Fútbol

Bajter buscará reivindicarse en The Strongest

El uruguayo llegó anoche; admitió que por una lesión no le fue bien en el fútbol mexicano

Uruguayo. Maximiliano Bajter con sus maletas en el aeropuerto de El Alto.

Uruguayo. Maximiliano Bajter con sus maletas en el aeropuerto de El Alto. Pedro Laguna.

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

02:58 / 12 de agosto de 2014

El uruguayo Maximiliano Bajter, el último refuerzo de The Strongest para el torneo Apertura, admitió anoche, en el aeropuerto internacional de El Alto, que no le fue bien en el fútbol mexicano por una lesión que lo dejó fuera de las canchas durante dos meses, pero eso parte del pasado y ahora espera demostrar sus condiciones en el Tigre.

“Espero colmar las expectativas, para eso vine. Se puede dudar por lo que me pasó en México; pero tuve una lesión en el pie que me dejó fuera y eso me imposibilitó tener el ritmo que yo deseaba, pero aquello quedó atrás y hoy pienso solamente en The Strongest”, expresó anoche el charrúa, tras su arribo a La Paz.

Contó que llegó al club Veracruz a principios de año, pero consecuencia de la lesión su estadía fue corta, aunque no descarta que en un futuro vuelva a ese país.

Bajter pasará hoy por la mañana la revisión médica y seguramente después firmará su contrato con la dirigencia, aunque anoche dijo que está todo arreglado de palabra, su vinculación al atigrado será por un año.

Es poco probable que hoy se sume a los entrenamientos, aunque ya tiene muchas ganas de conocer a sus compañeros e integrarse a los entrenamientos. Reiteró —anticipó a Marcas el jueves desde Montevideo— que es un volante mixto, “me gusta llegar mucho al área rival, correr mucho en la cancha y espero hacerlo también acá”.

No obstante de que se trata de un mediocampista “tiene mucho gol”, según el DT Óscar Craviotto, quien lo dirigió el año pasado en Unión La Calera de Chile, y por eso lo pidió para reforzar al Tigre. No lleva una estadística de sus goles, pero manifestó que ya marcó más de 25, nueve de ellos jugando para el club chileno.

Sostuvo que conoce muy bien a Craviotto y a sus colaboradores, y  esa fue una de las principales razones que lo motivaron para llegar al Tigre, pero también porque “es un grande de Bolivia, con mucha historia, que siempre pelea arriba y juega Libertadores”.

También expresó que espera “salir campeón con esta camiseta”. El amarillo y negro del aurinegro son colores conocidos para Bajter, los mismos de Peñarol de Uruguay, donde dio sus primeros pasos en el fútbol y saltó al profesionalismo. Club del que, además, es hincha.

El DT ya va pensando en una posición para el charrúa en la cancha, aunque desconoce cuándo lo tendrá a disposición. “Tengo una idea vaga en la cabeza, pero al tener a (Alejandro) Chumacero y a (Raúl) Castro, está lindo, me gusta, porque juegan bien los tres, les agrada ir para adelante a los tres, pero vamos a ver cómo lo vamos a parar”.

Explicó que tiene características similares a las de Chuma, pero con otro físico, y no representará un problema para que puedan jugar juntos, además “los dos son desordenados” y con su forma de  jugar “también desordenan  a los rivales, y para nosotros por ahí termina siendo una solución, porque aparecen en posiciones que normalmente no los esperan”. Confía en que su aclimatación sea rápida porque ya jugó en ciudades de altura como Chile y México.

Los datos

Práctica. El plantel atigrado reanudó ayer por la tarde sus entrenamientos después del descanso del domingo. Se realizó una tarea regenerativa, complementada con labor física en gimnasio. 

Importante. El técnico Craviotto dijo ayer que el equipo siente la ausencia de Pablo Escobar, baja por expulsión, porque es un jugador importante fuera y dentro de la cancha, pero no es imprescindible.

Antecedente. La última vez que The Strongest visitó Oruro —el 18 de mayo— perdió por goleada 7-2. Para muchos atigrados el cotejo del viernes será una revancha.

Wayar y Ríos están para jugar

Diego Wayar y Gabriel Ríos, ausentes por lesiones ante Sport Boys, estarán a disposición del técnico Óscar Craviotto para el cotejo del viernes frente a San José en Oruro, por la segunda fecha del torneo Apertura de la Liga.

En cambio, se espera por la recuperación de Alejandro Chumacero (desgarro en la incersión del tendón de los músculos isquiotibiales) y Abraham Cabrera (microdesgarro en el glúteo medio derecho), quienes continúan en etapa de recuperación.

Tampoco jugará ante el Santo, el capitán Pablo Escobar, quien debe cumplir un partido más de suspensión por expulsión, sanción que arrastra del anterior torneo; pero ya estará habilitado para la tercera fecha, cuando el Tigre visite a Real Potosí en el estadio Víctor Agustín Ugarte (domingo 24). “Creería que Wayar y Ríos van a poder estar”, dijo ayer el técnico.

Es probable que Wayar, quien estuvo afectado por una contractura a nivel de tercio medial semimembranoso en la pierna derecha, recupere la titularidad como marcador por derecha, que se la ganó —de acuerdo a lo manifestado por el entrenador— durante los partidos de la copa de invierno; aunque el técnico admitió que Enrique Parada, quien se desenvolvió en esa posición ante Sport Boys, tuvo buen desempeño, “así que vamos a ver quién está mejor”. De Ríos, recuperado de una distensión del ligamento colateral interno, el DT dejó entrever que no estará para todo el partido, sí “para algunos minutos”.

Para visitar a San José, Craviotto está obligado a realizar un cambio en la mitad de la cancha porque ya no contará con Ernesto Cristaldo, quien entre hoy o mañana partirá a Paraguay para enrolarse al 3 de Febrero.

Cristaldo jugó el sábado como volante de contención junto a Raúl Castro, aunque con mucha libertad para ir al ataque. Su lugar podría ser ocupado por Wálter Veizaga  o Víctor Hugo Melgar. Hasta que Escobar pueda jugar, el técnico sostuvo que Luis Melgar y Rodrigo Ramallo comandarán el ataque.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia