchez Capdevila ni bien bajó ayer del avión —a las 05.45, cuando todavía no era de día—, junto con su esposa Sara, sus hijos Hugo y Alba, además de su empresario José Manuel García.

Es el nuevo refuerzo de Bolívar. Un mediocampista ofensivo español de una larga trayectoria en su país. Es asistidor, rápido, le gusta encarar, tiene buena potencia con el remate de izquierda e hizo goles espectaculares en su carrera, uno de ellos de rabona desde fuera del área cuando vestía la camiseta del Valladolid (primera división), y no olvida aquella vez que con el Jerez (segunda) convirtió desde la mitad de la cancha.

Hoy estará en Cochabamba al lado de sus nuevos compañeros, viendo el partido por la Copa Cine Center frente a Wilstermann.

– ¿Fue el viaje más largo que hizo?

– Sí, fue una travesía bastante larga. Viajamos 24 horas con dos escalas, así que nos sentimos exhaustos, pero  a la vez deseosos de comenzar esta nueva etapa y sobre todo poder aportar con experiencia a este nuevo reto. Venimos con la ilusión de empezar un buen proceso y deseo poner mi granito de arena, a fin de que Bolívar siga haciendo grandes cosas y obtenga nuevos y grandes logros.

— ¿En estos días ya se enteró más del fútbol boliviano?

— Sé que se practica un fútbol de calidad. El que desarrolla Bolívar es uno de los mejores y queremos complementarnos, para ello vamos a ver cómo se desarrollan los días y a qué tipo y estilo de fútbol me tengo que acomodar.

— ¿Qué le contaron sus compatriotas que ya están jugando en el balompié boliviano?

— Que es otro tipo de juego, sobre todo por el tema de la altura cambia un poquito, sin embargo, esperamos hacer un buen proceso de adaptación e irnos adecuando paso a paso. Sé que no tendré problemas en la parte física, porque muy poco tiempo ha pasado desde que dejé de entrenar. Aún me siento en la plenitud, como para poder competir, aunque todo eso seguramente lo evaluarán el cuerpo técnico y también médico, así que debemos esperar el resultado de esas observaciones.

— ¿Qué le sedujo para venir?

— En principio, sabemos que el club constantemente es protagonista en el certamen local y tiene mucha constancia con sus participaciones en la Copa Libertadores de América, un campeonato siempre llamativo para cualquier futbolista y un gran reto. Es un club que siempre está como protagonista.Vengo a asimilar y a conocer cómo es el trabajo en la altura, y sobre todo experimentar en lo futbolístico este  tema, por eso ahora mismo el reto inmediato es precisamente tratar de tener una rápida adaptación, veremos  cómo se adapta el cuerpo para responder a las exigencias que nos vayan a plantear. Ya lo he dicho: hay retos importantes por delante, en principio tratar de ganar el torneo Apertura de la Liga y luego la Copa Libertadores de América. Hay que afrontar con mucha ilusión y con muchas ganas ambas cosas.

— ¿Logró conocer algo más de su nuevo club?

— He intentado empaparme de lo que es, en realidad desde enero, cuando me hicieron la propuesta por primera vez, hasta que se consolidó mi venida, he logrado información que considero será muy útil. Llego a un club con mucho historial, que tiene varios campeonatos en su haber y que siempre apuesta a desarrollar un juego técnico, de mucha vistosidad.

De pronto varios españoles se reúnen en el fútbol boliviano…

— Bueno, contar con el técnico (Miguel Ángel Portugal) y tener un amigo como Eduardo Moya ahora como compañero, seguramente ayudará bastante, pero por lo que sé el equipo está integrado con gente de gran calidad humana y futbolística, de mucha trayectoria en el fútbol y sobre todo con un grupo bastante fortalecido. Con todos esos  aspectos sabemos que nos vamos a adaptar a todo.

¿Hacer quedar bien al fútbol español es otro desafío?

— La verdad es que el futbolista español es en este momento muy valorado y para nosotros salir de nuestro país es complicado. Por ello miro esto como un reto y vengo con la idea de demostrar que esos conceptos nos son equivocados, sobre todo la capacidad  y la formación que tenemos, pero esto se debe mostrar en el terreno de juego.

— ¿Qué jugador veremos en la cancha?

— Soy un hombre que combate hasta el último minuto del partido, que lo da hasta el último aliento en la parte física, con muchas ganas, con fuerza, jamás doy un balón por perdido. Voy a intentar aportar todo lo que pueda para sumar y espero que sea una grata experiencia para ambas partes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia