Marcas

Ramiro Vaca: ‘Mi papá me compraba pelotas, así empecé’

Hace poco menos de 10 días cumplió uno de sus sueños de niño, al convertir su primer gol como jugador profesional, el primero del 5-0 del Tigre sobre Sport Boys.

Ramiro Vaca festeja el único gol de la selección Sub- 20 en el Sudamericano. Foto: AFP

Ramiro Vaca festeja el único gol de la selección Sub- 20 en el Sudamericano. Foto: AFP

La Razón Digital / Marcos Bonilla / La Paz

10:44 / 21 de febrero de 2019

Ramiro Vaca Ponce es una de las promesas del fútbol boliviano que comienza a ser una realidad. Un jugador talentoso. Fue de lo más destacado de la selección Sub-20 en el reciente Sudamericano de Chile, donde marcó el único gol de la Verde en ese torneo. Y juega en The Strongest, al que llegó a principios del año pasado.

Hace poco menos de 10 días cumplió uno de sus sueños de niño, al convertir su primer gol como jugador profesional, el primero del 5-0 del Tigre sobre Sport Boys.

Se ilusiona, porque “no es algo descabellado”, con ser convocado a la selección boliviana mayor para la Copa América de Brasil.

— ¿Jugabas desde niño?

— Desde que tengo conciencia jugaba al fútbol. Mi papá (Ramiro Ernesto) siempre me incentivó, me compraba pelotas desde que era chico y así empecé.

— ¿Ibas a alguna escuela de fútbol?

— Comencé a jugar en Unión Central, tenía cuatro años y jugaba en la Sub-6. Después estuve en Tenis Soccer, la escuela del exarquero Cristian Bernadas, y luego en Quebracho desde la Sub-10 hasta el anteaño pasado.

— Por Quebracho te hiciste conocido, ¿es el club de tu padre, no?

— Él es un fundador. Villa Montes es un pueblo chico, ahí formó el club para que juguemos en el torneo de la Asociación de Tarija, entonces empezó a juntar chicos de mi edad y entrenábamos.

— ¿Por qué Villa Montes?

— Por cuestiones de trabajo de mi papá fuimos a vivir a Villa Montes, todo el colegio hice ahí; pero también he vivido en Yacuiba, en Potosí, en realidad en muchas partes por el trabajo de él.

— Y ahora te toca La Paz, aunque en un club profesional...

— A mi padre le ha salido un trabajo aquí, así que se vino toda mi familia. Es mucho más cómodo para mí y eso me ayuda bastante; en todo caso, ya te dije que no es la primera vez que nos toca vivir fuera de Tarija.

— ¿Tu padre fue pilar fundamental para que te dediques al fútbol?

— Sí, muy importante; pero no solo mi papá. Mi mamá (Esther), mis hermanitos (Pablo y Carolina), también mis tíos, mis primos. Todos en general me están apoyando, eso es algo fundamental para mí, una motivación extra y ese es el motivo fundamental por el que hago las cosas.

— ¿También estudias?

— El año pasado me inscribí en la universidad, pero por un problema de horarios no pude seguir. El problema era que tenía que pasar matemáticas los viernes o sábado a mediodía, no podía  porque terminaba de entrenar a esa hora, no me daba. Seguramente este año voy a volver.

— ¿En qué carrera?

— En Ingeniería Civil, pero fui muy poco.

  • Ramiro en familia, junto a sus padres y hermanos. Foto: Ramiro Vaca

— Hablemos de fútbol. Tuviste un buen inicio de año, primero con la selección Sub-20 y ahora con The Strongest...

— Con la selección hicimos una buena campaña, jugamos de igual a igual con grandes selecciones, con potencias sudamericanas. A Brasil terminamos metiéndole en su arco, lástima que perdimos tres partidos por 1-0. Lo único que nos faltó fue concretar.

— ¿Faltó trabajo?

— Hemos tenido un poco más de preparación respecto de lo que normalmente se hacía, ahora fueron tres o cuatro meses. Tuvimos una gira internacional con varios partidos amistosos que fueron de mucho beneficio.

— ¿Con más tiempo y mejores condiciones, el futuro puede ser mejor?

— Con un buen entrenamiento, con un buen proceso de trabajo se pueden hacer buenas representaciones. Yo creo que estamos a la altura de las otras selecciones.

— ¿Y el Tigre?

— Contento, porque hice buenos partidos (es tomado en cuenta como jugador Sub-20). Volví un domingo al club y al siguiente miércoles ya me tocó jugar.

— ¿Qué te dijo el técnico (Pablo Escobar) después de varios meses dedicado a la selección, regresaste y entraste a jugar casi de inmediato?

— Me explicó el trabajo que se había realizado hasta ese momento, los aspectos tácticos, cómo presionar, varios posicionamientos que quería que tenga, por suerte he captado todo rápido y la confianza que he tenido de él ha sido fundamental.

— ¿Estás cómodo donde Pablo te hacer jugar?

— Casi siempre he jugado de enganche, pero jugar de volante mixto o de volante de contención como me pone Pablo ya se me hace más natural; además me siento muy cómodo en esas posiciones junto a todos los compañeros, buenos jugadores, todos técnicos que te ayudan bastante y te dan confianza.

— ¿Qué significó ese tu primer gol como profesional ante Sport Boys?

— El primer sueño de cualquier jugador es debutar profesionalmente, después marcar un gol y ese día (9 de febrero) la verdad que lo había pensado mucho. Tenía la sensación de que iba a hacer un gol e incluso cómo podía convertirlo, siempre soñé con ese momento y más con los colores de un club grande como The Strongest.

— ¿Y se dio como lo pensaste?

— No, pensaba en hacerlo con un tiro de derecha, que es mi mejor perfil; no me imaginé que iba a ser de zurda, me quedó ahí y pude definir bien, me gustó mucho. También me dejó feliz que todos mis compañeros se pusieron contentos por lo que había conseguido, en ese momento sentí el apoyo que me brindan y también su cariño.

—  El hecho de que juegues más tiempo de los 45 minutos que obliga la norma, ¿es un buen síntoma?

— Para eso trabajo, lo he expresado en varias oportunidades que yo quiero jugar porque me lo merezco, todos los días me esfuerzo al máximo para ser un aporte, y no simplemente para el cumplimiento de la regla. Los cotejos que he jugado los he hecho de la mejor manera y me siento muy contento por haber aportado.

— Después de tan buen inicio, ¿qué objetivos tienes para este año?

— Primero, conseguir los grupales, el principal es el título, que creo que es lo más importante; después, en el tema personal, la intención es poder aportar al equipo con mi fútbol, con mi juego, hacer las cosas bien y por qué no soñar con una convocatoria para la Copa América, creo que no sería descabellado, así que a trabajar al máximo para poder aportar al club y seguir por este camino.

Perfil

Nombre: Ramiro Vaca Ponce.

Nacimiento: Tarija, 1 julio de 1999.

Familia: Ramiro Ernesto y Esther (padres); Pablo y Carolina (hermanos).

Trayectoria: Unión Central y Tenis Soccer (infantil), Quebracho de Villa Montes y The Strongest.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia