Marcas

La fe está por encima de la cábala en el Tigre

El fútbol no se libra de las supersticiones. Hay entrenadores y jugadores que practican rituales antes de los partidos. Sin embargo, en The Strongest está primero la oración

Al cielo. Luis Méndez, después de convertir un gol. Su agradecimiento tiene destino en las alturas.

Al cielo. Luis Méndez, después de convertir un gol. Su agradecimiento tiene destino en las alturas.

La Razón / Rafael Sempértegui / La Paz

00:29 / 23 de noviembre de 2012

A qué otro factor se debe el éxito que tiene un equipo en el fútbol? ¿Será que, al margen de su condición fubolística, física y técnica, en alguna proporción algo tendrá que ver la suerte?  La lista de ejemplos es amplia y variada de casos que se dan en las canchas, y tiene que ver con los rituales, ya sea de entrenadores o jugadores, sobre todo de aquellos que son supersticiosos.

Entrar al césped con el pie derecho, santiguarse antes del pitido inicial o tras el final, no pisar la línea de cal o evitar tocar el trofeo cuando se salta al campo si se trata de una final, son gestos que se asumen como naturales cuando, en el fondo, no son más que cábalas llamadas a atraer la buena suerte. En la actualidad, extraño es el futbolista que no practica al menos una de estas ceremonias. 

The Strongest, bicampeón boliviano, y que va camino a obtener el tricampeonato, algo de suerte debe tener al margen de sus méritos estrictamente deportivos. No todo es el trabajo diario, físico, fútbolístico, táctico e incluso motivacional. La mayoría de los jugadores también dice que juega la fe en Dios, un fuerte sentimiento religioso que ganó espacio más allá de las cábalas que algunos la mantienen o, en su caso, tratan de  combinar con su fe.

Escudriñando en la intimidad del plantel gualdinegro, la mayoría asegura que no tiene una cábala, más bien dice ser creyente en el Todopoderoso, aunque entre los más jóvenes sí se dan las supersticiones.

Para el capitán Pablo Escobar, la cábala es parte del folklore del fútbol, porque en realidad no define nada. “Yo creo que quienes son más cabaleros son los hinchas. Utilizan una gorra o algo que consideran que les trae fortuna, es parte del fútbol que todos disfrutamos”. Comentó que si algo especial maneja el grupo es la oración que todos los jugadores elevan a Dios poco antes de ingresar al campo de juego para disputar un partido.

Sacha Lima, otro hombre de experiencia, tampoco tiene cábala. Lo que hace es descansar bien, alimentarse mejor y encomendarse a Dios. “Antes del partido le pido por mi equipo, por mi familia y que me permita hacer las cosas de buena manera. Antes tampoco tuve ninguna cábala. En las concentraciones estamos metidos en cómo vamos a jugar. No llevo una polera o algo parecido”. Desde su punto de vista, la cábala es una costumbre que a veces se mete en la cabeza de un jugador porque las cosas le salieron bien, pero en algún momento se acaba. “Está ahí, no es buena ni mala”.

Enrique Parada nunca tuvo una cábala, pero conoce algunas de compañeros que tuvo en el camino del fútbol: “Cada uno piensa y hace lo que mejor cree. Personalmente respeto la decisión de una persona y la única apuesta es seguir con el trabajo”.

“No. No tengo cábalas. Yo sólo ando con Diosito nomás. La verdad es que nunca tuve nada de eso. En verdad, creo que he visto muy poco al respecto. Lo mejor es que hablamos bastante entre nosotros, sabemos qué cosas nos beneficiará y todo eso. Estamos tranquilos y con ganas de salir con mejores resultados.  Creo que luego de todo eso ya vendrá la recompensa”, explicó el volante Alejandro Chumacero.

De fotos, duchas y canilleras

Son pocos, pero están ahí. Algunos jugadores de The Strongest practican las cábalas porque creen en ellas, aseguran que lo hacen más por cariño y que para nada ellos apuestan su rendimiento o producción a alguna de esas situaciones. Eso dicen, es cuestión del trabajo específico que se realiza semana a semana.

“Siempre manejo mi Biblia y dentro de ella la foto de mi mamá con mis hermanos. Poco antes de entrar a la cancha, rezo y pongo la fotografía en mi calza, así los llevo en todo el partido. Es algo que siento, sé que la mayoría no tiene, pero esto es algo personal. En realidad es un gesto de afecto y apoyo, nada más”, afirmó     el centrodelantero Rodrigo Ramallo.

En tanto, el volante Wálter Veizaga contó que no es precisamente una cábala, pero que por una   creencia de que las cosas le irán bien es que, tras la charla técnica en las concentraciones y antes  de ir al estadio, se da una ducha. “Es una costumbre que tengo y me ayuda a entrar con más energía, confianza y casi siempre me va bien en lo futbolístico”.

Jair Torrico aseguró que le trae buena vibra y seguridad el colocarse las canilleras antes del calentamiento y exactamente a una misma altura. “Luego en la misma cancha no sé si es cábala, pero antes de que empiece el partido miro al cielo, con las manos semilevantadas, y rezo. Es una forma de darte confianza y seguridad de lo que puedes hacer en la cancha, es algo mental, pero seguramente no es lo fuerte, porque eso es el trabajo. En realidad eso es el 100%, la cábala es eso”.

El colombiano Harold Reina relató que tiene la costumbre de hablar a quienes llama sus “ángeles del cielo”, que son sus familiares fallecidos, para que no dejen de iluminarlo y protegerlo en la cancha. “Primero les doy las gracias, luego pido que me den luz y les digo que todo lo que hago siempre es para rendir un buen ejemplo. Es más espiritual, es como un amuleto de la buena suerte que nos ayuda a reforzar algo más la fe que todos tenemos”.

Cada uno tiene a qué aferrarse

‘Es posible que antes haya habido’: Pablo Escobar, capitán de The Strongest

“Ninguna, en absoluto. No tengo cábalas. Es posible que antes haya habido alguna, pero ni me acuerdo. Es algo que respeto, sin embargo no creo que por eso se gane o pierda un partido”.

‘Lo que siempre hago es orar’: Daniel Vaca, arquero gualdinegro

“No es cábala, porque no la tengo; pero lo que siempre hago es orar. Estoy seguro de que lo mejor es estar con Dios en todo. No hay mejor decisión que esa, la de estar con Dios”.

‘Antes de entrar me persigno’: Nelvin Soliz, volante atigrado

“Antes de entrar a la cancha me persigno, siempre, sin fallar en ningún partido. Eso me hace sentir muy bien. Llevo una polera blanca en la que dice ‘Amo a Jesús’”.

Atigrados dan prioridad a la gloria por el tricampeonato

No todos los años se está cerca, como ahora, de lograr un tercer título nacional consecutivo y por eso el primer plantel de The Strongest decidió darle prioridad al aspecto deportivo, poner toda su concentración en la búsqueda del “tri” y dejar de lado, por ahora, los intereses económicos. La gloria deportiva, ser por primera vez tricampeones, un título que ningún club boliviano ha obtenido en la Liga, es lo que más atrae a los gualdinegros.

El martes, los atigrados compartieron una parrillada e invitaron al presidente del club, Kurt Reintsch, y juntos hablaron del tema. Todos aspiran más que nunca al logro que está cerca.Reintsch felicitó a los futbolistas por la campaña que cumplen, les quitó presión al demandarles que jueguen, se diviertan y lleguen hasta donde puedan hacerlo, además les pidió paciencia en el tema económico.

“Por ejemplo ya está abonada la planilla de septiembre, pero para octubre nos estamos dando unos días, el equipo deberá tener un poco de paciencia. Noviembre también les pagaremos, hay una gran comprensión”, dijo el mandamás atigrado. La respuesta del plantel fue fuera de serie porque los jugadores destacaron el esfuerzo del presidente. Le dijeron que si bien sus necesidades estaban ahí, el equipo decidió dar prioridad a su campaña liguera.

El capitán atigrado, Pablo Escobar, sostuvo que no es momento de hablar de dinero cuando el equipo pelea cosas importantes. “De lo económico hay que hablar cuando se deba hablar, y cuando no hay que hablar, no lo hablamos. En estos instantes es más importante pensar en el trabajo, pensar en cómo hacer para tratar de ganar a Aurora. Nosotros confiamos en que se cumplan las cosas, porque la parte económica ya se dará”, afirmó el volante.

El portero Daniel Vaca, vicecapitán del Tigre, confirmó que hay deudas pendientes, que los jugadores tienen necesidades que las desean cubrir, pero la decisión del equipo es no distraerse con eso por la instancia decisiva en la que está el torneo. “Dijimos que tenemos varias finales que jugar, que las tenemos que ganar, porque estamos arriba y en casi todo el torneo mostramos la capacidad del equipo, así que no vamos a aflojar en la última parte”.

El portero destacó los premios extras que Reintsch, el vicepresidente César Salinas y los demás dirigentes como Aldo Burgos y Mary Carrasco les otorgan, quienes aportan con diversos montos para premiar al grupo por cada victoria lograda, eso al margen del sueldo.

Sacha Lima dijo que sólo se piensa en el objetivo grande. “En el grupo estamos pensando en el honor deportivo, en el gran objetivo de alcanzar otra vez la gloria. No pensamos en lo económico porque nos jugamos más de un campeonato, jugamos la posibilidad de ganar otro más de manera seguida. Eso que ningún equipo, entrenador o jugador logró en Bolivia. Está claro lo que queremos y soñamos”, aseveró.

Para 2013, el plantel no se toca

El presidente atigrado Kurt Reintsch adelantó que para afrontar la temporada 2013 no se irá ningún jugador del club, por lo menos hasta después de jugar la Copa Libertadores de América.  “Tengo contrato con la mayoría de los futbolistas hasta junio de 2013, así lo hicimos precisamente pensando en no desarmar el equipo y hacer una buena Copa”, dijo el mandamás gualdinegro, sobre todo descartando la transferencia de jugadores como Luis Méndez o Alejandro Chumacero.

De todas maneras, la aspiración de Méndez es jugar en el exterior y no se da por vencido. “Tengo 26 años y creo que es la edad justa, porque más adelante será complicado”, anotó. El Tigre, en cambio, se ocupará de traer algunos refuerzos, siempre y cuando sean necesarios. De momento, Reintsch considera que hay equipo para afrontar lo que viene.

“The Strongest tiene un gran plantel y una gran banca de suplentes; sin ánimo de ser orgulloso ni egocentrista, considero que el equipo está muy bien porque si algo o alguien falla, tenemos hasta dos jugadores en un puesto”. Sin embargo, el entrenador Eduardo Villegas anticipó que por lo menos requerirá un par de refuerzos, uno de ellos nacional, además cubrirá el cupo de extranjero que está libre.

Méndez volverá a la defensa

Un cambio

Por el momento sólo se vislumbra una variante en la alineación atigrada para el partido del domingo ante Aurora, la inclusión de Luis Méndez en la zaga, en reemplazo del expulsado Delio Ojeda. El entrenador Eduardo Villegas dijo que la alineación será conocida por los propios jugadores dos horas antes del cotejo.

Espacio reducido

El plantel atigrado reanudó ayer sus prácticas y cumplió un trabajo en espacio reducido. El DT había anunciado una labor futbolista para probar el equipo, sin embargo cambió de parecer y dividió   al grupo en tres grupos para efectuar la labor táctica.

El rival

Aurora, penúltimo en la tabla, será el adversario del Tigre pasado mañana en el estadio Hernando Siles y vendrá con entrenador nuevo, el argentino Marcelo Neveleff. “Lo único que nos puede preocupar es que sea un equipo con otra motivación por el cambio de técnico”, dijo Villegas.

Nueve de nueve

Después de vencer a San José en Oruro, The Strongest se dispuso a afrontar tres partidos consecutivos en casa con el objetivo de ganarlos todos para alimentar su gran chance de obtener el tricampeonato. Hasta ahora cumplió con el objetivo tras superar a Oriente y La Paz FC. Le falta ganarle a Aurora.

Etiquetas

Documento sin título

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia