Marcas

Un duelo apasionante en el final

Gustavo de Rada sigue al frente de la clasificación de autos, pero Eduardo Terán le redujo la diferencia a 11 minutos, una nada a falta de dos jornadas para el final

Orureño. Aunque marcha último en la clasificación, Edwin Enríquez no da brazo a torcer. Reenganchado, su aspiración es llegar a la meta final. Ayer fue bien recibido en Uyuni.

Orureño. Aunque marcha último en la clasificación, Edwin Enríquez no da brazo a torcer. Reenganchado, su aspiración es llegar a la meta final. Ayer fue bien recibido en Uyuni. Víctor Gutiérrez.

La Razón / Jaime Ayllón / La Paz

02:00 / 16 de agosto de 2013

El Gran Premio Nacional de Automovilismo y Motociclismo Evo Morales tendrá una cerrada definición, hoy y mañana —cuando se cumplan las últimas etapas de la trigésima edición— entre los paceños de la categoría 3 Codasur Gustavo de Rada y Eduardo Terán, separados por sólo 11 minutos y 22 segundos a favor del primero.

En la octava etapa, corrida ayer entre Tarija y Uyuni (471,44 kilómetros de recorrido), Terán redujo la diferencia, que antes de la largada era de 19 minutos, cumpliendo una estupenda primera prueba de velocidad que a la postre le permitió ser el ganador de la jornada.

“Mantengo lo dicho. Tenía que reducir en este tramo y lo hice. Han sido valiosos minutos a nuestro favor que nos devuelven a la pelea por el primer lugar. Mañana (por hoy) vamos a tratar de hacer lo mismo. En la tierra tenemos más posibilidades”, dijo el piloto del coche número 4.

En el tramo matinal —corrido entre Tarija y Villazón (181,74 kilómetros)—, Terán le había descontado a De Rada unos nueve minutos; en el de la tarde —de Tupiza a Uyuni (204,70 kilómetros)—, el vigente campeón del Gran Premio Nacional —que busca la corona por tercera vez— logró recuperarse y le pudo sacar un minuto. “Lo de la mañana fue lamentable. Perdimos casi ocho minutos cambiando una rueda, la trasera derecha. Sucede que nosotros tenemos una pistola para aflojar los pernos, pero nos dimos cuenta de que no estaba cargada. Así que lo tuvimos que hacer manualmente y eso nos demoró mucho”, explicó De Rada sobre el único inconveniente que tuvieron en el día junto con su navegante, Adolfo Koch.

La etapa fue pesada. Salvo un tramo de asfalto, todo lo demás fue tierra. Los pilotos se quejaron por las condiciones del camino, que maltrató no sólo las llantas sino que provocó que las máquinas fueran muy golpeadas. “Hubo una calamina increíble, muchos pozos. En el segundo tramo el camino estaba con mucha piedra, prácticamente desecho”, manifestó el vencedor de la etapa.

Terán, que llegó lentamente a la meta porque las gomas de su carro estaban completamente gastadas, ganó la octava con 4 horas, 9 minutos y 52 segundos, mientras el tiempo de De Rada fue de 4h17’34”. La clasificación general sigue encabezada por De Rada, con 19 horas, 30 minutos y 6 segundos; contra las 19h41’27 de su principal oponente.

Aunque tuvo un retraso por problemas de embrague y caja en su auto, el paceño Osman Auza continúa al frente de la clasificación de la categoría 1.600 Libre; Eduardo Rojas sigue al frente de la Open, Rolando Castrillo de la 3 Febad y Eduardo Aramayo —el único piloto en 8 Válvulas—, que rompió el tijeral y entró a la meta con el tren trasero abajo, continúa en cuarto puesto tomando en cuenta a todos los coches.

Marco Rajib se retrasó en las motos, pero al final el tiempo perdido no incidió en la clasificación, pues todavía tiene un buen colchón para considerarse desde ahora ganador, siempre y cuando cuide su moto y llegue a la meta en La Paz mañana. Hoy se desarrollará la penúltima etapa entre Uyuni y Oruro.

Los datos

Uno y otro. Terán ganó ayer el tramo de la mañana; De Rada se impuso en el de la tarde. En total, el primero le sacó en la etapa ocho minutos de diferencia.

Un susto. Osman Auza, líder en la clasificación de la categoría 1.600, temió no llegar a la meta, debido a problemas en el embrague y la caja de su coche. En el enlace cambió ambos.

Roto. El coche de Eduardo Aramayo entró apenas a la meta. Unos 20 kilómetros antes rompió el tijeral. El camino fue demasiado duro.

Mañana, la última bajará por  la autopista

Rafael Sempértegui

La Federación Boliviana de Automovilismo Deportivo (Febad), que organiza el Gran Premio, confirmó ayer que la última prueba cronometrada se correrá mañana por la autopista,  entre el peaje de El Alto y la altura de la cervecería.

Está previsto que la largada se produzca a las 15.00. Desde ese momento, coches y motos bajarán a velocidad por el carril de subida. Desde una hora antes del inicio de la prueba, hasta su conclusión, la autopista estará cortada para la circulación vehicular.

Una vez que crucen la meta, los vehículos se dirigirán a plaza Murillo, donde será la llegada simbólica y se procederá al acto de proclamación de ganadores y la entrega de los premios. La última etapa tendrá tres pruebas de velocidad: Patacamaya-Coro Coro, Coro Coro-Viacha, y El Alto-La Paz.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia