Marcas

Sebastián Careaga, el mejor de una familia tuerca

El piloto potosino compitió en la edición 32 de esta carrera inscribiéndose en el grupo más veloz, en el que también figuraba su tío Rolando Careaga Alurralde, con quien protagonizaron un duelo electrizante.

Careaga (der.) y su navegante Hernán Vargas celebran por ganar el Gran Premio. Foto: Álvaro Valero

Careaga (der.) y su navegante Hernán Vargas celebran por ganar el Gran Premio. Foto: Álvaro Valero

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Avendaño / La Paz

16:57 / 19 de septiembre de 2019

Sebastián Benjamín Careaga Campos (Potosí, 6 de marzo de 1994) es el flamante  campeón de los coches en el Gran Premio Nacional de Automovilismo y Motociclismo que terminó el viernes, día histórico para el joven corredor que se convirtió en el primer integrante de su familia, que se caracteriza por ser tuerca, en obtener este título en su debut.

El piloto potosino compitió en la edición 32 de esta carrera inscribiéndose en el grupo más veloz, en el que también figuraba su tío Rolando Careaga Alurralde, con quien protagonizaron un duelo electrizante en las siete etapas que disputaron y que pasaron por más de 2.000 kilómetros en siete departamentos del país, a excepción de Pando y Beni, que no fueron tomados en cuenta en esta oportunidad para que no sea tan extensa la competencia y lleguen varios corredores a la meta.

Ambos se repartieron varias victorias de etapa. Sebastián se impuso en cuatro y su tío ganó en dos —la restante fue para Diether Reyes—. Con ello el joven piloto hizo un tiempo de 16 horas, 3 minutos, 32 segundos y 90 centésimas, escoltado por su tío (16h05’13”60) y Rolando Castrillo (17h09’45”90), quien era el último monarca.

“Estoy muy feliz por ganar y más aún porque es mi primer Gran Premio. Es una sensación indescriptible la que siento por haber salido campeón”, señala Sebastián, quien selló su triunfo en la entrega de premios que se desarrolló en la plaza Murillo.

Esta victoria es especial para el potosino porque se convirtió en el primer corredor de su familia en conquistar el Gran Premio.

“Mi padre (Orlando Careaga Alurralde) estuvo muy cerca de ganar esta carrera, pero cuando le faltaban dos etapas tuvo que abandonar. Luego mis otros hermanos no lograron vencer”, explica el competidor de 25 años.

Pero este título llegó después de muchos años dentro del deporte tuerca, pues a sus 13 primaveras se inició como navegante de su padre.

“Estuve como su copiloto y cuando lo hice me encantó la adrenalina que llegué a sentir. Mis hermanos y yo nos interesamos bastante por el automovilismo porque mi padre y mi tío corrían mucho y los seguimos”, recuerda.

Dos años después de acompañar a su padre en las competencias dentro del coche recibió el mejor regalo de cumpleaños: su primer auto de carrera con el que empezó a practicar y mejorar hasta convertirse hoy en día en uno de los mejores pilotos del país.

“No tengo títulos departamentales, pero sí un campeonato nacional de cuando tenía 18 años, también ostento cuatro subcampeonatos bolivianos y tres terceros lugares a nivel nacional”, detalla.

Es el tercero de cuatro hermanos y todos incursionaron dentro del automovilismo. El mayor es Orlando (de 31 años), quien compitió y acabó el Rally Dakar 2017, luego siguen Rodrigo (30), Sebastián (25) y Aníbal (21).

“Todos corremos, aunque cada uno ya está con sus actividades personales. Mi hermano menor igual competía, pero lo tuvo que dejar por sus estudios”, señala Sebastián, quien también recibe mucho apoyo por parte de su madre Edmy Campos.

Quiere volver al Rally Mundial

Correr nuevamente en el Campeonato Mundial de Rally es el proyecto y objetivo que tiene Sebastián Careaga para el próximo año, aunque ello dependerá del tiempo que pueda disponer en su actividad laboral.

“Quiero volver al Mundial de Rally. Tengo un proyecto que lo estoy trabajando para poder competir en algunas fechas de 2020, así que veremos cómo avanza eso”, detalla el joven piloto.

En 2017 fue el primer boliviano en competir en esa prueba internacional, aunque lo hizo en la categoría Junior. Corrió en Italia, Francia, Polonia y España.

Tuvo un buen desempeño porque entre 16 competidores se ubicó en la séptima casilla.

“Espero poder sacarme tiempo en mi trabajo. Tengo una importadora de repuestos de equipo pesado, una constructora y una fundidora de acero. Es en sociedad con mis hermanos y todo eso me deja sin mucho tiempo”, explica el potosino.

Si al año logra volver al Rally Mundial lo hará en el grupo WRC2, en el que actualmente corre el boliviano Marco Bulacia Wilkinson y que el fin de semana estuvo en el Rally de Turquía, undécima fecha de la temporada.

“Como deportista he logrado cumplir el sueño de estar en el Rally Mundial Junior, que es lo mejor que me ha podido pasar, pero vamos a trabajar mucho para hacer unas carreras en el Rally Mundial” profesional, apunta Sebastián.

Lo que sí tiene claro —por ahora— es que no le llama la atención correr en el Dakar, lo que sí hizo su hermano mayor Orlando en 2017 porque “es más de resistencia, es muy distinto a lo que a mí me gusta, aunque tampoco cierro esa puerta para más adelante”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia