Fútbol

Bejarano quiere quedarse muchos años en Europa

El defensor pasa por uno de sus mejores momentos futbolísticos en el Panetolikos FC de la liga de Grecia.

Diego Bejarano aprovecha una pausa en su club para compartir con su esposa Siahara Rojas y su hijo Diego.

Diego Bejarano aprovecha una pausa en su club para compartir con su esposa Siahara Rojas y su hijo Diego. Foto: Diego Bejarano

La Razón (Edición Impresa) / Marcos Bonilla / La Paz

00:00 / 13 de abril de 2015

Diego Bejarano Ibáñez (Santa Cruz, 24 de agosto de 1991) vive un momento feliz de su carrera en Grecia. En agosto de 2014 se fue a ese país europeo para enrolarse al Panetolikos FC de la ciudad de Agrinio y el balance en los primeros ocho meses es más que bueno, por eso se ilusiona con quedarse muchos años jugando en Europa.

El buen desempeño que ha tenido ha hecho que algunos de los grandes del fútbol griego (Olympiacos, Panathinaikos y PAOK), quieran contar con sus servicios en la próxima temporada.

“Me ha ido muy bien este año, he jugado 25 partidos de los 32 o 33 que ha disputado el equipo y he marcado dos goles. Soy titular acá y eso me ha ayudado para que otros equipos ya hayan preguntado por mí”.

Del tema se encarga su empresario, el argentino Alejandro de Bartolo. Las dudas se despejarán seguramente el próximo mes, pues la liga griega finalizará el 10 de mayo. “Entonces vamos a ver si me quedo acá o me voy a otro club” dentro de Grecia.

En el Panetolikos juega como lateral por derecha, la misma función que desempeñaba en The Strongest y también en la selección nacional.

El buen momento personal que pasa coincide con la buena campaña que viene realizando su club. “Ahora estamos séptimos y por lo que me han contado es una de las mejores”.

Cuenta que el fútbol griego tiene sus diferencias con el que se practica en el país, porque es más rápido, con más potencia física “y en general tiene buen nivel”.

Al principio le costó un poco, en los primeros dos o tres partidos; “pero después me acostumbré, tuve mi continuidad y eso me ayudó bastante”.

Aunque la liga griega no es de las más importantes de Europa y su club tampoco es de los más populares, asegura que la gente es muy apasionada y casi siempre los partidos se juegan a estadio lleno; además el Panetolikos “tiene un estadio muy lindo y un complejo, donde entrenamos, que es espectacular”.

Quizás en el momento más importante de su carrera, recuerda que dio sus primeros pasos dentro del fútbol en la escuela Semillero de Santa Cruz. En 2009 —poco después de cumplir los 17 años—, llegó a The Strongest. Fue parte de la plantilla aurinegra en el primer y el tercer título del tricampeonato. Para el segundo pasó a Guabirá a préstamo, porque no estaba en planes del técnico Mauricio Soria.

También integró la selección en varios encuentros de la eliminatoria sudamericana para el campeonato mundial de Brasil 2014.

El idioma es una de las principales dificultades

Una de las principales dificultades con las que ha tropezado Diego Bejarano en su estadía en Grecia es el idioma. “Es muy difícil el griego, pero estoy aprendiendo de a poco”.

También aprende el inglés, que se habla mucho en ese país europeo. Conocen ese idioma, por ejemplo, los latinos de su equipo (cuatro argentinos, un colombiano y un español) y también los extranjeros de otras naciones que son sus compañeros.

El técnico Makis Chavos transmite los conceptos en griego y es el preparador físico del plantel quien se encarga de hacer la respectiva traducción.

También su familia, su esposa Siahara Rojas y su hijo Diego (que nació en Agrinio hace cinco meses) tienen complicaciones por el idioma y el diferente modo de vida.

“Es muy difícil para todos”, dice y lamenta que ninguno de sus seres queridos de aquí pueda viajar para darles una mano. “Fue duro, nos costó bastante, pero estamos sobrellevando todo en nuestro primer año de casados”.

Cuando sale a comer con su esposa e hijo, y con amigos, o tiene que comprar algo del supermercado o en tiendas, ya no existen las dificultades de las primeras semanas, “porque algunas personas hablan inglés y si no lo hacen yo aprendí a hablar un poco de griego, eso me ayuda para poder comunicarme”.

Jugar la Copa América es su objetivo

No obstante de que ningún miembro del cuerpo técnico de la selección nacional que encabeza Mauricio Soria lo ha contactado para una posible convocatoria, igual se ilusiona con jugar la Copa América de Chile 2015.

“Siempre voy a estar a disposición para jugar en la selección, cuando ellos (el cuerpo técnico) lo dispongan. Lo que más quiero es ayudar a Bolivia, ya lo he demostrado cuando era convocado, y más ahora que se viene la Copa América. La verdad es que me gustaría a mí, y a toda mi familia”.

En 2012 dejó The Strongest porque precisamente Soria no lo tenía  en cuenta, pero eso no ha significado una ruptura en la relación con el DT. “Era muy chico y había buenos jugadores en mi puesto”.

A pesar de que se encuentra muy lejos, está pendiente de lo que pasa con el fútbol boliviano y sobre todo con lo que hace The Strongest, aunque ya no tiene ninguna vinculación con el club.

Trata de no perderse ninguno de los partidos que juega el Tigre en el torneo Clausura. “Lo veo por internet, sé que está peleando arriba”.

“La verdad es que extraño mucho Bolivia, por eso estoy bien informado de lo que acontece”.

Extraña a su familia y también a aquella —sus amigos— que dejó en el Tigre, pero asegura que “estos sacrificios son para que vengan muchas cosas mejores. Eso es lo que me alienta día a día”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia