Marcas

Wilster pasa por encima de Bolívar

Goleada. El equipo aviador logró una cómoda victoria con un buen desempeño; la Academia estuvo lejos de su nivel.

El capitán aviador, Edward Zenteno, supera la marca del académico Erwin Saavedra, en el estadio Félix Capriles. Foto: Fernando Cartagena

El capitán aviador, Edward Zenteno, supera la marca del académico Erwin Saavedra, en el estadio Félix Capriles. Foto: Fernando Cartagena

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

05:32 / 28 de septiembre de 2015

En lo que va del torneo Apertura de la Liga, Wilstermann no había protagonizado tan cómoda victoria como lo hizo ayer frente a Bolívar, al que superó con un resultado de 3 a 0, que lleva el rótulo de goleada en un clásico nacional por la novena jornada disputado en el estadio Félix Capriles de Cochabamba.

Así como hizo tres, el equipo aviador pudo lograr uno o dos tantos más, para ello dos factores influyeron: jugó uno de sus mejores partidos, sobre todo durante el primer tiempo, y se topó con un rival que “ayudó”, porque no fue la fiera que parecía.

Con este resultado, Wilster mantiene su condición de invicto y recuperó el tercer lugar a costa de Bolívar (17 contra 15 unidades) —que se lo había arrebatado—, además se puso a solo dos del segundo, Sport Boys (19), continuando firme en la lucha por los primeros lugares.

Hubo equilibrio en el juego durante algo más de 20 minutos, con marca estricta de parte de ambos para no dejar espacios, de manera que hubo pocas jugadas profundas y, por tanto, escasas situaciones de gol.

La primera opción clara fue para Wilster, a los 27’, cuando Imanol Iriberri enfrentó a Romel Quiñónez y éste desvió con los dedos al tiro de esquina.

De inmediato vino la jugada con la que se abrió la cuenta, Omar Morales, sin marca, lanzó un centro, y tampoco nadie tomó en el área a Edward Zenteno, quien con un cabezazo frontal puso el 1 a 0 (28’).

Antes que se terminara el primer tiempo, si bien Bolívar tuvo una posibilidad mediante William Ferreira, fue Wilstermann el que estuvo más cerca de concretar el segundo tanto. Por ejemplo Ronald Segovia casi lo logra tras guapear a los 41 minutos ante tres rivales, pero su tiro se fue apenas desviado.

Un grosero error de Juan Carlos Arce, lanzando la pelota hacia atrás, pensando que sería un pase para uno de sus compañeros, generó el segundo gol del equipo aviador, pues Iriberri quedó solo y definió hacia el primer palo a los 46’.

De entrada en la segunda mitad llegó el tercer y definitivo gol, fue una buena jugada en la que intervinieron tres hombres del local: la inició Segovia, Saucedo fue hasta el fondo y su centro fue justo y cabal para Iriberri, quien de cabeza, otra vez sin marca, puso la pelota lejos del alcance de Quiñónez (6’).

Sucedió lo que fue anotado al comienzo: Zenteno primero y Thomaz Santos, después, desperdiciaron claras ocasiones, entre otras que generó Wilster en la segunda parte.

Bolívar trató de reaccionar pero ya era tarde. Cambiar un 3 a 0, jugando así, con poca acción colectiva, dejando todo a las individualidades, rozaba lo imposible, por más alguna definición de Ferreira y otra, de tiro libre —la más clara— de Juan Miguel Callejón, tapada por el guardameta Olivares.

La escasa contención le pasó factura a la Academia

Ramiro Siles

Mantener el equipo —con solamente un cambio, el regreso de Wálter Flores en vez de Damir Miranda en la mitad de la cancha— y el “dibujo” táctico le costó caro a Bolívar.

A la larga, el resultado de ayer, una derrota por 3 a 0 a manos de Wilstermann, dio como conclusión que no era para poner un solo hombre de contención en la mitad de la cancha —justamente Flores— y tantos hombres de vocación ofensiva, más allá que éstos tuvieran también, en definida circunstancia, la obligación de apoyar en la marca.

De manera que Wilstermann no solo se adueñó de la mitad de la cancha sino que pasó esa línea por lo general con facilidad, muchas veces gracias a Ronald Segovia, y además porque Flores no se abastecía para cumplir con la labor de marca.

Bolívar tuvo cuatro partidos seguidos con esa gente y los ganó todos, pero su actitud fue diferente, muy ofensiva, y por lo general teniendo la pelota y siendo el que proponía, lo que ayer no ocurrió en la cancha del Félix Capriles valluno.

Encima de todo, el técnico Eduardo Villegas no halló respuestas en el banco de suplentes, en donde estuvieron siete jugadores en vano, pues el entrenador optó por no hacer ningún cambio en los 90 minutos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia