Marcas

Víctor Barrientos: ‘Hace falta una revolución deportiva’

Entrenador. Es el nuevo DT de San José. Regresa al país y plantea un rediseño para mejorar el fútbol boliviano.

VÍctor Barrientos.

Víctor Barrientos.

La Razón (Edición Impresa) / Rafael Sempértegui / La Paz

00:39 / 15 de junio de 2015

El nuevo director técnico de San José, Víctor Barrientos, comienza hoy su labor en Oruro. No se limitará a conducir al primer plantel, sino que quiere ejecutar un proyecto macro.

Es un convencido de rediseñar la estructura del fútbol boliviano, de los clubes y de la competencia nacional. Sugiere crear centros de formación, apelar al Estado, que los clubes propongan y qué cosas se puede hacer para cambiar la realidad actual.

— ¿Dónde estuvo estos años?

— Estaba trabajando en París, Francia, y unos meses antes de volver a Bolivia estudié en el Johan Cruyff Institute en Barcelona, España, donde hice cursos de Administración Deportiva y de Fútbol; cursé tres módulos y aún me faltan dos. Además estuve como director técnico del CA París, filial del PSG. Allá ese cargo no se relaciona al manejo del equipo, sino se trata de encarar la política deportiva.

— ¿Cuánto tiempo estuvo en esas labores en Francia?

— Cuatro años trabajamos en Francia, siempre con equipos en formación. La filial de Paris Saint-Germain es muy fuerte y con un gran proyecto.

¿Por qué volvió a Bolivia?

— Por el fútbol, por estar en el país. Pese a los miles de kilómetros, para nada estaba lejos de nuestra realidad futbolística. Con la tecnología que se tiene ya las distancias casi no existen. Siempre seguí a nuestra Liga, a los clubes y a la selección obviamente.

Usted es un entrenador con muchos estudios, ¿qué cree que le pasa al fútbol nacional?

— La certeza es evidente, es necesario y urgente un cambio de diseño y de trabajo. Nuestro fútbol y organización no son buenos, eso es evidente por los resultados y tenemos que cambiar. La visión del presidente Evo Morales de proponer el cambio en muchos aspectos es imprescindible y el fútbol no es la excepción por cómo nos fue y nos va.

— ¿Qué debemos hacer?

— Atacar diversos aspectos de estructura, desde la formación de base de nuestros atletas o futbolistas. Nuestras instituciones no tienen una adecuada estructura en lo deportivo, hay escaso marketing, nuestros clubes no manejan otras áreas que se pueden explotar. Entonces urge un cambio de diseño.

— ¿Un ejemplo específico?

— Hace poco acabó un nacional Sub-15 en Trinidad, los chicos jugaron una semana y acabó todo, una semana y vuelven a sus ciudades y no se los sigue, muchos se perderán, entonces dónde está el seguimiento, el proceso, el trabajo a mediano y largo plazo. Además que antes de Trinidad seguro trabajaron máximo dos meses. No es así.

— ¿Y los clubes profesionales?

— Tienen que estar administrados y estructurados para mantener un centro de formación y no solo dedicarse a su equipo profesional. Deben saber sacar adelante diversos procesos de trabajo, ese es uno de los factores del cambio, porque si no sembramos, como lo hacen todo el año otros clubes aquí cerca en Argentina, qué vamos a cosechar, qué jugadores irán a los clubes y a la selección boliviana. Es como sembrar para comer, sino vamos a tener que traer de afuera.

— Pero los clubes no tienen recursos, ¿cómo se financia?

— Esa siempre ha sido la gran piedra. En este momento del país en el que el presidente Morales propugnó el cambio, pienso que debe apoyarse en el Estado, si no se cuenta con empresas poderosas que sostengan un proyecto, entonces buscar una opción así. Trabajar y armar proyectos factibles, sinceros. No creo que el Estado o el actual gobernante digan no, por el contrario, seguro podría lograrse un apoyo efectivo.

Víctor Barrientos atiende a los medios de prensa. Desde hoy dirigirá a San José en Oruro.

— ¿Mientras no se tenga eso, entonces será difícil cambiar?

— Pese a que no hay condiciones, creo que se tienen a muchos formadores. En los mismos hogares los padres y madres pueden ayudar al cambio, a incentivar un hábito y una cultura deportiva en sus hijos, entonces de ahí se salta a los entrenadores, formadores, colegios, escuelas. La formación es base de toda superación en cualquier ámbito. Una buena base educativa nos deja a individuos mejor preparados. Si tenemos formadores, campeonatos constantes, sin descuidar estudios, alimentación y otros, seguro podemos empezar a cambiar.

— Igual para hacer ese cambio un padre necesitará apoyo

— El apoyo seguro surgirá cuando se muestre iniciativa, trabajo, propuesta. Seguro el Estado puede ayudar si hay interesados, es decir, falta un cambio, una revolución deportiva en la que todos reaccionen y cambien la mentalidad, desde la casa, las directivas, los entrenadores. Desde el deseo de hacer y apoyar al deportista. Yo soy un fanático y convencido de que si al presidente (Evo) Morales  se le propone, se puede tener el gran respaldo de un gobernante interesado en el deporte. Puede ser el punto de partida para una gran reformulación y un nuevo diseño de cómo encarar el deporte en nuestro país.

— ¿En la parte netamente futbolística cómo está nuestro fútbol?

— La respuesta está a la vista. No hay más qué explicar, sino ver. El mejor termómetro es cómo nos fue afuera en los cuatros años últimos, ahí está la respuesta, mucho sinsabor.

— ¿Pero, cómo ha encontrado usted a nuestro fútbol?

— Estancado, porque no nos fue bien. Un último parámetro puede ser Bolívar en la Libertadores del año pasado o en la Sudamericana de 2004 y no más, mire, estamos yendo diez años y más atrás para ver un éxito nacional.

— ¿No se encontrará con esa cruda realidad del fútbol nacional en filas de San José?

— Seguro, soy consciente de todo eso, pero en algún rato debemos meternos, arriesgar y ver qué intento de mejora podemos hacer, porque el otro camino es no decir algo y seguir igual, pero propusimos un plan, nos aceptaron y bueno, vamos a trabajar en el intento de cambiar.

— ¿Qué hará?

— Yo solo no haré mucho, pero sí hay un proyecto macro con un plan de trabajo que va más allá del primer plantel, como el de crear un centro de formación integral de futbolistas, contar con el apoyo del Gobernador para ver esa parte, ver el marketing, la administración de otras áreas, es decir tratar de hacer una empresa del club San José.

— ¿Cómo empezar con el centro de formación?

— Con el elemento humano que se tiene en la capital, pero no solo ahí: uno de nuestros colaboradores irá por todo el departamento para saber si existe algún talentoso, que yo creo que hay talentosos en el país, los vamos a traer y trabajar. En Santa Cruz puede crearse una filial, hay 50.000 orureños que pueden apoyar el proyecto.

— ¿Eso es a largo plazo?

— Es así, pero no solo en Bolivia, sino en todo lado. Un árbol no crece enorme y fuerte en un año, es un proceso, ahora por no encarar eso es que estamos lejos de los países de Sudamérica y ni qué decir de Europa. La famosa Masía del Barcelona de España es de otro mundo, pero ése es el costo. Las estrellas no salen de la noche a la mañana, siempre hay un previo gran y extenso recorrido.

— ¿Le alcanzará el tiempo?

— Yo soy director técnico de San José, pero vamos a montar una estructura de trabajo con personas que se dediquen a ello y yo fiscalizaré y dirigiré también, pero habrá operadores.

— ¿San José quiere el título y resultados inmediatos?

— Seguro, por eso mismo, luego de un análisis duro y autocrítico, ahora vamos a tratar de armar y preparar un equipo que esté a esa altura del desafío.

— ¿Qué le dice al hincha?

— Primero a la directiva de San José agradecerle la confianza en el proyecto y al hincha pedirle su apoyo y paciencia en el proyecto. Tienen que comprender que se debe trabajar y sembrar y para luego cosechar, porque no hay otra fórmula.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia