Marcas

El aperitivo copero fue un vibrante clásico 3-3

Liga. The Strongest estuvo siempre al frente en el marcador desde el gol madrugador de Escobar, pero Bolívar siempre consiguió empatarle, resultado que al final se consolidó.

El atigrado Boris Alfaro domina el balón ante la marca de los académicos Ronald Eguino y Walter Flores. Foto: Pedro Laguna

El atigrado Boris Alfaro domina el balón ante la marca de los académicos Ronald Eguino y Walter Flores. Foto: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

00:00 / 10 de febrero de 2014

Un gol madrugador de Pablo Escobar que fue respondido por Rudy Cardozo, dos tantos de William Ferreira, convertido así en el máximo anotador en partidos entre The Strongest y Bolívar, y un estreno con otros dos de Boris Alfaro, convirtiendo su segundo doblete consecutivo en el Clausura, marcaron como hechos sobresalientes el clásico 191 en la historia de la Liga, jugado el viernes y que terminó igualado a tres como adelanto de la cuarta jornada, antes de que ambos se enfrasquen en su debut, el jueves que viene, en la Copa Libertadores de América de 2014.

Aunque fue un empate, de alguna manera tiene un “sabor” a derrota para el Tigre, que siempre estuvo al frente en el marcador y no supo mantener la diferencia, y de satisfacción para la Academia, que cada vez que estuvo abajo tuvo fuerza como para llegar a la igualdad.

El rápido tanto de Escobar cuando se jugaba el primer minuto del partido fue respondido con un precioso tiro libre de Rudy Cardozo (1-1), mientras después –en medio de un encuentro vibrante, con opciones diversas para ambos– vinieron los tantos de Alfaro y Ferreira, alternándose en ese orden en dos ocasiones seguidas, para sellar el resultado definitivo.

Aunque esa noche la punta estaba en juego, The Strongest la sostuvo endeblemente esperando lo que hicieran sus perseguidores en el resto de la jornada (ahora Universitario es el líder con los mismos puntos que el atigrado, pero con un cotejo menos), y Bolívar no pudo llegar a ella, postergando esa su aspiración para más adelante.

El Tigre no pudo además romper la aún corta racha sin poder ganarle a su tradicional rival en cotejos ligueros, con el del viernes ya son cuatro partidos (casi un año), en los que se produjeron dos empates y dos victorias de la Academia.

En abril será la revancha, Bolívar y The Strongest volverán a enfrentarse no se sabe en qué situación en la Liga; sin embargo ahora tienen, por lo pronto, un inicio de Copa Libertadores, el jueves, cuando los celestes visiten la casa del Emelec ecuatoriano y los atigrados la del brasileño Atlético Paranaense, ambos rivales dirigidos por extécnicos bolivaristas, Gustavo Quinteros y Miguel Ángel Portugal, respectivamente.

Escobar rompe el récord por 16 centésimas

Pablo Escobar hizo un gol madrugador el viernes, y logró romper el récord en clásicos, pues el tanto atigrado llegó a los 29”02/100 (29 segundos y dos centésimas), superando la marca del argentino de Bolívar Roque Valverdi, por 16 centésimas.

Para establecerlo con exactitud, Marcas Plus de La Razón apeló a las imágenes de televisión y al cronometraje exacto que proporcionan ellas en una mesa de edición.

El 15 de septiembre de 1993 (ganó Bolívar 3-1), Valverdi, del conjunto celeste, convirtió el primer tanto del partido a los 29"18/100 (veintinueve segundos dieciocho centésimas).

En esa ocasión, el periodista y estadístico Lorenzo Carri también pudo comprobar con la imagen televisiva y el cronómetro exacto el tiempo en el que había llegado aquella conquista, histórica desde entonces por lo tempranera.

Doce años antes, el 27 de agosto de 1981, Erwin Romero (Bolívar) había marcado a los 56" (cincuenta y seis segundos) de la primera etapa.

Otros tantos fueron anotados en el primer minuto de clásicos: el 2 de junio de 1991 convirtió Hebert Arandia (Bolívar) y el 19 de agosto de 2001 un autogol de Óscar Sánchez (The Strongest) en favor de los celestes.

En 2011, Lorgio Álvarez (Bolívar) convirtió al minuto de juego. Un año antes, Luis Palacios de The Strongest anotó un primer tanto en ese tiempo.

En 2005, Luis Cristaldo (The Strongest) y Limberg Gutiérrez (Bolívar) marcaron a los dos minutos de juego.

El gol más rápido en la historia de la Liga llegó a los 9” 77/100  (nueve segundos y 77 centésimas) a cargo del mediocamista  Alexander de Sousa, Ratinho, de Oriente Petrolero, en un artidos disputado jugado el 4 de abril de 2004 ante The Strongest en el estadio Juan Carlos Durán de Santa Cruz.

Ferreira, una ‘avalancha’  de goles en cuatro años

William Ferreira es, desde el viernes, el máximo anotador en clásicos, ahora tiene 19, con una diferencia sobre Fernando Salinas (17), y es que tardó mucho menos tiempo en lograr esa marca frente a lo que hizo el recordado goleador chapaco, ambos luciendo la camiseta de Bolívar.

La notable campaña goleadora del uruguayo, una “avalancha” contra The Strongest —el tradicional rival de la Academia— comenzó el 2 de agosto de 2009, y cuatro años con seis meses después se ha convertido en el máximo artillero de esta clase de encuentros en la historia liguera.

En cambio, llegar a esa cima, en la que estuvo hasta muchos años después de su retiro, le costó a Salinas casi nueve años, pues tardó todo ese tiempo para convertir sus 17 tantos, mientras el peruano Jorge Hirano, que llegó a marcar 16, tuvo que jugar un poco más de seis años en filas bolivaristas para lograrlos.

Ferreira, no hay que olvidar, fue tres veces consecutivas goleador liguero y en cada torneo siempre ha estado entre los primeros, aportando con goles. Hace rato que no había, en el fútbol de la Liga, un fenómeno como el uruguayo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia