Fútbol

A Brasil le bastó un tiempo

El primer experimento de Soria en la Verde se saldó con derrota frente a los juveniles brasileños. En la segunda parte,   el debutante Lizio marcó el gol del honor

Marca. Ronald Eguino, zaguero de Bolivia, se tira al piso en procura de frenar al brasileño Luan.

Marca. Ronald Eguino, zaguero de Bolivia, se tira al piso en procura de frenar al brasileño Luan. cbf.com.br

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

03:19 / 11 de octubre de 2014

Bolivia cayó derrotada 3-1 anoche en Cuiabá ante una selección brasileña Sub-21 que fue superior en la cancha y liquidó el pleito en el primer tiempo del partido jugado en el estadio Arena Pantanal de Cuiabá. Sin embargo, lo mostrado en el segundo tiempo da para pensar en que es posible cambiar y mostrar actitud en la cancha.

Fue el primer ensayo previo al debut oficial de Mauricio Soria como técnico de la Verde, el cotejo no fue considerado Clase A —que lo juegan las selecciones absolutas y el brasileño es el cuadro que se alista para la competencia de fútbol de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016—.

Los juveniles locales fueron superiores en los 45 minutos iniciales, en los cuales el equipo boliviano no pudo asentarse en la cancha. A los dirigidos por Mauricio Soria les costó pararse; la defensa tuvo un arduo trabajo.  Fabinho y Wendell se encargaron de abrir el juego por las bandas y buscaron de forma constante a Thalles y Luan, quienes merodearon en el área y pudieron moverse con libertad.

El dominio dio sus frutos a los 14 minutos con una gran acción del lateral derecho Fabinho, quien con velocidad y gambeta se abrió campo en diagonal en la última línea boliviana y cedió la pelota en bandeja para que Thalles abra la cuenta con un toque de zurda totalmente libre. La dinámica de la canarinha fue constante; quería llevarse por delante a la Verde. El arquero Romel Quiñónez pasó muchos sustos.

Después, Luan aumentó la cuenta (40’PT), fue habilitado de manera magnífica por Thalles y libre de marca entró por derecha, y casi llegando al área chica definió con clase. En la siguiente acción (41’), Thalles marcó el tercero en otra rápida recuperación de la pelota en el mediocampo con Talisca más la cesión a Adenilson y el centro cruzado para que Thalles vuelva a marcar con un toque suave.

Eran momentos en que Bolivia no conseguió hilvanar jugadas y estaba vencida por un adversario superior. En todo ese tiempo no logró inquietar nunca a Jacsson. Con el encuentro resuelto, los chicos brasileños bajaron la intensidad en la segunda parte, y Bolivia tocó la pelota y se animó a jugar adelante.

A los 15 minutos, Damián Lizio anotó el gol del honor, recibió un pase largo de Óscar Díaz, bajó la pelota con derecha y de zurda le hizo un “sombrerito”  a Jacsson.  Cerca del final, Bolivia pudo aumentar, pero Arce no logró conectar un centro desde la derecha.

Destacado - Damián Lizio

En su estreno con la Verde cumplió con un golazo, pasó la prueba y será uno de los fijos en futuras convocatorias del técnico Soria.

El árbitro - Bien

El trámite del partido le ayudó a cumplir a Fernando Rapallini, quien no tuvo sobresaltos por la actuación correcta de los dos equipos.

Los datos

Trabajo

Mucho no se podía pedir a Mauricio Soria con apenas cuatro entrenamientos con la selección nacional. 

Calor

Dos veces, una en cada tiempo, el árbitro paró el partido para que los jugadores se hidraten. Se jugó a más de 30 grados centígrados.

Destacado

Romel Quiñónez ratificó que es el número uno de la selección, anoche fue protagonista de intervenciones que impidieron a los brasileños aumentar la cuenta.

La selección trabajará el día de las elecciones

La selección boliviana de fútbol tiene previsto entrenar mañana  —día de las elecciones en el país— en Santa Cruz para preparar la visita del martes a Chile en Coquimbo. La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) logró el permiso del Tribunal Supremo Electoral Departamental de Santa Cruz para circular. El director técnico Mauricio Soria programó en su plan de trabajo una sesión vespertina que se desarrollará en la cancha del club Blooming (16.00).

La delegación boliviana tiene previsto retornar hoy a Santa Cruz, el arribo será a las 13.00, procedente de Sao Paulo. Para la tarde se ha dispuesto el descanso del grupo; en la noche el grupo trabajará en el estadio Tahuichi Aguilera. Para jugar con Chile es posible que el DT haga cambios.

Lizio debuta en la verde con un gol

Bien el delantero

El delantero argentino naturalizado boliviano Damián Lizio no solo anotó el único gol del seleccionado nacional, sino que fue el hombre más dinámico      y movedizo que tuvo la Verde, aunque no tuvo la compañía respectiva.

Discreto debut

El mediocampista boliviano-sueco Martín Smedberg-Dalence  ingresó en el segundo tiempo y tuvo un discreto debut. No se lo vio muy dinámico, aunque sí intentó buscar al compañero mejor ubicado; se nota que es técnico con la pelota.

De menos a más

El estreno del delantero tarijeño Óscar Díaz no fue el deseado; en la primera parte pasó desapercibido porque la Verde no atacó. En el complemento se animó a ir al ataque y dio el pase gol a Damián Lizio.

Óscar Dorado Vega: ¿No era mejor alejarse de este riesgo?

La pregunta que moldea el título es válida para lo visto anoche y, acaso con mayores argumentos, de cara al martes. Bolivia, asidua a la improvisación (lo que lamentablemente no es ninguna novedad), aceptó encarar dos partidos absolutamente innecesarios. Más aún en la circunstancia presente. Con un entrenador que a raíz del escaso margen de trabajo no estaba en condiciones de aplicar conceptos y en esto cabrá liberar de responsabilidad a Mauricio Soria. Y seguramente también a los futbolistas. Porque en el Arena Pantanal —sobre todo durante el primer lapso— quedaron al descubierto, sin disimulo, los problemas que el fútbol nacional arrastra desde hace rato en el plano internacional.

Entonces, para continuar las interrogantes, es factible plantearse si no correspondía comenzar el ciclo con una labor interna, tendente, por ejemplo, a poner sobre la mesa una idea, a desarrollarla paso a paso, gradualmente, sin necesidad de una exposición que maltratara una imagen de por sí ya muy venida a menos.

Es pertinente dejar en claro que se perdió frente a un seleccionado Sub-21. Y si el resultado no cobró otro volumen de drasticidad fue porque Brasil, luego del tres a cero, sacó el pie del acelerador y los cambios de Alexandre Gallo debilitaron su estructura.

Hubo, por cierto, bastante de diferencia. Velocidad, precisión para el toque de balón, capacidad de recuperación y actitud de juego. No extrañó. Serán chicos pero vienen actuando juntos un buen tiempo. Son parte de un proceso y no es que se juntaron en pro de afrontar el compromiso, como los nuestros.

Uno imagina que durante el descanso (después que Thalles [2] y Luan superaran a Quiñónez) el sermón del entrenador se dejó sentir. Por eso, seguramente, el equipo lució algo mejor en el complemento —variantes mediante, también— y hasta descontó gracias a una lucida anotación de Lizio, que, dicho sea de paso, justificó la convocatoria. Bolivia debe encontrar una identidad. Y por supuesto que no es tarea sencilla. Demandará un esfuerzo mayúsculo inculcarla y asimilarla.

Podrá argumentarse que las fechas FIFA rumbo a la Copa América no son demasiadas, pero a la hora de evaluar la necesidad de enfrentar a adversarios mucho mejor dispuestos cabrá tener en cuenta lo acontecido en los recientes cotejos de preparación. Juguemos cuando sepamos que se han creado las condiciones mínimas. Por eso el desglose puntual de lo sucedido en Cuiabá es casi accesorio. Hay de por medio otro análisis, mucho más importante. Finalmente, ante una invitación caben dos opciones. Y optar por el no tampoco representa un sacrilegio futbolístico.

Óscar Dorado Vega es corresponsal en Bolivia de Fox Sports.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia