Marcas

La Razón (Edición impresa)

01:27 / 27 de mayo de 2013

Un puñado de hombres del fútbol cruceño ha coincidido en que la altura es el peor enemigo de los clubes de esa región en los torneos de la Liga. De esa manera halla explicación a los fracasos tanto de Oriente Petrolero como de Blooming en los más recientes certámenes de la principal categoría.

El título obtenido por Bolívar —el decimoctavo en su historia liguera— ha marcado la quinta corona consecutiva de un club paceño, contando desde la que la propia Academia obtuvo en 2011 (Fundadores de la Liga) y pasando por las tres continuas ganadas por su archirrival The Strongest.

En declaraciones a Señor Fútbol del viernes, los presidentes de los principales clubes, Miguel Antelo (Oriente) y Roberto Fernández (Blooming), el extitular orientista Luis Marcelo Roca y el periodista Bernardo Silva (Sucesos del Deporte), remarcaron la supuesta desventaja de los cruceños por tener que disputar cerca de la mitad de sus partidos en ciudades altas como La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Sucre.

El argumento en contra de la altura se ha convertido en un fácil expediente para explicar las derrotas, lo hacen las selecciones y los equipos del exterior cuando vienen a jugar y se van perdedores, y ahora sucede lo mismo con algunos clubes bolivianos.

No pasa lo mismo si el escenario cambia, es decir si en vez de derrotas estos mismos equipos logran triunfos, lo que sucede de manera continua; ahí la altura deja de aparecer en los primeros planos.

Revisando el último torneo liguero, los resultados se encargan de echar por tierra las razones que los cruceños esgrimen para intentar explicar sus fracasos deportivos.

Oriente Petrolero jugó diez partidos fuera de Santa Cruz, nueve de ellos en los considerados sitios altos: sólo sufrió tres derrotas, obtuvo tres victorias y tres empates. Visto de otro modo, de 27 puntos posibles ganó 12, algo que no puede considerarse una mala cosecha.

Blooming no puede quejarse de la altura si en el llano —en su casa— su equipo tampoco hace pie. Su campaña como local ha sido pobre: de 12 partidos sólo ganó seis, perdió cuatro (tres de ellos ante equipos del interior) y empató dos.

Lejos de buscar excusas, el mejor perdedor es aquél que sabe reconocer la supremacía del ganador. Por ahí pasa el verdadero sentido de juego y el fútbol lo es.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia