Marcas

Waldo Albarracín: ‘Universitario no puede quedar huérfano’

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) tiene nuevo rector. Waldo Albarracín dice que en su gestión habrá apoyo al deporte. En el pasado, la “U” tuvo un gran equipo de fútbol, que hizo historia nacional e internacional; y también otras disciplinas contaron con respaldo y espacios en el deporte. La idea es, poco a poco, darle fuerza a la actividad.

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín. Foto: VÍctor Gutiérrez

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín. Foto: VÍctor Gutiérrez

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

00:06 / 10 de marzo de 2014

La Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) tiene nuevo rector. Waldo Albarracín dice que en su gestión habrá apoyo al deporte. En el pasado, la “U” tuvo un gran equipo de fútbol, que hizo historia nacional e internacional; y también otras disciplinas contaron con respaldo y espacios en el deporte. La idea es, poco a poco, darle fuerza a la actividad.

— ¿Qué importancia le va a brindar su gestión al deporte?

— Nosotros asumimos que las universidades tienen un componente humano joven, lo que permite que físicamente sea activo para la práctica deportiva; es algo que tomamos en cuenta dentro la propia formación que recibe el estudiante y de hecho éste es gran contribuyente para la conformación de grandes equipos  en básquetbol, voleibol, fútbol y otras disciplinas. De manera que la práctica del deporte no puede estar ajena, no debemos descuidar el incentivo a ella  y para lograrlo debemos destinar los recursos económicos correspondientes.

— ¿Cuenta la UMSA con infraestructura para promover su política deportiva y los recursos de los que usted habla?

— Tenemos  campos deportivos, contamos con un coliseo, una cancha de césped en Cota Cota, pero consideramos que es insuficiente, por lo que el tema de la infraestructura en la UMSA sigue siendo algo pendiente, y hay que trabajarlo. Ahora, todo eso pasa por  recursos, pero es una entidad del Estado, así que hay que tener iniciativas para aliarnos de manera coordinada para mejorar esta falencia. La  condición de ser estudiante de la universidad debería ameritar el acceso gratuito de todo estudiante universitario a cualquier campo deportivo que haya sido construido con recursos del Estado. Las gobernaciones y municipios deberían analizar el tema.

— El Club Universitario era antes un grande en el fútbol paceño, ¿cuál es su situación actual?

— El club Universitario no puede quedar huérfano del respaldo institucional; es decir, no puede ser visto como una institución privada. Desde la UMSA daremos el respaldo económico, luego para hacerlo competitivo debemos fortalecerlo con nuevos valores. Tenemos alrededor de 80.000 estudiantiles, vemos que hay un potencial deportivo y consideramos que en las 13 facultades con las 54 carreras existen valores que pueden incluso ser estrellas.

Efectivamente no estamos pudiendo indentificarlos, incentivarlos, así que los jugadores no van a caer del cielo; de manera que tenemos que hacer un seguimiento para que aparte de sus estudios practiquen el fútbol. Queremos tener un equipo con gente nacional y joven sin apelar a estrellas desgastadas que llegan del exterior y acá se las trata de reciclar con sueldos astronómicos que incluso generan resentimiento en el resto. La mejor forma para ser competitivos  es teniendo escuelas de fútbol, que el Universitario, además de ser un club se convierta también en escuela.

Vamos a buscar que aquel Universitario que llegó a la Copa Libertadores con Griseldo Cobo, Guery Ágreda, Raúl Álvarez, pueda revivir e incentivar a los jóvenes. Vamos a trabajar para buscar volver al profesionalismo en un proceso que debemos apoyar en forma decidida institucionalmente.

— ¿Usted fue deportista?

— Obviamente, como todo niño y adolescente jugué al fútbol, llegué hasta las cuartas especiales del Bolívar; luego vinieron otro tipo de prioridades, aunque siempre fui hincha de la camiseta celeste. También fui pasapelotas en el (estadio) Hernando Siles. Aquello sucedió porque como uno va desarrollando su físico, es decir va creciendo, ya no puede burlar o ingresar por los accesos que teníamos. Antes había barras metálicas previas al ingreso al frontis del estadio, donde metías la cabeza primero, luego girabas el cuerpo, descuidabas a los guardias y corrías a esconderte en el sector de preferencia  del viejo Hernando Siles. Un día, un familiar me hizo el gancho para poder hacer esa labor de pasar las pelotas, algo que no solamente me permitió relacionarme con los jugadores, sino observar los gestos técnicos de cada uno de ellos.

— ¿Cómo ve la coyuntura actual del fútbol?

— Soy hincha del Bolívar, creo que el equipo vive un momento normal,  y esta situación considero que le hace bien al fútbol boliviano, porque es muy grave que dos o tres equipos todo el tiempo estén a la cabeza. Lo que sucede es que se está mostrando que hay competitividad. A Bolívar o The Strongest ahora ya no les es fácil ganar un partido de local, lo que antes era implícito. Hoy, que le gane un San José o un Real Potosí a Bolívar, si bien a los hinchas no nos agrada, pero es una señal de que hay competitividad y transparencia. Siempre tenemos el pensamiento de que todo está amañado o no ponderamos la actuación del árbitro, pero que el celeste pierda ante un equipo chico es señal de transparencia.

Además, es una señal importante para aquellos futbolistas del plantel que se creen estrellas intocables, los jugadores mejor pagados, reflexionen en sentido de que no están justificando el salario que obtienen. Esa gente no está cumpliendo con el club ni con la hinchada.

— Éste es el año del Mundial en Brasil, ¿qué selecciones son sus favoritas?

— Obviamente los bolivianos vamos a apostar por alguna selección sudamericana, por  Argentina, Brasil  o Uruguay; ojalá pudieran estar en aquel sitial de privilegio y es de esperar que el título se quede en Sudamérica; es una aspiración de los que habitamos en este continente, pues sería grave que gane un equipo europeo.

Le gusta el deporte y es celeste

paceño

Waldo Albarracín Sánchez nació en La Paz el 15 de abril de 1957. Es aficionado al deporte desde niño e hincha del Club Bolívar.

Abogado

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés es un abogado de profesión, fue Defensor del Pueblo. Y en su familia es padre de Rodrigo, Waldo, Juanjo y  Valentina.

El club

El Club Universitario de La Paz, dependiente de la UMSA, fue fundado el 23 de septiembre de 1922. Fue campeón en 1969 y jugó la Libertadores en 1970.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia