Marcas

El deporte integrador

El Gran Premio Nacional de Automovilismo y Motociclismo —disputado en diez etapas durante dos semanas— cumplió en su trigésima edición el sueño —sobre todo de sus organizadores— de pasar por los nueve departamentos del país, como ningún otro.

La Razón (Edición Impresa)

23:58 / 18 de agosto de 2013

El Gran Premio Nacional de Automovilismo y Motociclismo —disputado en diez etapas durante dos semanas— cumplió en su trigésima edición el sueño —sobre todo de sus organizadores— de pasar por los nueve departamentos del país, como ningún otro.   

Desde ese punto de vista, la capacidad integradora a nivel social de las carreras volvió a quedar demostrada. Efectivamente, es difícil que el deporte competitivo llegue a determinados rincones como lo hacen autos y motos en este tipo de competencias, así sea por unas horas, y visiten lugares incluso marginales.

Ahí está la cuestión: el deporte debería ser, en estas ocasiones, el pretexto para que, aquellos que tienen el privilegio de vivir desde adentro la carrera, logren empaparse de culturas para la mayoría nuevas y palpar realidades tan diferentes a la que estamos acostumbrados en nuestro encierro del día a día, sean al mismo tiempo capaces de transmitir esas experiencias con una finalidad, la de llevar mejoras.

Cuán integradora puede resultar una carrera más allá de unir los nueve departamentos si quienes estuvieron en ella terminan sólo llevándose recuerdos, buenos y malos.

Pueblos sin luz y sin agua, y sin comunicaciones; caminos en malas condiciones, pobreza en algunos lugares extrema, han sido algunas de las imágenes recogidas por la retina de quienes pasaron por ciertos sitios que apuntalan la vulnerabilidad de una parte del país a la que le falta mucho por mejorar.

Los deportistas de estas disciplinas —autos y motos—, aventureros por excelencia, dispuestos a invertir más que a ganar, salvo la gloria de ser los mejores, tienen ante sí, cada año, la posibilidad de ver otras realidades, pero deberían preguntarse cuál ha sido su verdadero granito de arena para ayudar a quienes —según comprobaron— de verdad necesitan una mano.

Que el deporte sirva de verdadero integrador, a eso es a lo que hay que apuntar, y que el esfuerzo tenga una real recompensa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia