Marcas

Wálter Veizaga - ‘No estoy ni a la mitad del nivel que yo quiero’

Todoterreno. Es el volante inamovible en el Tigre. Su regularidad y juego lo mantienen a gran nivel sin hacer ruido

Wálter Veizaga celebra el gol que le marcó a Aurora en el partido de ida en Cochabamba.

Wálter Veizaga celebra el gol que le marcó a Aurora en el partido de ida en Cochabamba.

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

00:03 / 26 de noviembre de 2012

Para el cuerpo técnico de The Strongest es uno de los mejores volantes mixtos de la Liga y es el nuevo “tres pulmones” del fútbol boliviano. Incansable, impasable y con el perfil bajo, sin estridencias, es el cochabambino Wálter Veizaga uno de los jugadores más regulares con la camiseta atigrada en el actual certamen. “Brilla, pero sin gritar, aunque creo que tiene que hablar un poco más”, opina Roberto Aríñez, el asistente gualdinegro. Veizaga habla de su buen momento en el Tigre.

— ¿Qué etapa futbolera considera que atraviesa?

— Un buen momento y no sólo yo, sino el equipo, todo el grupo. Creo que tenemos armonía con las cosas positivas y la verdad nos ilusionamos con hacer historia. Vamos bien anímicamente, hay ganas de triunfar y eso se nota desde las prácticas hasta los mismos partidos.

— ¿Cuáles son las razones para este buen momento?

— Porque hay conciencia de trabajo, hay unidad con todo el grupo y en lo personal trabajo con la misma actitud de siempre, de querer superarme, de no tener techo y subir y subir hasta donde más pueda. La verdad, no estoy ni en la mitad del nivel de juego que yo quiero alcanzar.

— Usted es de los que jugó casi todos los partidos, ¿qué evaluación hace de ello?

— Eso se debe a la confianza de mis compañeros y del cuerpo técnico. Eso fue muy importante para mí y para desenvolverme mejor sin sentir el cambio y además las cosas se me dieron, y creo que no desentoné. Tenemos un grupo sano, leal y competitivo entre todos , porque así es este The Strongest.

— ¿Le gusta quitar y pasar o ir mucho más adelante?

— La verdad que me gusta quitar y hacer jugar. Por ahí mi puesto exige cortar las jugadas y ya, esa es mi tarea principal, pero la verdad me gusta salir jugando, provocar un ataque y mirar siempre al frente, no al costado ni atrás. Además no soy de golpear, sino ir bien en el anticipo.

— ¿La fama no es para los volantes de marca porque no brillan en esa tarea?

— Así se dice, porque es el trabajo que menos se nota. Se corre mucho, se traba, se obstruye y brillan más quienes están siempre adelante, quienes anotan goles o hacen una gambeta. Pero yo creo que uno sobresale si hace bien su trabajo, eso se nota.

— ¿Usted es el nuevo ‘motor’ en el Tigre?

— No, yo creo que lo justo es decir que hay varios motores en el equipo, porque es impresionante ver la resistencia que tienen (Alejandro) Chumacero, Nelvin (Soliz), (Daniel) Chávez, Jair (Torrico) y la misma experiencia de Sacha Lima. Pienso que nadie nos puede ganar corriendo, dejamos todo en la cancha. Además está Pablo (Escobar) que siempre nos recomienda estar metidos en lo que queremos.

— ¿Tiene algún espejo en su puesto?

— Creo que hay varios, está Vladimir Soria, el mismo Wálter Flores a quienes tomo como referencia; pero la verdad yo hago mi trabajo, trato de ser yo, dando lo máximo de mi capacidad, sin limitarme en nada. Como dije, no quiero tener techo, quiero estar siempre al máximo, cada vez mejor y eso es en el trabajo a conciencia.

— Se dice que la camiseta atigrada transmite garra, ¿a usted le pasó algo así?

— En lo personal yo no soy de bajar los brazos, sea la circunstancia que sea, eso lo demostré donde jugué y sí es cierto eso de que el Tigre se caracteriza por la garra, podemos estar perdiendo 3-0, o jugar con un hombre menos por una expulsión o con todo el estadio en contra, en el Tigre no nos rendimos nunca. Se corre, se mete y en el Tigre tú nunca te sientes derrotado, por más que las cosas no salgan como quieres.

— ¿The Strongest es el mejor equipo del torneo?

— Por el momento eso estamos demostrando y queremos acabar así, porque lo que hacemos no es casualidad, sino regularidad en diferentes sentidos. Hasta ahora lo hemos demostrado en todo el torneo. El equipo juega bien y se lograron resultados positivos.

— ¿Qué partido en especial recuerda de esta etapa?

— El clásico, porque marcó el rumbo de ambos. Gracias a Dios lo ganamos, desde ahí es que seguimos firmes con el objetivo. Y otro partido decisivo fue con San José, otra final adelantada y se ganó, pero aún hay cuatro finales en las que tenemos que confirmar todo. 

— ¿Cómo surge la tesis del “paso a paso”?

— Desde hace más de un mes que la prensa presiona, los hinchas y otros hablan del tricampeonato, nosotros también tenemos esa ilusión, pero no podemos equivocarnos  porque aún falta. No podemos distraernos ni confiarnos. El “paso a paso” en realidad es la vida misma como lo hemos hablado. No puedes pensar en titularte si aún no aprobaste el primer año, luego el segundo. En el fútbol no puedes pensar en el título cuando aún hay varios partidos.

— ¿Cuánto tiene que ver el DT Villegas en esta carrera?

— Hartísimo, porque el profe me dio muchas oportunidades. Hubo momentos en los que hubo falencias, pero me apoyó, tuve continuidad y eso fue importante para mi carrera. Él respalda mucho al jugador, pero también le exige. Además que me llevó a la selección, jugué en ella y es el gran responsable de lo que me pasa, por eso todo mi respeto y agradecimiento.

— Hablando de selección, se dice que Azkargorta lo está viendo, ¿cómo lo asume?

— Es un halago, pero ahora estoy bien metido con el objetivo que nos propusimos en el Tigre, mejorar partido tras partido, aportar bastante y creo que en la medida que rinda al club, seguramente tendré alguna oportunidad y ojalá sea para demostrar mi capacidad ya que la selección es el sueño de todo jugador. Vamos a tener paciencia y sé que se puede dar.

— ¿Qué piensa y siente sobre la selección?

— Que es lo máximo. Que es la oportunidad de representar a tu país y que ojalá se me dé para así ser útil a mi país.

— ¿Algún recuerdo de Wilstermann?

— Muchos, desde que debuté en la Liga con esa camiseta y porque pasé lo bueno y también lo malo. Salimos campeones, pero también fuimos al descenso, que ya lo peleamos desde 2009. Esa parte fue muy dura, no se la desearía a nadie, porque nos tocó jugar partidos peor que finales como con Nacional Potosí, luego con Ciclón, nos amenazaron, nos rompieron vidrios del auto y hasta se quisieron meter con nuestras familias. Esas experiencias te enseñan a madurar y saber hacer las cosas de buena manera.

El Tigre es su tercer club

Los suyos

Wálter Veizaga Argote nació en Cochabamba, el 24 de julio de 1988.

Familia

Oscar y Jhenny (padres) y Álvaro (hermano).

Estudios

Bachiller del colegio Don Bosco. Estudiaba Ingeniería Comercial en la UCB.

Clubes

Wilstermann, Oriente Petrolero y The Strongest.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia