Marcas

Julio Baldivieso : ‘El dirigente le da poca oportunidad al técnico nacional’

El entrenador cochabambino fue elegido entre varios entrenadores de Sudamérica para integrar el Grupo de Estudio Técnico de la Conmebol.

Baldivieso entes de un entrenamiento de Always Ready. Foto: Luis Gandarillas

Baldivieso entes de un entrenamiento de Always Ready. Foto: Luis Gandarillas

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz

12:51 / 25 de julio de 2019

Julio César Baldivieso, técnico de Always Ready, fue elegido entre varios entrenadores de Sudamérica para integrar el Grupo de Estudio Técnico de la Conmebol que se  encargó de analizar sistemas técnicos y tácticos de todas las selecciones que participaron en la reciente Copa América de Brasil.

Baldivieso destaca el hecho como algo histórico para el fútbol nacional, lo que demuestra que en Bolivia hay DT capacitados, aunque critica que la dirigencia del país no los valora.

— ¿Cómo se dio la posibilidad de integrar ese grupo de entrenadores?

— Recibí una invitación de la Conmebol para participar del Grupo de Estudio Técnico en la Copa América de Brasil junto con técnicos de mucha trayectoria y experiencia como Francisco Maturana, Gerardo Pelusso, Nery Pumpido, César Farías y Matías Almeyda, entre otros. Fue algo histórico que un entrenador nacional se encargue de analizar, de hacer un seguimiento del  desempeño de las distintas selecciones.

— ¿Observaste a las 12 selecciones participantes?

— A mí me tocó en principio seguir a la selección venezolana en su sistema táctico, técnico, virtudes del plantel, del entrenador en primera fase y después una tarea similar con Paraguay. También se observó la parte estadística, los contraataques de cada selección. Con toda esa información se eligió el once ideal del torneo.

— ¿Qué experiencia te dejó el compartir con entrenadores destacados?

— Aprendí bastante como profesional, compartimos muchas cosas inherentes al fútbol y coincidimos en algo que nos extrañó bastante a todos: en el último tiempo han dejado de salir entrenadores sudamericanos a Europa y son pocos los que actualmente están trabajando en ese continente.

— ¿Es un llamado de atención para los entrenadores sudamericanos?

— Tiene que preocupar, porque se ha perdido espacio y son los técnicos españoles los que más cabida tienen ahora, incluso en Medio Oriente; pero en contrapartida, se tiene la información de que los entrenadores sudamericanos se dedican más a la formación. Nos decían, por ejemplo, que de Brasil salen cada año 1.500 futbolistas jóvenes y lo propio de Argentina.

— ¿En Bolivia salen pocos entrenadores?

— Lo que pasa es que aquí uno duda para seguir esta carrera, porque el dirigente le da muy poca oportunidad al elemento de nuestro país y no reconoce su capacidad. Desde 1993 para acá se da poca oportunidad a los entrenadores bolivianos, no obstante de que los resultados han demostrado que hay buenos profesionales y con mucha capacidad. También está demostrado que a los técnicos nacionales no les permiten hacer o cumplir con procesos, no nos tienen paciencia (los dirigentes). En el fútbol, los resultados no se dan de la noche a la mañana, es un proceso que tarda, pero los resultados esperados al final llegan.

— En el caso particular, ¿cómo te decidiste a ser director técnico?

— Comencé en 2008 cuando todavía jugaba en Aurora; el equipo venía mal en el torneo y el presidente del club me invitó a hacerme cargo. Hablé primero  con el profesor Félix Berdeja, quien dirigía el plantel, y después decidí hacerme cargo.

Así inicié mi carrera, jugamos lo que quedaba del certamen, estuvimos 21 fechas invictos y terminamos saliendo campeones, lo que me motivó para continuar dirigiendo.

  • Julio César posa junto a los entrenadores que analizaron el desempeño de las selecciones en la Copa América. Foto: Familia Baldivieso

— ¿Por qué en Bolivia los jugadores apenas se retiran o en la recta final de su trayectoria ya empiezan a dirigir? Ejemplos hay varios...

— Considero que se da esta situación por la vocación de uno y el amor que uno le tiene al deporte. En mi caso, me inicié a temprana edad como jugador y también como entrenador, ya han pasado más de 10 años de aquello.

— Recién decías que a los técnicos nacionales no se les permite hacer procesos.

— Después de unos años como entrenador me tocó dirigir la selección nacional y de repente en aquel momento no tuve la oportunidad de tener un proceso, no se reconoció el trabajo; hubo, además, muchas cosas de por medio que terminaron sacándonos de la selección. Fue un orgullo dirigir a la Verde y sueño con volver a tener otra oportunidad.

— En Bolivia salen pocos técnicos, pero también pocos jugadores para exportar.

— Hay pocos futbolistas que juegan en el exterior y pocos entrenadores emigran; pero hay que ser sinceros y tener claro que pesa la nacionalidad: a nosotros como futbolistas, primero, y como técnicos, después, nos cuesta el doble o el triple poder salir. Creo que en los últimos años somos pocos los que pudimos trabajar fuera del país, yo dirigí en Venezuela y Palestina; pero lo que más preocupa es que ni en el país nos dan oportunidad.

— ¿Cómo crees que está la formación de los entrenadores en el país?

— Aparte de salir de los institutos de formación, uno debe capacitarse constantemente. En mi caso, por ejemplo, estudié en el instituto de técnicos de Cochabamba y luego hice el curso a distancia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Los técnicos siempre tienen fracasos, pero hay que perseverar.

— ¿Tenemos técnicos formadores en el país?

— Creo que debemos capacitarnos en todos los niveles, también a nivel de dirigentes; pero en el caso específico de entrenadores, en divisiones inferiores deberíamos tener una gran apuesta capacitando a gente en la formación para tener futbolistas con buena base en todos los aspectos. La dirigencia, por otra parte, tiene una asignatura pendiente que es la de mejorar el trabajo de divisiones menores, que no es de lo mejor en nuestro país.

— ¿Qué factores pesan para que un exjugador triunfe como técnico?

— No siempre los grandes jugadores fueron buenos entrenadores, eso pasa a nivel mundial. Creo que la gran diferencia que tiene un entrenador es saber leer el desarrollo de un partido, me refiero a todos los conceptos, creo que aquello te da la experiencia, la capacidad. Es verdad que uno puede acertar o equivocarse, pero como todo en la vida, uno debe correr riesgos y tomar decisiones.

— Con lo que has conseguido hasta el momento, ¿te sientes un técnico realizado?

— Para nada, tengo objetivos por seguir y cumplir; si bien como futbolista cumplí mis sueños y objetivos, hoy por hoy tengo mucho por hacer y debo seguir capacitándome, superándome y sobre todo trabajar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia