Marcas

Vladimir Soria: ‘No me desespero por volver a dirigir’

Con Bolívar fue un notable jugador. Como DT, condujo a la Academia al subtítulo de la Copa Sudamericana

Vladimir Soria en su hogar, al lado de su esposa Sara y dos de sus tres hijos. A la izquierda, Leonardo; a la derecha, Cristian. Su hija Wendy no aparece en la foto.

Vladimir Soria en su hogar, al lado de su esposa Sara y dos de sus tres hijos. A la izquierda, Leonardo; a la derecha, Cristian. Su hija Wendy no aparece en la foto. Eduardo Schwartzberg.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:21 / 16 de diciembre de 2013

Fue un notable jugador de fútbol. Identificado, por siempre, con Bolívar, donde hoy trabaja como asistente técnico. Por el momento ha dejado de lado su faceta como primer entrenador (su mayor éxito fue conducir a la Academia a obtener el subtítulo de la Copa Sudamericana de 2004), después de dirigir también a otros ligueros.

— ¿Cuándo te volveremos a ver dirigiendo a un equipo liguero?

— He tenido muchas oportunidades para volver, en Cochabamba, en Santa  Cruz y en otros departamentos, pero por la familia y porque me siento muy bien en Bolívar me quedé aquí; además, no me desespero por volver a dirigir, habrá otras oportunidades más adelante, seguramente llegarán y estaré preparado. Nunca me ofrecí a nada y mucho menos a algún puesto, así que las opciones más adelante se presentarán solas.

— Mientras tanto vives ya varios años como asistente técnico en el nuevo proceso de Bolívar y BAISA, ¿cómo ha sido esta transición?

— Cambió la manera de trabajar, cada entrenador hace lo suyo. En esta etapa, por ejemplo, estoy asimilando mucho de un técnico como el profesor Miguel Ángel Portugal, que conoce mucho de la parte técnico táctica, y aprender de este tipo de entrenadores te deja mucho, creo que es uno de los mejores de los que han llegado al país. Como jugador tuve directores técnicos de gran importancia, como el profesor Jorge Habbeger, que implantó el doble turno; Moisés Barack, que tácticamente paraba muy bien a sus equipos; Xabier Azkargorta en la selección, con quien ahora me tocó trabajar.

— ¿Cuál es el nivel actual del fútbol boliviano?

— Estamos muy atrás con relación al resto. Quizá Bolívar hizo el esfuerzo y es la excepción al conseguir clasificarse en la anterior edición de la Copa Libertadores a una siguiente instancia, pero quedamos ahí porque fuimos eliminados por Santos. Hace muchos años que ningún equipo puede avanzar en la Copa, sea Libertadores o Sudamericana, y ello demuestra que estamos por debajo de los demás.

— ¿Pasa lo mismo con la selección?

— Tampoco estamos bien, terminamos penúltimos, pero cuando contrataron al profesor Xabier Azkargorta ya estábamos eliminados, pues perdimos dos cotejos como locales ante Colombia y Chile, y ello resto posibilidades.

— ¿Será lo mismo en todo lo que viene, la Copa América de Chile y las eliminatorias para Rusia?

— Uno siempre tiene que ilusionarse, ya que si no nos ilusionamos, mejor no participamos. La ilusión es la que te motiva para trabajar, mejorar y crecer, pero también se debe acompañar esa actitud con una buena planificación de todos los componentes que hacen al fútbol, desde dirigentes hasta entrenadores.

— ¿Hay un proceso de formación de futbolistas en el país?

— Debemos ser claros: no hay trabajo en divisiones inferiores a nivel nacional. Bolívar sí hace una buena labor en la división preprofesional con la conducción de Óscar Villegas y Rolando Crespo, y con ese trabajo está alimentando al primer equipo con varios jugadores como son los casos de los tarijeños Miguel Suárez y Álvaro Espíndola; y los paceños Leandro Maygua y Jaime Arrascaita, jugadores de muchas condiciones. Y seguramente seguirán surgiendo otros.

Pero está claro que en nuestro país la carencia de organización de torneos impide que salgan futbolistas, no hay campeonatos en las diferentes categorías, cuando deberían organizarse desde la Sub-15 hasta la Sub-20.

Ahora, otro de los grandes males es que si organizan algún certamen de alguna categoría a nivel nacional, como el que hicieron en Oruro, a los equipos los hacen jugar todos los días por no invertir un poco más de dinero y extender el certamen, entonces qué futbolista puede rendir y mostrar buenas condiciones jugando a diario, cuando incluso se va en contra de las normas establecidas por la FIFA. Son detalles que deben cambiar, se debe hacer torneos serios y con comodidades para que haya una verdadera competitividad.

— ¿Cómo es el jugador boliviano de hoy?

— Ha cambiado, el jugador es más profesional. En mi época, que no está muy alejada en el tiempo, también  nos cuidábamos, pero había indisciplina y algunos entrenadores supieron cortar esos brotes. Ahora se ve muy poco de aquel tema, el jugador es más consciente de que su cuerpo es su herramienta de trabajo, descansa más tiempo, se alimenta mejor.

— ¿Cómo ha sido este torneo que está por terminar?

— Sin duda es un campeonato muy apretado, como   lo fue el anterior, que se definió en las últimas fechas. Creo que se definirá en el   último partido, pero considero que el más perjudicado fue Bolívar con muchas situaciones en contra. Por ejemplo, en el partido contra Oriente no pitaron un penal clarísimo, contra Universitario no expulsaron a Robledo cuando le cometió falta penal a Ferreira; no son excusas, es la realidad que se vio en el torneo en contra del equipo; sin embargo, a pesar de esas situaciones adversas Bolívar mantiene esa actitud y ese juego frontal en busca de lograr un nuevo halago.

— ¿Si Bolívar logra el ‘bi’, alcanzar el ‘tri’ será una nueva presión?

— Creo que si alcanzamos  este campeonato, al año la presión y la responsabilidad serán más duras, porque aparte de afrontar el torneo local tendremos que disputar la Copa Libertadores y lo que quiere Bolívar es tomar con la misma responsabilidad ambos torneos, no pensar en uno y dejar de lado el otro. Pero esperemos primero ser ganadores de este campeonato.

— A propósito, ¿qué clase de reto se plantea la Academia en la próxima Copa?

— Nos tocó un grupo bastante duro con Flamengo (Brasil), Emelec (Ecuador) y León (México). Hay que prepararse muy bien para ser protagonistas y lograr avanzar. Pero el mayor inconveniente es que nuestro torneo no se planifica bien, pues mientras en gran parte de los otros países ya terminaron de jugar, nosotros seguimos. Nuestro campeonato debió terminar el fin de semana que pasó para que los jugadores tengan un margen de descanso y receso laboral; en cambio seguimos en competencia, por ahí terminamos el fin de semana que viene o tal vez se extienda hasta el 26, o sea que no habrá mucho tiempo de descanso, que es importante para un equipo profesional, y no se podrá hacer una buena recuperación en la parte física.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia