Marcas

Tiziano Siviero: ‘En enero será muy difícil cruzar el salar’

El italiano llegó a Bolivia para hablar sobre la seguridad en rally. Él fue bicampeón del mundo de rallies (1988 y 1989) como navegante de Miki Biasion, y hoy como consultor del ATCUAE actualiza los conceptos en ese orden que deben primar en el deporte.

El italiano Tiziano Siviero en La Paz,    con un casco  de piloto entre sus manos. Foto: Pedro Laguna

El italiano Tiziano Siviero en La Paz, con un casco de piloto entre sus manos. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:45 / 10 de junio de 2013

La seguridad en el automovilismo deportivo se ha convertido en una prioridad para la Federación Internacional (FIA) y mediante el Instituto de Deporte del Motor, Seguridad y Sostenibilidad, una organización sin fines de lucro, ha desarrollado junto al Automóvil y Touring Club de los Emiratos Árabes (ATCUAE) y el Automóvil Club Boliviano (ACB) una capacitación internacional en el país.

El italiano Tiziano Siviero llegó a Bolivia para hablar sobre la seguridad en rally. Él fue bicampeón del mundo de rallies (1988 y 1989) como navegante de Miki  Biasion, y hoy como consultor del ATCUAE  actualiza los conceptos en ese orden que deben primar en el deporte.

— ¿Cómo se debe considerar la seguridad en el mundo del automovilismo?

— Es parte de un entrenamiento y de una concientización. El deporte de motor es peligroso para quien corre o para quienes como espectadores  están al lado de la ruta. Lo más importante para los pilotos es respetar las normas que están escritas, y por parte de los espectadores es escuchar qué le dicen los oficiales de la competencia y no exponerse en lugares peligrosos que entorpezcan el desarrollo de una carrera.

— ¿ Cuáles son los aspectos de seguridad a tomar en cuenta?

— Está claro que no es un abc. Por ejemplo, la butaca, el buzo y el casco deben estar homologados. Un piloto que respeta todo lo que está escrito en la ley va a correr con seguridad.

Una pausa en la conversación permite luego abordar un tema que está en boga en el país. El Dakar por tierras bolivianas. Su experiencia en rallies le ha permitido ser consultor externo de la empresa francesa ASO, organizadora de la competencia. Es considerado la cabeza pensante de las rutas del Dakar. Y en esa condición recorrió 15.000 kilómetros en Bolivia y elevó un informe que de seguro fue base para determinar el ingreso de la carrera por el país.

— ¿Cuáles son las características que usted considera que Bolivia presenta para el Dakar?

— Primero, tener rutas aptas para esto, que significa tener desiertos fundamentalmente. Porque es una carrera que se desarrolla por lugares inhóspitos y más complicados posibles. El Dakar no se puede correr entre medio de la casa, entre un pueblo y otro, por  espacios abiertos. Y, segundo, por encontrar en el lugar una dificultad específica, como por ejemplo aquí hay la altura, hay algunas cosas que hacen a la carrera más complicada que en otros lugares.

— ¿Usted tuvo la oportunidad de recorrer Bolivia?

— Unos 15.000 kilómetros.

— ¿ Y de ese recorrido hubo una ruta sugerida a ASO?

— Hice un informe de lo que pensaba de la ruta, de las variaciones. Hay que tener en cuenta que una parte, que es una fracción grande del país, muy grande, en enero tiene agua y es muy difícil. Van a pasar pocos con vehículos.

— ¿Usted conoce el salar de Uyuni?

— Sí.

— ¿ Hay alguna preocupación por la lluvia que cae allí en la  época elegida para la carrera?

— Sí. Mi valoración personal, pero  no sé al final cuál será la decisión que tomará la ASO, es que en enero va a ser muy difícil cruzar el salar de Uyuni. Digamos que es muy complicado entrar porque normalmente hay agua, entonces la ruta elegida, que yo no sé cuál será, muy probablemente pase cerca del salar de Uyuni, bordeará, pero no sé cuál será la decisión final, aunque creo que va a ser extremadamente difícil cruzarlo.

— Para decidir la ruta del rally en los diferentes países, ¿se considera sobre todo lo accidentado de la ruta o más el tema panorámico?

— Las dos cosas tienen su contenido importante. Digamos que cuando se elige una ruta se tiene que considerar todos estos aspectos. La dificultad deportiva por pasar y la belleza del lugar.

— ¿Qué no debe hacer Bolivia para no perder el Dakar en 2015?

— Creo que no tiene que comprometer la carrera con problemas seudopolíticos. Si todo anda bien y la gente está contenta y no hay manifestaciones en contra, todo funciona a nivel de estructura, de logística, no hay atrasos en el cumplimiento de los plazos.

— ¿Por qué se dejó de correr en África?

— Ahí el problema es que es un continente muy caliente, con problemas sociales muy políticos y, entonces, pienso que ha habido alguna parte política que ha tomado el Dakar como un gesto. El Dakar es una carrera que la ven 190 países toda la noche. Casi va a tener un reportero que le dice qué pasó. Si pasa un hecho malo, va a tener una pantalla enorme, entonces, es un blanco ideal.

— Entonces, ¿se tiene que evitar que en Bolivia haya bloqueos de caminos, paros y todas esas cosas, por ejemplo?

— Estas cosas seguramente podrían comprometer, pero lo digo de externo, pues veo lo que pasó en África. Afrontemos de otro lado: (El Dakar es) una carrera como una topadora, necesita mucho tiempo para ponerse en movimiento; pero cuando se mueve, no se frena más. Todo lo que puede entorpecer este camino a esta topadora provoca un problema real después en la logística, en el desarrollo. Y esto hace que en el momento haya que decidir: sí hay lugares lindos, (pero) uno puede decir nos vamos porque nos van a complicar la vida.

Por la ruta de Bolivia sólo van a pasar las motos. Y muchos entendidos dicen: “pasa la mitad del rally, por qué no pasan los camiones ni los autos”. ¿Usted considera que será igual una fiesta?

— Por supuesto que sí, por supuesto que va ser una fiesta de todos modos: 150 motos, que son lo mejor del mundo en esta categoría, es un espectáculo fantástico (para) verlo pasar. No sólo por el hecho de la velocidad, por el cansancio, la fatiga, por llegar. Es un espectáculo sin duda.

Claro que es mejor tener las tres categorías, pero creo que es bueno empezar con poco porque hay que evaluar cómo se entra en un país nuevo, no es tan fácil. Pienso que es bueno entrar de a poquito, se arriesga menos (en) problemas que puedan suceder, y si funciona todo bien, el año que viene puede llegar toda la caravana.

— Cuando se habla de mover 3.000 personas en la caravana del Dakar, ¿qué implica a nivel de logística?  

— La logística de una caravana de 3.000 personas no es fácil. Los puntos que implican estas 3.000 personas son miles. De los aviones que los trasladan, de los helicópteros, de seguridad, de la transmisión de televisión, de organización, del movimiento de los medios de auxilio que son muchos, son 500 medios que se ponen. En el aire, para un tramo hay entre 10 a 15 helicópteros, que vienen de Europa y otros del país. Muchos son helicópteros ambulancias, hay otros para la televisión, para fotógrafos, etcétera.

— Pero en la ruta boliviana no tendría que haber tanto de eso…

— Sí. Habrá un vivac pero no habrá mecánicos. Se llama etapa maratón, que significa que los pilotos tienen que trabajar también en eso. No hay mecánico que los pueda ayudar y se ayudan entre ellos.  

Los nuevos terrenos le agregan dificultad

La experiencia de Tiziano Siviero es multifacética. Corrió varias versiones del Dakar en África y hoy saltó al otro lado del balcón para asesorar sobre las rutas en Sudamérica. Sabe que para un piloto “es un de- safío personal” porque “llegar al fondo, al final, no es simple, no es una tarea fácil”.

— ¿Cuál es la evolución que ha tenido la ruta?, porque primero pasaba por Argentina y Chile, luego se incorporó a Perú, ahora sale Perú e ingresa Bolivia…

— Es cierto que hay más Estados, más panoramas diferentes, se encuentran diversos terrenos que van a agregarle más dificultad a la carrera. En África era igual, porque se largaba de París con nieve y se terminaba con 35 a 40 grados, cruzando Marruecos, Maule, Mauritania, muchos países.

— ¿ Las diferencias en el clima hacen mayor el desafío  que tiene cada competidor?

— Yo creo que en África era difícil, como es difícil acá. Hay diferencias: En África hay mucho menos estructura, entonces, hay un poquito más de esta sensación de estar en el medio de la nada —digamos— que acá, donde es un poco menos porque siempre hay una ciudad no tan lejana. Pero, por ejemplo, con la variedad de paisajes creo que en Sudamérica hay mucho más que en África.

— ¿Qué sugerencias de seguridad se deben difundir para que el público las tome en cuenta?

— El público se debe quedar en un lugar seguro y tranquilo, donde pueda acceder y salirse de ahí también sin entorpecer el desarrollo de la carrera. Y esto es lo que está planeado.  En general, el público tiene que ponerse en lugares seguros, lugares arriba de la ruta,  alejados de ella para que en caso de que una moto se salga no cause un accidente. Los chicos deben estar siempre bajo el control de los adultos; los animales cerrados en un cerco. Hay que actuar de una forma responsable.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia