Fútbol

‘Ahora son nuestros héroes’

La selección boliviana visitó ayer el Colegio Militar y vivió emociones diversas. El cuerpo técnico y jugadores fueron tratados por los anfitriones con honores y un apoyo sin igual

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Asturizaga / La Paz

01:49 / 03 de octubre de 2015

Emotiva y conmovedora hasta las fibras más íntimas fue la visita que realizó ayer la selección boliviana de fútbol al Colegio Militar de Ejército Gualberto Villarroel, en Irpavi de La Paz, donde los futbolistas fueron tratados con honores. Pasaron 52 años desde la última vez que un seleccionado visitó ese recinto. En 1963, ahí se concentró la selección campeona del Sudamericano. Ayer le tocó el turno al grupo que está por iniciar un nuevo reto futbolístico internacional.

Desde el cálido recibimiento que los militares les dieron, el seleccionado sintió un respaldo sin igual a días de comenzar su participación en las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018, el jueves 8 de este mes, cuando reciba en el estadio Hernando Siles a Uruguay (16.00).

“Ustedes ahora son nuestros héroes”, fue el mensaje del grupo de cadetes y oficiales a los futbolistas, luego de ofrecerles una representación de un pasaje de la Guerra del Chaco, en el que soldados bolivianos dieron todo por el país a pesar de las condiciones de desventaja que tenían.

Les toca ahora a los futbolistas entrar a la cancha y hacer lo mismo por la camiseta Verde. Desde que asumió como seleccionador nacional, Julio César Baldivieso intenta generar patriotismo en los jugadores por encima de todo para apuntalar la tarea futbolística. Esa idea motivacional llegó ayer a su punto más alto.

Desde la llegada en bus al ColMil los seleccionados vivieron diversas emociones fuertes: primero fue la bienvenida en la puerta del recinto; luego, el viaje a pie hasta el patio de honor con escolta de caballería, y al llegar a ese lugar, el recibimiento de los oficiales —ubicados en dos columnas— con aplausos. Jamás los jugadores se imaginaron nada de lo que estaban viviendo.

A las 08.00 comenzó el acto de la iza de las banderas con la entonación del Himno Nacional. El coro unió las voces de los oficiales, cadetes, el cuerpo técnico y los jugadores de la Verde. El patio de honor retumbó y se llenó de sensaciones inexplicables. Baldivieso izó el pabellón tricolor; el zaguero central Edward Zenteno, la wiphala; y el golero Daniel Vaca, la bandera de reivindicación marítima.

El general de Brigada y comandante del Colegio Militar, Roberto Ponce, agradeció la visita. “Como los soldados damos la vida en el campo de batalla, estos hombres harán lo propio en la cancha, donde la palabra derrota no existirá. Cualquiera fuera el resultado siempre será una victoria si entregan todo en el campo”, les dijo el militar a los futbolistas.

Les instó a tener siempre presentes los valores de la disciplina, el honor y la subordinación, tal “como se forman aquí los cadetes para defender a la Patria. Ustedes para hacer lo mismo con nuestros colores (en la cancha). Seremos 10.000.000 de bolivianos representados por nuestros jugadores”.

Baldivieso ratificó en su intervención que una buena manera de motivar y tocar el orgullo es apelando al cariño a la nación. “Gracias a nombre de todos los futbolistas que van a tener el honor y la valentía de defender los colores de nuestra Patria”.

Luego comenzó la visita al Museo Histórico Militar, donde explicaron a los futbolistas parte de la historia de Bolivia y los conflictos bélicos en los que estuvo involucrada. Ahí se rompió el protocolo, pues los jugadores comenzaron a dispersarse por las salas, observaron atentamente uniformes históricos, banderas y armas.

Donde hubo mucha atención fue en la recreación de un episodio de la Guerra del Chaco. “Esto no se ve todos los días. Mejor motivación que ésta no hay, hubo lágrimas de jugadores y también del cuerpo técnico”, señaló Baldivieso.

Raúl Castro admitió que derramó lágrimas, pues se emocionó. A la distancia se pudo observar cómo jugadores como Sebastián Gamarra, Alejandro Meleán y Jhasmani Campos también expresaban su emoción al conocer situaciones que vivió el país.  Al final se dieron el gusto de disparar armas de fuego, el grupo se fue hasta el polígono y después de recibir instrucción se animaron, uno lo hicieron en posición de tendido y otros de pie.

Un día para el recuerdo

‘Ni en el 94 tuvimos esto’: Julio Baldivieso, técnico de la selección

“Es algo que no se puede describir, muy agradecido a toda la gente que nos atendió de una manera espectacular. Ni en la campaña de 1994 tuvimos este privilegio”.

‘Siempre hay cariño a la patria’: Carlos Lampe, arquero de la selección

“Pasamos un día fuera de lo normal, el cariño a la Patria lo llevamos siempre, aunque a veces parece que no es así. Sabemos que en cancha nos vamos a jugar todo”.

‘Lindo volver a recordar’: Rául Castro, mediocampista de la Verde

“Hice el premilitar, es lindo recordar el cariño al país, la subordinación y constancia. Me volví a encontrar con mi mayor, ahora es teniente coronel, él me dio el aliento para seguir”.

Zenteno y Vaca izaron la bandera

¿Capitanes?

Tanto Daniel Vaca como Edward Zenteno dijeron que fue casualidad que hayan sido elegidos para la iza de banderas; sin embargo trascendió que ellos son los dos capitanes de la selección. El técnico Julio César Baldivieso dijo que todavía no resolvió quién será el futbolista que lleve el cintillo en los próximos partidos.

Premilitar

Raúl Castro contó que hizo el servicio premilitar en la Intendencia General de las Fuerzas Armadas en Miraflores y allí conoció al ahora teniente coronel Luis Aparicio, con quien se fundió en un abrazo. “Este chico siempre fue un gran futbolista y creo que será uno de los líderes de la selección en el corto plazo”, señaló Aparicio.

En Camiri

También Yasmani Duk, quien orgulloso contaba a sus compañeros que sirvió a la Patria en uno de los Regimientos de la Cuarta División del Ejército en Camiri. “Feliz de saludar a quienes estuvieron conmigo esa vez, esto no es nuevo para mí”.

Disparos

La visita terminó con ejercicios de tiro en el polígono, los instructores se afanaron en preparar la munición y las armas para que los jugadores disparen a blancos situados a unos 100 metros. No todos tuvieron buena puntería “donde no hay que fallar es en el arco rival en esa guerra de fútbol que tenemos el 8 contra Uruguay”, matizó Cardozo.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia