Marcas

La ‘U’ le da al Tigre una lección de efectividad

Derrota. The Strongest deja escapar otra opción para ganar como visitante. Después de un buen comienzo, el Tigre se vino abajo y Universitario lo aprovechó.

Gustavo Pinedo y toda la ‘U’ celebran el primer gol de ayer, mientras los jugadores y la barra atigrada lo sufren. Foto: Eduardo Schwartzberg

Gustavo Pinedo y toda la ‘U’ celebran el primer gol de ayer, mientras los jugadores y la barra atigrada lo sufren. Foto: Eduardo Schwartzberg

La Razón (Edición Impresa) / Ramiro Siles / La Paz

01:44 / 28 de octubre de 2013

Una vez más, y van… La falta de puntería en la definición le jugó otra mala pasada a The Strongest, ayer en Sucre, y por no convertir las opciones de gol que tuvo sobre todo en los primeros 20 minutos, terminó goleado ante un Universitario que, llegando menos, hizo cuatro tantos (4-2) —pudo hacer algunos más— y le dio al Tigre una lección de efectividad.

De paso, los atigrados terminaron humeando internamente por las notorias diferencias entre el técnico Eduardo Villegas y el volante Wálter Veizaga, que protagonizaron un capítulo aparte en el primer tiempo.

Los primeros minutos fueron atigrados. De hecho, a los 3’ el conjunto paceño tuvo dos llegadas como para convertir, una la conjuró un zaguero de la ‘U’ y la otra, el guardameta.

Acto seguido, tras un tiro de esquina, Reinoso cabeceó desviado de buena posición; después hubo un par de acciones más desperdiciadas por los gualdinegros. Así dejaron ir su mejor cuarto de hora del encuentro.

En cambio Universitario, que llegó con riesgo por primera vez a los 11’, en la segunda, a los 24’, abrió la cuenta mediante Pinedo, que estuvo atento al rebote que dio Vaca después de un fuerte tiro —a ras del piso— de Bejarano.

A partir de ahí comenzó el dominio local, más allá de que The Strongest tuvo otro par de chances; sin embargo, el que convirtió fue Universitario con un tiro libre del español De la Cuesta, con ayuda, porque el balón pegó en Reinoso y engañó a Daniel Vaca.

El Tigre se desdibujó, perdió marca en el medio y el local aprovechó para llevárselo por delante. Así, de un centro desde la derecha, Palavicini bajó la pelota que le sobró a Parada, tocó a Pinedo y éste definió (43’) para el 3-0.

En la segunda parte, la única forma para que llegaran los goles del Tigre fue mediante penal, ambos convertidos por Escobar (14’ y 40’), aunque un minuto después del primer descuento (15’) Universitario logró el cuarto, esta vez obra de Saucedo.

En los instantes finales, The Strongest ni siquiera pudo cuando Universitario jugó con un improvisado arquero (Diego Rivero) por la expulsión de Robles.

El cambio de Wálter Veizaga descompone  a los atigrados

Ramiro Siles Un duro intercambio de palabras, de grueso calibre, tuvieron el técnico Eduardo Villegas y el volante Wálter Veizaga, ambos de The Strongest, cuando en el primer tiempo (el partido ya estaba 2-0), el DT decidió reemplazar al jugador.

Cuando el futbolista dejó la cancha hizo un reclamo en voz alta que al entrenador no le agradó; entonces ninguno paró y se dijeron de todo, ademanes incluidos.

“Los goles son tu responsabilidad”, le habría dicho Villegas. “Nada que ver”, habría respondido Veizaga. Y ahí se inició todo.

La decisión técnica descompuso al Tigre en la cancha, donde perdió marca en el medio y Universitario se lo llevó por delante, como también afuera de ella, en la interna del plantel, reflejado en el mal humor de jugadores y la cara larga de Villegas.

Más allá de si fue o no correcta la determinación de sacar a Veizaga, la inclusión de Gabriel Ríos en su lugar aportó casi nada a un The Strongest que se desplomó en la marca.

Villegas también cruzó palabras con el colombiano Jair Reinoso, a quien tampoco le agradó ser sustituido.

Excepto Pablo Escobar, nadie quiso referirse al hecho. “Todos estamos unidos. Son calenturas del partido y eso queda ahí”, dijo el capitán.

Una patada de Vaca por atrás

  • No pasó nada

El golero atigrado estuvo envuelto en una discusión con un par de pasapelotas, uno de ellos se tiró al   piso fingiendo     un golpe que nunca existió.

  • Agresión

Al final entró un aficionado a provocar al golero. Éste  le lanzó una patada en     la espalda.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia