Marcas

Juan Miguel Callejón : ‘Alcanzar el tri sería una gran conquista para Bolívar’

El español dice que optó por volver a Bolivia y a la Academia porque para su familia y para él es como su casa. Además, se lleva bien con el grupo de jugadores.

Juan Miguel Callejón cuando fue presentado hace algunos días. Foto: Archivo

Juan Miguel Callejón cuando fue presentado hace algunos días. Foto: Archivo

La Razón Digital / Jaime Ayllón / La Paz

11:53 / 31 de enero de 2018

Después de un año en el fútbol de Arabia Saudita, el español Juan Miguel Callejón regresa a Bolívar, club al que considera su casa. Su desafío es la conquista del tricampeonato y asegura que en la búsqueda del objetivo promete mostrarse como  un jugador maduro, más completo y que se exigirá mucho para poner su cuota en procura del éxito en la competencia local y en la Copa Libertadores de América. 

— ¿Qué Callejón observaremos en esta nueva etapa con Bolívar?

— Esperemos que el mejor  Juan Miguel. Es cierto que de momento llevo poco tiempo de trabajo o entrenando, pero  me siento bien porque me sirvió de base lo que hice en la vacación en España, contraté un preparador físico y no descuidé esa parte que es vital para afrontar una temporada larga. No sentí mucho estos días de trabajo con el grupo. Sé que mi vuelta será exigente, yo también me exigiré bastante para estar a mi nivel. Si llego al 100 por ciento en lo físico podré  contribuir al grupo y poner de mi parte para  competir.

— ¿Fue difícil pensar en retornar al fútbol boliviano y a Bolívar?

— No, no fue difícil. Está claro que uno debe buscar su camino. Cuando determiné dejar el club fue por mi bien y el de mi familia, había que aprovechar la opción de salir a jugar a otro país, conocer otro ambiente y cultura también te enriquece. Es verdad que tenía ofertas de otros países, pero opté por volver a Bolivia y a Bolívar porque para mi familia y para mí es como mi casa, con el grupo de compañeros nos llevamos muy bien, hay un gran ambiente y siempre recibí buen trato. Agradezco a la dirigencia y a la hinchada que me recibieron muy bien y ello me motiva a dar lo mejor de mí en el terreno de juego.

— ¿Maduró usted como persona y en lo futbolístico?

— Sí, salir de casa siempre ayuda. Acá estuve tres años y medio y me ayudó bastante a crecer en lo futbolístico.

Como persona soy muy humilde, muy familiar, intento siempre hacer de mi vida una rutina que conlleve con la profesionalidad que exige el fútbol. Sé que cuando tengo que jugar debo dar lo mejor, contribuir en lo colectivo es lo más importante porque en el fútbol las individualidades no logran objetivos, sino lo importante es el grupo.

— ¿Cambió mucho la interna del plantel a nivel de vestuario?

— No, sigue siendo el mismo, el 70 por ciento de la plantilla se mantiene, nos conocemos y ello facilitará la cotidianidad del trabajo. Algunos llegaron a reforzar el plantel, nos estamos conociendo, pero lo más importante es que fortalezcan al plantel en el plano futbolístico y en lo humano, que las relaciones diarias sean llevaderas para lograr objetivos

— ¿Cómo lo vio al técnico?

— Es un entrenador muy trabajador, se nota que sabe lo que quiere, es exigente y busca  implementar en lo futbolístico un juego de toque de pelota, rotación, dinámica y sobre todo buscar solidez en todos los sectores del equipo. Seguramente de a poco iremos mostrando lo que quiere, sabemos que en el fútbol todo tiene un proceso y se debe tener paciencia, la idea es llegar bien al primer partido de la Copa Libertadores ante Delfín Sporting en Ecuador.

— ¿Qué le parece el sistema del torneo Apertura?

— Conversamos al interior del grupo, pero en mi opinión no me gusta del todo, prefiero jugar un certamen de todos contra todos porque eso es lo que le da vida a un certamen; pero bueno, así está y hay que jugar. Buscaremos salir primeros del grupo para intentar jugar la eliminatoria siguiente y sobre todo llegar a la final.

  • Callejón se esfuerza en un entrenamiento en el estadio Libertador Simón Bolívar. Foto: La Razón

— ¿Cuál es su criterio respecto de los objetivos?

— Nos ilusionamos con alcanzar un tricampeonato, los compañeros hicieron gran parte de ese trabajo conquistando dos torneos seguidos y los que llegamos tenemos la obligación de pelear por el nuevo título porque Bolívar es un club de una gran historia. Imagínese alcanzar el tri sería una gran conquista. También debemos ser conscientes que los demás planteles se reforzaron muy bien, por lo que creo que será un campeonato muy competitivo, atractivo y bastante luchado. En la Copa tendremos rivales de fuste como Colo Colo, Atlético Nacional, clubes que saben lo que es disputar este torneo, y Delfín Sporting que no se quedará atrás porque los debutantes siempre llegan con ambiciones y hay que tener cuidado con ellos.

— ¿Volveremos a ver al Callejón goleador?

— De momento no lo sé, quiero trabajar bien, si estoy en óptimas condiciones físicas los goles llegarán; pero no hay que apresurarse mucho, sino pensar en que uno debe contribuir en lo colectivo, ahora si se dan las opciones de marcar también hay que hacerlo.

Estamos trabajando duro, hay dos torneos por delante y Bolívar siempre te exige subir escalones altos.

En la Libertadores no dejaremos de pensar que una vez estuvimos en semifinales y ahora intentaremos hacer más que  en esa oportunidad. Tuve tres temporadas buenas acá, ello me da confianza porque conozco el fútbol boliviano, pero siempre hay diferencias entre uno y otro torneo por lo que con el transcurrir de los partidos le iremos tomando ritmo a la competencia y ganaremos confianza.

— ¿Qué piensa su hermano gemelo, José María, de Bolívar y Bolivia?

— Mi hermano sabe que Bolívar es como mi casa. Con un poco de egoísmo no quiso que volviera porque estaremos lejos  uno del otro. Por ejemplo, no nos vemos desde junio del pasado año, es mucho tiempo, pero también yo formé mi familia y ello me ayuda.

Estamos en contacto a diario y además sabe que para mí Bolívar es todo.

— ¿Qué le puede decir a la hinchada?

Gracias por sus muestras de cariño desde mi llegada. A diario siento su apoyo, la gente que me reconoce se acerca y me da su confianza con mensajes de entusiasmo de que será un buen año para el club.

— ¿Qué rol le asigna a su familia en este desafío?

— Más que confianza te brinda tranquilidad. En estos días llegarán mi esposa, Alba, y mis dos niños, Álvaro de tres años  y Marco de cinco meses, por lo que con su presencia me sentiré más completo y tranquilo y solo tendré que pensar en el trabajo diario y en jugar. En el fútbol es importante el apoyo familiar, soy muy hogareño y eso también ayuda.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia