Marcas

El fútbol como arma cargada de futuro

La prioridad de formar jugadores desde la infancia no excluye contratar figuras

La Razón / Julio Peñaloza Bretel / La Paz

00:14 / 20 de septiembre de 2013

El Barcelona se fija permanentemente en chicos de 9 a 12 años con aptitudes para ser incorporados en sus divisiones infantiles. De esa manera apuesta invariablemente por la prioridad que tienen sus políticas formativas que son las que garantizan la renovación para la sostenibilidad competitiva que viene demostrando hace más de cinco años con todos los títulos alcanzados bajo la dirección de Pep Guardiola, Tito Vilanova, Jordi Roura y ahora, en la misma senda, con la idea de que también pueda lograrlo el argentino Gerardo Martino.

Zico Junior o Antonio Marecaldi tiene nueve años, juega en la quinta división del BK Olympic de su tierra natal Suecia, pero sus rasgos físicos nada tienen que ver con los habituales de los nórdicos europeos, rubios casi transparentes por la blancura de sus pieles, ya que éste es moreno de ojos grandes y lleva en la cabeza un penacho a lo indígena mohicano, muy parecido al de la primera época de Neymar. A primera vista, entonces, parece un niño de favela brasileña o potrero argentino.

Todas las versiones periodísticas dicen que quien lo dirige en su equipo de la ciudad de Malmoe es su propio padre, pero por ninguna parte aparece el nombre del señor y menos una fotografía que lo identifique, al fin y al cabo, lo importante no es eso, sino que el Barcelona ha comprado el pase de este niño admirador de sus compatriotas Zlatan Ibrahimovic y Henrik Larsson que en los próximos días se trasladará a residir a la Ciudad Condal con toda su familia para enrolarse en las  filas de los benjamines y los cadetes de La Masía, esa formidable cantera de la que salen continuamente los grandes jugadores blaugranas que han nutrido a la selección española y la condujeron a convertirse en la mejor del planeta según resultados obtenidos en la última Copa del Mundo y en las dos últimas versiones de la Eurocopa.

Si Zico Jr. construye un itinerario vital ajustado a los preceptos filosóficos y pedagógicos de la casa de formación catalana que lo ha convertido en el mejor equipo en los seis últimos años, este ilusionado niño que cree que la experiencia “será fantástcia”, podría estar debutando en la primera división el año 2020, cuando ya sea un hombre hecho y derecho, un futbolista con todas las potencialidades que en el laboratorio en el que crecerá, ha gestado tratamientos como el del alargamiento de estatura de un chico bajito llamado Lionel Messi que era demasiado pequeño para el fútbol de alta competencia europea.

Mientras el Barcelona apuesta por la formación lenta y segura, sistemática y perfectamente planificada, directamente proporcional a cómo su primer equipo ejercita continuamente sus movimientos en el campo de juego, la otra cultura, la del Real Madrid, prefiere las contrataciones rimbombantes de millones de euros, sea para comprar, sea para vender. Es otro método, aunque sin excluir la importancia de las divisiones de niños y jóvenes, los de la Casa Blanca se distinguen por los descomunales gestos financieros y los terremotos mediáticos como cuando hace algunas semanas se anunció la incorporación del galés Gareth Bale por más de cien millones de euros y las transferencias de Gonzalo Higuaín al Nápoles de Italia y Mesut Özil al Arsenal londinense.

Todo lo que hay detrás de los verdes e impecables escenarios futbolísticos de Europa se mueve al ritmo de los grandes negocios, de las políticas empresariales con enorme sentido de anticipación e incluso de ciertas capitulaciones (no llevaba publicidad en su indumentaria) como la recientemente determinada aceptación de un esponsor como la línea aérea Qatar Airways que desde el primero de julio aparece en la camiseta barcelonista a través de una operación en la que la aerolínea del país que organizará la Copa del Mundo 2022 ha afirmado que se fijaron en la “pasión, orgullo, tradición y cultura” del equipo catalán, a siete años de haber ingresado con sus servicios en España.

La prioridad de formar jugadores desde la tierna infancia no excluye, sin embargo, que los culés puedan optar por contrataciones de figuras ya consolidadas como Neymar que se perfila como referente de la selección brasileña en el mundial del próximo año. Así tenemos que el Barcelona, dentro y fuera de la cancha juega todas sus basas a partir de una sostenibilidad que le permite el valor agregado del rendimiento regular que lo ha conducido a obtener en el último lustro todos los títulos posibles de cuantos disputa dentro España y en las competencias europeas.

Es posible constatar esa consistencia de estar haciendo las cosas con los mismos criterios rectores tanto adentro como fuera del campo? Definitivamente sí en el caso del Barcelona, y esto queda testimoniado con la incorporación de Gerardo Martino como entrenador que garantiza una línea de continuidad ajustada a los valores, ideales e identidad futbolística de este equipo, que como ningún otro europeo ha logrado una notable simbiosis entre las figuras emergidas de la casa propia con los extranjeros que hoy por número y calidad son predominantemente sudamericanos: Los argentinos Lionel Messi y Javier Mascherano, los brasileños Neymar, Danny Alves y Adriano, y el chileno Alexis Sánchez.

Si observamos el desempeño del equipo capitaneado por un portero cada vez más sólido bajo los tres palos, Víctor Valdés, en el debut en la Champions contra un bisoño Ajax, sin rayar a gran nivel, sin exigirse demasiado, nada más ejerciendo ese irrompible control de balón cuando el rival es frágil física y tácticamente, consiguió un 4-0 que le abre nuevamente las puertas al protagonismo acostumbrado en la Champions League.

Los grandes procesos futbolísticos en un universo donde la competencia se hace cada vez más obsesiva en la búsqueda de perfección, pasan, ineludiblemente, por visiones de futuro basadas en el trabajo de esos que se llaman ojeadores y que predicen quienes mañana estarán en posibilidades o no, de ser verdaderos cracks. Así, el Barcelona con la contratación de Zico Jr. puede explicar didácticamente todo lo que en su momento hizo con Messi, Xavi e Iniesta y por qué alcanzó esos resultados que para muchos lo sitúan como el mejor equipo de la historia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia