Marcas

Benito Valverde: ‘Tratamos de mostrarles el camino’

Dice que las razones que lo motivan a realizar su trabajo es la solidaridad con los demás y la falta de apoyo a las divisiones menores en Bolivia que han acarreado fracasos deportivos.

Benito Valverde.

Benito Valverde.

La Razón / F. Trino / Buenos Aires

01:07 / 12 de abril de 2013

— ¿Cómo comenzó el emprendimiento para apoyar a chicos que tienen talento futbolístico?

— Con Alberto Vaca y el exfutbolista Milton Melgar cuando venía a Buenos Aires hablábamos de la  posibilidad de traer algunos chicos para que pudieran probarse en las divisiones inferiores de los clubes de primera división del fútbol argentino y de crear una fundación con el nombre de Melgar en Argentina para captar fondos genuinos que nos permitieran solventar éste y otros proyectos. Aprovechando la buena imagen que tiene, Melgar gestionó convenios con algunos de  los clubes de primera división de Argentina.

— ¿Qué función cumple usted?

— Consiste en proporcionarles alimentación, vivienda, potenciarlos psicológicamente y hacerles un control diario de tal manera que no les falte nada para que la adaptación sea lo menos traumática posible. Es así como este emprendimiento, un poco precario, fue tomando forma, digo esto porque no contamos con los recursos óptimos y con un plan unificado de seguimiento, control y evaluación, pero con  esfuerzo, comprensión de mi familia y la colaboración de algunos amigos  tratamos de realizar esta iniciativa para que de alguna manera el sueño de estos chicos  sea realidad.

— ¿Qué lo motiva para hacer esta buena acción?

— Varios factores, pero sólo me voy a referir a dos que a mi entender son los más importantes: el primero es el hecho de que a veces somos muy críticos al ver los fracasos de la selección mayor, de la Sub-20 y de los clubes de la Liga cuando participan en campeonatos internacionales; sin embargo muchos no aportamos nada, no nos comprometemos y a la hora de la verdad somos simples críticos. Hay dos tipos de personas, aquellas que dicen cómo hacer las cosas y no hacen nada y las que no dicen nada pero siempre están cuando se las necesita, depende de nosotros saber de qué lado estamos. El segundo es el hecho de ser solidarios dentro de nuestras posibilidades, para serlo hay que dar desinteresadamente para el beneficio y potenciamiento del otro, es una forma de devolver algo y de ser agradecido con la vida.

— ¿Cómo eligen a los chicos?

— La selección de talentosos la realiza Milton Melgar a través de la escuela de fútbol que tiene en Santa Cruz, la edad que se apunta es entre los 15 y 17 años porque creemos que en esta etapa de formación los jugadores ya muestran sus condiciones reales de juego, quedando por potenciar la parte física, psicológica, de orientación y comportamiento. Una vez seleccionados se les explica a los padres la idea del trabajo a realizar en Buenos Aires, los beneficios y contras que esto implica; si están de acuerdo se programa fecha de viaje que coincida con el inicio de la pretemporada de las divisiones inferiores del fútbol argentino, se los entrena en la escuela de fútbol de Melgar en Buenos Aires y luego se les consigue  clubes para que puedan probarse.

— ¿Usted se responsabiliza?

— Estos chicos seleccionados que se encuentran a prueba o han sido fichados por algún club quedan bajo mi responsabilidad, la de brindarles vivienda, alimentación, contención y el cuidado diario para que su estadía sea lo más adecuada y cómoda posible. Cabe mencionar también  el apoyo desinteresado que brindan mi familia, los padres de familia y algunos amigos, quienes colaboran activamente en forma voluntaria.

— ¿Qué sigue luego de que los chicos logran su objetivo?

— Hoy tratamos de conseguir lo antes posible la habilitación de la fundación en la Argentina, para poder contar con una institución organizada que permita la búsqueda de recursos económicos para hacer sustentable éste y otros proyectos y nos habilite a trabajar en forma metódica, que asegure el manejo eficiente de los asuntos formativos, deportivos, administrativos y financieros.

Hay que destacar y poner de manifiesto que son los chicos los verdaderos protagonistas de esta historia, son ellos quienes hacen el trabajo diario, luchan y se esfuerzan en un ambiente ajeno en desigualdad de condiciones; cargan sobre sus hombros el desarraigo, cambio de idiosincrasia, de forma de vida y de estar en un ambiente ajeno lejos de los familiares y seres queridos. Nuestro trabajo es mínimo comparado con el de ellos, sólo tratamos de  mostrarles el camino, guiarlos y darles las condiciones básicas para que puedan crecer y mejorar sus expectativas de vida.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia