Marcas

Xabier Azkargorta: ‘Este año el fútbol no puede desaparecer’

‘La mejor ayuda para la selección es fortalecer los clubes’

Xabier Azkargorta expone sus conceptos en plena entrevista, horas antes del clásico en La Paz.

Xabier Azkargorta expone sus conceptos en plena entrevista, horas antes del clásico en La Paz. Ángel Illanes.

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

03:29 / 04 de noviembre de 2013

Xabier Azkargorta confirmó ayer el anticipo que hizo Marcas en su edición de ayer: permanecerá en el cargo de seleccionador nacional hasta septiembre de 2014, tras llegar a un acuerdo con la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), cuyo actual directorio —encabezado por Carlos Chávez— terminará su gestión ese mes. El vasco llegó de Santa Cruz para ver el clásico paceño y, entre otras cosas, se refirió a los motivos que le animaron a seguir y a los planes que tiene para el fútbol nacional.

— ¿Es verdad que llegó a un acuerdo para seguir como técnico de la selección nacional hasta septiembre del próximo año?

— Sí, me han comunicado (los dirigentes de la FBF) que vamos a terminar esta gestión en septiembre porque hay que seguir organizando partidos. No hemos firmado, pero me basta con la palabra que me han dado para continuar con el trabajo.

— ¿Por qué se anima a seguir?

— Fue una decisión dura. He visto cosas muy pobres que me han hecho dudar fuertemente, pero sigo queriendo a este país y vivo en Bolivia. Hoy me ofrecen la posibilidad de seguir y por ese cariño que le tengo al país lo voy a hacer.

— ¿Definió cómo será su situación económica?

— No hablamos del tema. A mí me han dicho en la presidencia que voy a seguir un año más y es un tiempo importante para consolidar algunas cosas con el fútbol. Vamos a tener la buena posibilidad de preparar un trabajo sin la angustia de una competición, y es importante que hagamos un trabajo de fútbol. Por ejemplo, hemos cambiado prácticamente el 85% de la composición de la selección y hay un grupo de unos 30 futbolistas con los que estamos trabajando. Además, haremos un seguimiento especial durante este año.

También entiendo que la actual gestión no quiere hipotecar a la próxima administración de la FBF con un contrato a largo plazo. De manera que en este plazo de un año vamos a centrar la atención  en este grupo de jugadores y tengo empeño en hacer cursos de formación para técnicos por toda Bolivia.

— La dirigencia dice que esta ampliación de contrato es histórica…

— Habrá que preguntarse por qué algunas decisiones que son normales aquí son históricas.

— ¿Cómo ve su imagen frente a la afición?

— Uno no tiene más que pasear conmigo por la calle y verá que la gente me quiere, tiene corazón y memoria, y sabe que las cosas que un día se hicieron no se pueden borrar. Mi prestigio delante de la gente llana sigue igual; sin embargo, también hay gente que quiere borrar eso, pero que lo siga intentando porque nunca lo va a lograr.

— ¿Ese grupo de 30 futbolistas puede ser la base de la nueva selección?

— No pienso en mí ni en el próximo técnico, pienso en que se hizo una renovación interesante con la aparición de nuevos futbolistas que pueden tener un mejor desarrollo en el futuro. Lo de menos es pensar en quien recibe a ese grupo; lo importante es hacer un trabajo por y para el fútbol.

— ¿De qué jugadores está hablando?

— Lo sabrán en su momento, es un grupo al que seguimos hace rato, hicimos una estadística de jugadores que han estado en eliminatorias y amistosos. Desde el partido contra Ecuador hasta el último pusimos una gran variedad de nombres, apenas hay tres o cuatro que han repetido. Es una base sobre la que se puede trabajar ya, no tenemos que esperar que sea la víspera de un evento para ir corriendo a hacer un trabajo.

— ¿Tomará en cuenta a los experimentados para el trabajo del próximo año?

— Siempre, la gente con experiencia ayuda en la formación de los jóvenes.

— ¿Qué hará con las divisiones inferiores?

— La gente está confundida. Yo sostengo que la mejor ayuda para la selección es fortalecer a los clubes. Casi siempre el reflejo de la selección es lo que muestran los equipos que pasan un momento muy delicado. Salvo el grupo BAISA —que administra a Bolívar— todos los demás llegan con las justas a fin de mes. Creo que hay que hacer un plan para beneficiar al fútbol.

— ¿Qué piensa usted de la participación del Estado?

— Mi experiencia en selecciones y en países donde he trabajado hace que llegue a la conclusión de que ninguna selección va a poder desarrollar su trabajo sin un buen acuerdo con el Estado y ningún Estado podrá hacer nada interesante en el fútbol sin un buen acuerdo con la federación. Tienen que ir de la mano con planes conjuntos y hay que olvidarse de personalismos y más bien pensar en un buen desarrollo del fútbol.

— ¿Tuvo respuesta del presidente Evo Morales sobre el proyecto que usted le presentó en Warnes?

— Todavía no, ahí está y se hacen gestiones para encontrar medios de financiamiento. Es un torneo Sub-18 para jugarse en todo el país. Todo lo que se haga es potenciando a los clubes, es importante que los clubes no estén tan angustiados.

— ¿Percibe que el Estado no quiere trabajar con esta dirigencia?

— No sé. El anuncio de Carlos Chávez, de que no se va a presentar a la siguiente reelección, ha sido claro y contundente, y supongo que en este año se presentarán las alternativas necesarias. A veces el mundo de la gestión demuestra que contra alguien se lucha mejor en vez de crear. Este año no puede de-saparecer el fútbol, el error sería interrumpir procesos cuando no hay competición. La visión que tengo es que (Chávez) es un presidente elegido, cumple su mandato y se juzgará su gestión, pero el fútbol debe continuar.

Yo pienso en el fútbol y no en las personas, en el desarrollo del joven de 18 o 19 años que tiene perspectivas, pero no encuentra las formas. Pienso en esas canchas que no tienen condiciones, en la alimentación de los jugadores y en las bases para organizar  campeonatos. No estoy descubriendo nada, hay que darse una vueltita para ver las condiciones y ver que hay mucho trabajo por hacer.

— ¿Qué piensa de la reestructuración del fútbol boliviano?

— Eso lo tenemos que hablar. En este momento hay una tricefalia (FBF, Liga y ANF) y urge un debate serio y despersonalizado para ver por dónde tenemos que desarrollar nuestro fútbol, y habrá que preguntarse el papel de cada una de ellas en el fútbol boliviano y hacer un debate sincero y profundo en beneficio de jóvenes

— ¿Cómo ve usted el papel de cada una de esas cabezas?

— Veo con una frase: “cada uno hace lo que puede”. Pero los programas no son haciendo lo que se puede, sino preparando para hacer más de lo que se puede.

— ¿Por qué Sergio Galarza no tuvo minutos en su despedida de la selección?

— Las cosas no son así en el fútbol y yo hablé con él antes de su anuncio. Hace más de un año que quería irse, pero lo convencí de que podía dar más cosas. No había por qué darle minutos (frente a Perú) si tuvo muchos a lo largo de su vida. Había un plan de trabajo, hablé con Daniel Vaca y le dije que tenía dudas de llevarlo a él o a Sergio a Lima, porque estaba decidido que Romel Quiñónez iba a jugar. Vaca lo entendió perfectamente con una actitud profesional y se quedó en el país.

— ¿Es posible que en un próximo amistoso Galarza sea convocado?

— El habló conmigo y me dijo más cosas personales sobre su futuro, que no pienso revelar. Sostuvo que era su última convocatoria y que no va más a la selección, pues quiere enfocarse más en su vida particular.

Las dos caras de  la medalla del DT

Al mundial

Hace 20 años, Xabier Azkargorta dirigió a la selección boliviana por primera vez y     la condujo a jugar el Mundial de Estados Unidos de 1994.

Sin copa

El año pasado volvió contratado por la FBF, a mitad de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014. La Verde no pudo conseguir el pasaporte.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia