Fútbol

Ahora, el City va por todo

El Manchester City es el club que más erogó en toda Europa, también el que mejor se reforzó para la Premier y la Champions

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Barraza / La Paz

00:01 / 07 de septiembre de 2015

El cuerpito inocente, yerto, hasta juicioso de Aylan boca abajo en una playa de Turquía es posiblemente el impacto más dramático que haya recibido la humanidad en los últimos tiempos. Esa foto del niño sirio ahogado es ya un símbolo de la desigualdad, de la mezquindad de quienes no aceptaron refugiar a su familia y, sobre todo, de la atrocidad de la guerra. El mar lo llevó hasta la orilla para convertirlo en un mártir y enrostrarnos las miserias humanas de los mayores. El agua le golpea aún la cara y al resto de los mortales, el alma. Ante tan terrible visión de la tragedia, que nos impactó hondamente pues los niños son la parte más noble de la vida, la columna sobre fútbol nos resulta banal, tan frívola que casi no podemos acometerla. Gracias a ese cuerpito yacente, atildado, con sus zapatitos todavía puestos y acordonados Europa parece abrir su corazón al drama de los inmigrantes. El Bayern de Múnich tomó la delantera donando un millón de euros para los refugiados. ¿Y el resto del fútbol qué…? ¿Qué de esta actividad que ha movido miles de millones en el último mes en una danza de transferencias casi obscena…?

No hay tema deportivo lo suficientemente serio para equipararlo. Pero la vida debe continuar. Y ahí vamos… Justamente en ese carnaval de fichajes en Europa, la liga estrella ha sido la Premier: ha gastado más de 1.200 millones de euros en traspasos. Es como que al fútbol inglés de club le ha caído la ficha de que es rico, atractivo y organizado, pero no debidamente competitivo. Está lejos de los clubes españoles, por debajo del Bayern, es casi menos que Juventus, está ahí con el Paris Saint Germain y el Porto. Como lo que sobra en la Liga Inglesa es dinero, pues salieron alocadamente de compras. El tema es qué comprar. No hay tanto bueno, y lo que hay no está suelto. Arsene Wenger fue criticado incluso por los hinchas de su club, pues el Arsenal apenas contrató un jugador, el veterano arquero Cech, quien ciertamente no concita furor. El público reclama novedades.

W enger se defendió con argumentos: “No falta el dinero para fichar, ni las ganas de hacerlo. El problema es encontrar los jugadores que hacen mejor a tu equipo. Lo que ha pasado con Martial lo refleja. Jugadores que pueden hacer más fuertes a los grandes clubes es lo que falta”. Philip Harris, director del club londinense, lo confirmó meses atrás: “Arsenal tiene dinero para fichar a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi”. El problema es que no están en venta. Por eso llevan promesas cada vez más jóvenes a precios irrazonables como Martial, de 19 años, quien fue del Mónaco al Manchester United en 50 millones de euros, más 30 en variables, de las cuales dos cumplirá seguro: hacer 25 goles y jugar 25 partidos en la selección francesa en los próximos cuatro años. Eso elevaría el pase a 70 millones. La tercera cláusula es más difícil: tiene que ganar el Balón de Oro de aquí a 2019. Vimos un solo partido de Martial (ante el Valencia), no abrimos juicio aún.

En ese desafuero de compras y ventas, el Manchester City es quien más erogó en toda Europa, también el que mejor se reforzó. Pagó al Wolfsburgo 75 millones de euros por el magnífico volante belga Kevin de Bruyne, destacadísimo en el último Mundial, un medio con dinámica, habilidad y gol; 68 por Raheem Sterling, el osado atacante proveniente del Liverpool; 44,5 por el duro zaguero argentino Nicolás Otamendi y luego pases de menos monto como Fabian Delph, centrocampista de la selección de Inglaterra (11,5 millones); Patrick Roberts, extremo derecho del Fulham adquirido por 7 millones y el centrodelantero turco Enes Unal (3 millones al Bursasport). Roberts y Unal tienen 18 años, Sterling 22, De Bruyne 24, Delph 25. Es la tónica actual: apostar por jóvenes, aunque cuesten pequeñas fortunas. Si alguno resulta un auténtico crack, amortiza a todos los demás.

S i el Fútbol Club Barcelona es posiblemente la peor plantilla de Europa (un equipo hipermillonario con 11 titulares y casi nulo banquillo), los celestes de Manchester son la antípoda perfecta. Además de apuntar a la juventud, Manuel Pellegrini reforzó todas las zonas del campo y ahora le sobra calidad y cantidad. Tiene dos arquerazos como Hart y Willy Caballero; cuatro zagueros altos y fuertes (Kompany, Mangala, Demichelis y Otamendi); dos laterales por banda, entre ellos Zabaleta y Kolarov; un medio de lujo con Yaya Touré, David Silva, Nasri, De Bruyne para la gestación, y Agüero, Sterling y el potentísimo marfileño Wilfried Bony arriba (lo contrataron en enero por 32 millones después de marcar 25 goles en el modesto Swansea). Si alabamos al plantel, va implícita la ponderación al entrenador. Porque no es apenas cuestión de dinero, hay que saber elegir. Le dieron 240 millones de euros al ingeniero chileno para que construya un superequipo. Y lo ha hecho. Ahora deberá demostrarlo con juego. En la Liga, apenas se abrieron los partidores, picó adelante. Tiene 12 puntos en 4 salidas al campo. Y aunque recién empieza el torneo, ya le sacó 5 unidades al Arsenal, al United y al Liverpool, y 8 al Chelsea, que son los cuatro que pueden pelearle el título.

En Champions le tocó el grupo de la muerte con Juventus, Sevilla y Borussia Monchengladbach. Sin embargo, le sobra cuadro. Pellegrini diseñó el plantel junto a un experto en la materia, Txiki Begiristain, quien fuera el director deportivo que armó el Barcelona glorioso que aún degustamos. Begiristain llegó al Camp Nou en 1999, contrató a Frank Rijkaard como técnico y a Ronaldinho, Eto’o y Deco, entre otros. Con ellos empezó todo.

La nómina del City no hace gran honor al fútbol inglés. De los 25 profesionales, hay apenas 5 ingleses, y solo dos de ellos titulares, Hart y Sterling (que nació en Jamaica pero vivió desde los 7 años en Londres). El resto se compone de 6 argentinos, 4 franceses, 2 belgas, 2 españoles, 2 brasileños, 2 marfileños, un serbio y un juvenil nigeriano.

El City ya ni piensa en su archirrival ciudadano —el United—. Ni en ganar solo la Premier. Ya pasó esa etapa. Ahora quiere sentarse a la mesa con el Barça, el Madrid, el Bayern, la Juve, el Chelsea. Tiene el técnico ideal y los jugadores adecuados. Va por todo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia