Fútbol

Alejandro Schiapparelli: ‘Quiero volver a jugar y ser el de antes’

En 2011 sufrió una rotura de ligamento. Tras ser operado, volvió a la cancha; sin embargo, tuvo que parar de nuevo porque la lesión recrudeció; los médicos le dijeron que necesita otra intervención.

Otros tiempos, los mejores, cuando trabajaba en Bolívar. Después se marchó y finalmente se lesionó. Foto: Andrés Rojas archivo

Otros tiempos, los mejores, cuando trabajaba en Bolívar. Después se marchó y finalmente se lesionó. Foto: Andrés Rojas archivo

La Razón / Jorge Asturizaga / La Paz

03:23 / 25 de febrero de 2013

El 24 de abril de 2011 quedará grabado para Alejandro Schiapparelli en su base de datos poco gratos. Ese día disputó con la camiseta de Oriente Petrolero el clásico contra Blooming y en una jugada fortuita, en la que chocó con su excompañero Hugo Suárez, sufrió una distensión de ligamento cruzado posterior y anterior de la rodilla derecha, además de una fractura en la meseta de la tibia.

Jamás se le pasó por la cabeza que la lesión iba a ser tan rebelde. Cuando parecía que todo estaba superado regresó a la actividad futbolística, pero sólo para jugar tres partidos, porque le vino una recaída por un problema en los cartílagos.

Hoy esa realidad no ha cambiado y los médicos que lo atienden le recomendaron una nueva operación. Pronto ingresará de nuevo al quirófano en Argentina y confía en que esta intervención será la última; por eso apuesta por volver a jugar. Sin embargo, ha tomado sus previsiones, pues si no regresa a las canchas no se irá del todo del fútbol, ya que apunta a la dirección técnica.

— ¿Cómo describe su presente?

— Estoy bien, acompañado siempre de mi familia en Mendoza. También estoy haciendo otras cosas, siempre estoy atento a lo que pasa en Bolivia, de lo que están haciendo los clubes. A pesar de no estar jugado sigo ligado al fútbol de una u otra manera.

— ¿Cómo está su rodilla?

— Cuando me operaron la primera vez del ligamento cruzado se provocó una denominada infección hospitalaria que se volvió a comer el injerto que me habían hecho. Siempre estuve con limpiezas de la zona pero nunca me pude recuperar completamente.

— ¿Qué le han dicho los médicos, cuál es el diagnóstico que tienen?

— Quien ahora me está viendo me dijo que hasta que no me opere el ligamento cruzado no voy a poder volver a jugar. He estado intentando, tratando de evitar la operación para seguir en el fútbol en el nivel que tenía, pero es inevitable y voy a tener que hacerme operar de nuevo. Estoy siguiendo un tratamiento.

— ¿Ha podido hablar del tiempo de recuperación que demandará otra cirugía?

— Lo primero que sé es que tengo que tomar todos los recaudos necesarios para no apurarme y estar bien. Más allá de que siga jugando o no al fútbol, lo que quiero es que me quede bien la rodilla para el resto de mi vida.

¿Ahora su lucha es porque la lesión no lo doblegue?

— Seguro, siempre uno trata de salir adelante y espero que todo salga bien.

— ¿Ha pensando en la posibilidad de dejar el fútbol?

— En este caso no, sinceramente yo quiero volver a jugar y recuperar el nivel que me conocían en los clubes que estuve en Bolivia, es decir volver a ser el de antes. Sin embargo, uno tiene que evaluar todas las posibilidades, pero la ilusión siempre está, así que pienso ahora en recuperarme. Lo mío es el presente y de momento no me estoy fijando en largos plazos.

— ¿Cómo ve el torneo boliviano desde fuera de las canchas?

— He visto algunos equipos que están con un fútbol regular. Bolívar ha ganado cinco partidos seguidos, Oriente está en la punta y Universitario también está haciendo una buena campaña. Todo está parejo y, como siempre, se definirá en la última fecha. Siento mucha nostalgia porque uno siempre estuvo adentro y ver de afuera cuesta, pero la realidad indica que ahora otras son mis prioridades.

— ¿Tiene todavía alguna relación con Oriente?

— Terminé contrato con el club, no tengo nada más que ver, así que el pase está en mi poder.

— ¿Recibió llamadas para seguir jugando?

— Sí, pero tuve que contestar que no porque no está bien la rodilla, no estoy en condiciones de jugar. Arrastro esta situación desde mediados de 2011. Hice una pretemporada en Argentina pero me volvió a molestar y en octubre del año pasado volví a hacerme una limpieza.

— ¿Apunta a ser entrenador de fútbol?

— El primer año de estudio lo hice en Santa Cruz. Hace unos días regresé a Bolivia para recoger el certificado que me lo pidieron en Argentina para seguir la carrera. Estimo que hasta fin de año me recibiré como director técnico. Tengo contacto con alguna gente que me ha propuesto algunas cosas, así que estoy evaluando esas posibilidades para comenzar.

— ¿Viene seguido?

— Desde hace un año que no estuve por allí. Hace unos días regresé para arreglar algunas deudas pendientes que tenía. De a poco, la agremiación de futbolistas está haciendo que me cumplan algunas obligaciones.

— ¿Cuán cierta era la posibilidad de naturalizarse boliviano?

— Hice todos los papeles con la gente de la Federación Boliviana de Fútbol cuando estuvo (como entrenador) Gustavo Quinteros, pero sucedió lo de la lesión y lamentablemente no pude hacer más nada.

¿Qué piensas del partido que jugará Bolivia contra Argentina en marzo?

— Siempre para Argentina jugar en Bolivia es muy difícil, la última vez fue superada ampliamente. Creo que ahora las cosas serán diferentes, Bolivia deberá hacer un planteamiento inteligente para quedarse con un buen resultado. Será complicado para los dos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia