Fútbol

A la Academia le bastará un empate para entrar a octavos

Bolívar tiene gran chance para obtener la clasificación a la siguiente instancia: jugará como local ante Católica y no está obligado a ganar

La Razón / Ramiro Siles / La Paz

04:14 / 11 de abril de 2012

A pesar de la derrota, Bolívar tiene la sartén por el mango para buscar la clasificación a los octavos de final, pues será local ante Universidad Católica en el último cotejo del Grupo 3, que se jugará el martes en el estadio Hernando Siles a partir de las 21.30. No es que se trate de un partido fácil —porque persiste el recuerdo ingrato de lo ocurrido en Miraflores frente a Unión Española— pero la Academia tiene muy buenas posibilidades de pasar a la segunda fase.

Le bastará  con obtener un empate, aunque ese resultado lo ubicaría en el segundo puesto y, en ese caso, se enfrentaría en octavos con un ganador de grupo.Católica no tiene otra camino que vencer en La Paz para hacer suyo el pasaje.

Cumplidas cinco fechas en esta llave, Unión Española, con 10 unidades, ha asegurado la clasificación a la próxima instancia y a la vez el resultado de anoche echó por tierra las remotas posibilidades a las que se aferraba el Junior de Colombia, que se convirtió en el primer eliminado.

En la última jornada, el Junior recibirá a Unión Española el martes también desde las nueve y media de la noche, hora boliviana. Para que Bolívar sea el vencedor del grupo deben ocurrir dos resultados en los cotejos de la próxima semana: derrota de Unión Española en Colombia y victoria de Bolívar en Bolivia. Empatarían en puntos y habría que ver cómo queda el gol diferencia.

Ganó el que acertó más - Lorenzo Carri

Dos equipos contradictorios. Tienen jugadores para hacer fútbol con ojos abiertos y prefieren, como anoche, la carrera y el pelotazo. Terminaron agotados, claro, y no muy seguros de sí mismos. Ganó Unión Española, pero a Bolívar no le dolió mucho la caída. Salvo error o contradicción de los celestes, los octavos están a la vista.

Unión empezó ganando muy temprano (jugada preparada tras un córner, casi una rareza en estos tiempos), pero pese a que llegó bastante más que Bolívar, estuvo a punto de empatar la visita en una confusa jugada que devolvió el travesaño del arco chileno, dos minutos antes del final de la primera etapa.

Bolívar propuso —con ganas de usar la misma fórmula que le sirvió ante Católica— un fútbol a cien por hora. Unión Española lo imitó a medias, pero combinó mejor, utilizó los costados y llegó varias veces con peligro en los primeros veinte.

Bolívar no tuvo casi oportunidades (tal vez lo mejor fue un tiro libre de Campos), pero —como anoté en el principio— una distracción de Scotti y un remate de Cantero casi igualan el mejor juego y la mejor llegada de Unión Española.

Volvió a anotar el local a los veinte minutos del segundo tiempo merced a un contragolpe que encontró desperdigada a la defensa celeste: Jaime cabeceó ante la salida desesperada de Argüello y Herrera la tocó casi sobre la línea. El dos a cero (parece contradictorio) no tranquilizó a Unión ni le ayudó a resolver el partido. Siguió corriendo (por su cuenta, ya no imitaba a Bolívar) y rifó ocasiones al por mayor.

El partido pudo ser una siesta en los últimos veintitantos minutos pero un gol sorpresivo de Cantero —hubo un centro desde la derecha y una marca desprolija de los rojos— puso al equipo local sobre ascuas. Tanto que casi en el último minuto, entró Cantero al área, empujó y manoteó un defensor, y temblaron los dueños de casa y todos sus seguidores. Pero Heber Lópes dijo que no hubo falta, y por lo tanto no hubo penal, y tal vez tuvo razón.

Lorenzo Carri es periodista y estadístico.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia